El Infinito Juegos

The Game Awards 2017: Lo bueno, lo malo y lo feo

8 diciembre, 2017

author:

The Game Awards 2017: Lo bueno, lo malo y lo feo

En el ocaso de 2017 nos enfrentamos a dos realidades indiscutibles: Trump no hizo nada ni remotamente distinto al resto de presidentes gringos, y este 2017 fue un año la zorra para los videojuegos.

La cantidad de producciones que este año fueron dignos contendientes a “juego del año” es astronómica: Cuphead, Sonic Mania, Horizon Zero Dawn, Persona 5, Nier: Autómata, Nioh, Yakuza 0, Total War: Warhammer II, Forza Motorsport 7, Injustice 2, South Park: The Fractured But Whole, Divinity: Original Sin II, Prey, Wolfenstein II: The New Colossus, Resident Evil 7… ¡Y ni siquiera he empezado a hablar de Nintendo!

Puta, yo no tengo una Switch, pero estoy cada día más tentado en conseguir una, si Bayonetta 3 sale bueno y el próximo juego de Pokémon es exclusivo de Switch vendo un pulmón y la saco, porque este 2017 fue definitivamente el año de Nintendo.

Ayer fueron los Game Awards 2017, los premios Óscar a lo mejor de la industria, salvo que con aún más publicidad descarada y performances risibles, personalmente creo que los premios Bafta son más serios.

Pero este año estuvieron buenos, se hizo justicia donde era necesaria, se anunciaron juegos esperados (menos Devil May Cry 5, que brilló por su ausencia, Capcom conchetumare) se mostraron juegos que ya habíamos visto y en el fondo todas mis críticas son en gran parte quejas de vieja mañosa.

Lo Bueno

El inspirador discurso de Josef Fares, director de A Way Out

“The Oscars should fuck themselves up; this is the shit” me encanta la forma en que Josef agarra a chuchás al mundo entero, él es un gamer ante todo. Y su juego, A Way Out es terrible bacán, un Heavy Rain cooperativo ¿Cómo no amarlo? Aunque no mostraron mucho en el tráiler que no hayamos visto.

Persona 5 le partió el trasero a Final Fantasy XV

Al fin una gota de justicia en este mundo. Final Fantasy XV fue la gran decepción de 2017 (salió en diciembre de 2016, pero por la cresta que cuenta como parte de 2017) por no cumplir con ninguna de sus promesas y estancarse en un gameplay mediocre que quemó los puentes que le conectaban con su legado inmemorial.

Por eso el premio de Persona 5 es tan importante, no sólo lo puso en su lugar sino que lo hizo jugando con las reglas clásicas que hace 30 años cimentó la franquicia Shin Megami Tensei: Gameplay por turnos, estrategia por sobre “gráficos bonitos, y una historia que vale la pena vivir”.

Hellblade: Senua’s Sacrifice le voló la raja a un montón de indies culiaos penca

Hellblade está bien lejitos de ser perfecto, pero su concepto es sólido y está implementado como los dioses, la idea de hacer de un videojuego una experiencia multisensorial (si lo juegas con audífonos cambia radicalmente, es una hueá de otro planeta).

Te puede interesar:   Plan9 Recomienda: Atlantis, el Imperio Perdido (2001)

Ahora su competencia, salvo What Remains of Edith Finch que es terrible bueno, fue super mediocre, y el triunfo de Hellblade viene a demostrar un hecho que nosotros ya sabíamos hace años: Los Indies pueden dar cara en el mercado triple A.

Cuphead ganó mejor dirección de arte

Y hablando de Indies, este premio lo veníamos viendo hace meses. Cuphead ganó justamente un trofeo no sólo al esfuerzo, sino que además al futuro de la industria. Necesitamos más Cuphead en nuestras vidas.

TODOS los premios de Nintendo son bien merecidos, incluso los que me molestan

Si… No jugué ni Zelda ni Mario, pero los he visto de cerca. Sé que a los fans hardcore de Zelda no les gustó mucho Breath of the Wild por una montonera de razones, pero eso no les quita que ese juego por sí sólo salvó a la Nintendo Switch del hundimiento, es genial.

No me agradó mucho el premio al juego de los Rabbids+Mario, pero indudablemente estaba en una categoría reñida y no ganó sin antes haber demostrado su poder.

Metro Exodus se ve choro

El tráiler habla sólo, nada que agregar.

Dreams, finalmente están haciendo cosas concretas con la realidad virtual

Es como Little Big Planet, pero bueno. Esperemos que no se quede sólo en promesas. Este juego puede ser el punto de infección para la tecnología de realidad virtual, el juego que justifique comprarse un par de lentes VR.

Soulcalibur VI es un reboot

Sophitia se ve joven, es de esperar que le hagan justicia al clásico Soul Edge, además de volver a la forma de la trilogía original. Personalmente y en una opinión algo polémica, Soul Calibur III es el mejor de la saga, y lo que debieran aspirar a ser.

Hideo Kojima y Guillermo Del Toro siguen siendo amiguis

Lo Malo

Geoff Keighley, por favor detente

Eres el animador menos animado de la historia, te mereces un chilito en las gónadas. Está bien que produzcas la weá y todo lo que quieras, pero tu performance es risible y solapada, no tienes perdón por tus pecados de Doritos y Mountain Dew, people don’t forget.

Kojima no ha mostrado literalmente NADA de Death Stranding

Queremos gameplay por la rechucha, no humo.

¿Cómo The last of Us II le gana a Red Dead Redemption II? Más esperado mis calzones

Son unos cerdos, Red Dead Redemption II en un tráiler mostró muchísimo más que The Last of Us II en tres teasers. Voy a impugnar esto, es un abuso.

Te puede interesar:   Sleeping Dogs será una película (protagonizada por Donnie Yen)

Total War: Warhammer II no ganó nada

Es terrible que el mejor juego de estrategia de 2017 haya perdido frente a los conejitos culiaos de Ubisoft. Una injusticia y una puñalá en la guata a la secuela definitiva de Total War.

Divinity: Original Sin II tampoco ganó nada

Puta aquí me hicieron elegir entre mis dos hijos: Persona 5 y Divinity ¿Que hubiera elegido yo?¿Qué hubiese hecho Oscar Wilde en mi lugar? Son las preguntas que no me dejan dormir por las noches.

Lo Feo

Bayonetta 3 es exclusivo de Nintendo Switch

Platinum se enamoró de Nintendo y ahora mira por sobre el hombro al resto de peatones que no podemos financiarnos una Switch.

Ni mearon a Yakuza 0

¿Ni siquiera una nominación?

¿Overwatch sigue ganando premios? Corténla, por favor

Blizzard cree que inventó la rueda con su Overwaifu, que se vaya a cocer tapioca que sólo le puso culos y ultimates a Team Fortress, no es necesario que gane dos años seguidos ni de lejos, un abuso.

En fin, fue una ceremonia interesante, la orquesta estuvo entretenida, el cameo de Conan O’ Brien estuvo bien y no hubo incidentes dignos de risa.

Me molestó que algunos de los premios fueran entregados fuera de cámara, pero no se puede hacer mucho al respecto.

Me parece positiva la evolución de la ceremonia, desde que se llamaban “Spike Game Awards” y era un comercial largo de EA y Activision, hoy se siente más centrada y hasta me arriesgo a decir que profesional.

Comenta o muere