fbpx
El Infinito Recomendamos

Si te perdiste la nieve, acá hay 9 obras para lidiar con la pena

15 julio, 2017

author:

Si te perdiste la nieve, acá hay 9 obras para lidiar con la pena

Han pasado exactamente 10 años desde la ultima vez que nevó en la capital, pero esta vez a diferencia del 2007, los copos de nieve cayeron a la hora de la corneta y lo más tragicómico es que luego se puso a llover haciendo desaparecer en muchas partes la evidencia de la nevatón santiaguina.

Lo más probable es que te los hayas perdido. Mientras todos tus  amigos subieron fotos a Instagram y Facebook del hito histórico. Mientras te encierras como un Grinch en las cuatro paredes de tu casa, puedes darle una vuelta a este oportuno clickbait, donde te presentamos 9 obras para quitarte el empacho al no haber visto nevar este 2017.

Agradecimientos a Patricio Miñano por la foto de culto.

9.- Jack Frost: Terror en la nieve (1997)

No es extraño que vivir el “sueño americano” de hacer un mono de nieve nos haya calado en el subconsciente durante una gran parte de nuestras vidas.

En los 90’s fuimos hijos de la televisión y de todas esas películas y series gringas donde los pendejos luego de un día de nieve, les cancelaban las clases y salían corriendo a hacer figuras,  ángeles de nieve o tirarse en tablas de madera por ella.

No les mentiré, Jack Frost es una película de mierda de clase B, pero que trata de combatir ese estandarte de felicidad con… un muñeco de nieve asesino. Es cosa de ver el trailer para que se den cuenta que la película va a fallar en todos los intentos por asustarte, pero si la ves desde otra perspectiva y un vino navegao, podría resultar en un muy buen panorama.

8.- Donkey Kong Country (1994)

Si de videojuegos se trata, en nuestra infancia tuvimos la oportunidad de enamorarnos de la nieve a través de diferentes títulos que la ocupaban como paisaje, recurso en la trama o para sumarle dificultad a los niveles.

Ejemplos hay muchos, Snow  Bross, el legendario SkiFree, las etapas de nieve de Sonic 3 o Megaman X.

Pero si de pasar la maña se trata, Donkey Kong nos otorga una justa medida de infancia, nieve y dificultad. Nada como descargar un emulador para tu celular o PC  y disfrutar de uno de los mejores juegos y personajes de la Snes (o Super Nintendo).

7.- The Grey (2011)

Una palabra: Liam Neeson.

Al igual que con los muñecos de nieve, en occidente nos hemos pasado idolatrando a ciertos animales, los lobos en muchos casos es uno de ellos.  Pero al tener a los perros como aliados y mascotas durante siglos, nos hemos olvidado del factor “salvaje” que se desprende de estos animales y su naturaleza “más agresiva”.

¿Quien diría que una película con una  manada  de lobos como antagonistas podía ser tan entretenida?

Eso es básicamente The Grey, Liam Neeson junto a personajes que no recordaremos, viajan en avión y se estrellan en la helada Alaska y en su camino por sobrevivir, deben enfrentarse a una jauría de lobos que les van a hacer chupete a todos,  excepto a Liam,  obvio, si fuera Sean Bean la  película dura 15 minutos.

6.- 30 Días de Noche (2004)

Con una adaptación al cine de nombre homónimo, 30 Días de Noche o 30 Days of Night, es la historia de un pequeño pueblito en Barrow, Alaska. Donde sus habitantes en invierno, durante 30 días no ven la luz del Sol. Un clima perfecto si eres un clan de vampiros sedientos de sangre.

Un Sheriff y su esposa, deben defender el pueblo de los chupa sangre que atacan, desmiembran y cazan a todos los humanos que tienen a la vista, muchas veces de una manera cruel pero exquisita <3

Aunque muchos la conocen por la película, el cómic tiene varias secuelas que continúan con la historia e incluso hay capítulos donde Mulder y Scully han aprovechado de hacer su aparición.

Un imperdible, si en este momento odias a todos los que aman la nieve y deseas su muerte.

5.- El Cazador de Sueños (2001):

Clasificada por algunos fanáticos como el IT SCI-FI. Esta novela de Stephen King cuenta la historia de cuatro amigos y como su vida es cambiada por Douglas “Duddits” Cavell, que les otorga un don a cada uno.

Ya de adultos, los chicos se reúnen una vez al año para compartir y recordar los buenos tiempos, pero en su última reunión descubren que se encuentran en medio de una invasión alienígena que desata un virus llamado “The Ripley” (aaawww Stephen, gracias por esa cita a Alien, te amamos) y deben “combatirla”.

De hecho, el apodo de la novela no esta muy lejos de la verdad, porque tiene una conexión muy cercana con el payaso Pennywise dentro de la historia. Ir más allá sería irme de spoilers. Pero algo que si les puedo contar sin afectar su experiencia con el libro, es que en su adaptación cinematográfica, como siempre, cambian un par de cosas de la trama pero se caen en una importante:

Los extraterrestres en la película deben ser eliminados con fuego, a lo The Thing de John Carpenter, mientras que en el libro lo que los mata es el frío, algo que afecta mucho la trama porque los invasores se encuentran en una carrera contra el tiempo para poder extender la infección.

4.- Mushi-shi (2005)

Aunque su historia nos hace viajar por todas las estaciones del año, pero son sus capítulo de invierno, los que desprenden un arte maravilloso.

Bosques y montañas son transformados en un frondoso mundo de reluciente blanco, como si estuviéramos frente a un antiguo cuento de hadas. Saca a relucir lo más hermoso de la  nieve a nivel artístico y también lo más crudo de ella, a nivel de trama.

Basada en el manga de Yuki Urushibara, su animé con 2 temporadas, nos lleva por el camino de los mushi, criaturas que han estado viviendo en el mundo incluso antes que los humanos y aunque en ocasiones interactúan con ellos dotándolos de habilidades, muchas veces tiene un alto costo que incluso les puede llegar a causar la  muerte.

Más?
Desde One Piece hasta HunterX: Estos son los mangas más vendidos del 2018

Es aquí donde aparece Ginko, un mushishi o especialista en estas criaturas y capítulo a capítulo mediante las historias de su recorrido por un Japón casi feudal, vamos conociendo más de este mundo que fusiona la biología con la mística ancestral del folclore nipón, de una manera alucinante. Es una obra de arte.

Su primera temporada esta disponible en Netflix (wink wink).

3.- Calvin and Hobbes: Un mundo mágico (1996)

El último de los libros de Calvin & Hobbes que tuvimos la suerte y honor de recibir de la mano de Bill Waterson, autor que nunca quiso ceder los derechos de autor para realizar merchandising y adaptaciones de su obra a películas o series animadas.

Fue tanto el hueveo de los fans y las editoriales que terminó odiando la industria y en 1995 decidió abandonar su obra y dejar tirado el proyecto.

El cómic retrata las aventuras de un niño y su tigre de peluche, que gracias a la imaginación de Calvin cobra vida.

Es una obra que como adulto logra conectarte con tu niño interior y contiene una alta reflexión hacia la vida moderna  que llevamos. Y para los más pequeños suele ser una increíble entrada al mundo de las historietas y la lectura.

Un Mundo mágico es acerca de este par de amigos, el invierno y sus vacaciones en esta época.

2.- Wolf  Rain (2003)

Una serie super infravalorada. Un anime de Keiko Nobumoto, que en paralelo fue sacando su versión en manga,  los diseños de personajes tienen a Toshihiro Kawamoto al mando y en la música nos encontramos a Yoko Kanno. Como curiosidad este trío se hizo conocido por su trabajo en Cowboy Bebop.

Un futuro post-apocalíptico, donde la naturaleza y el medio ambiente han desaparecido casi por completo, y la mayoría de la población lucha por sobrevivir con una pobreza extrema a cuestas, excepto por una casta de personas que se hacen llamar los “nobles”.

Existe una leyenda que dice que los lobos son criaturas místicas y llegaron a este mundo desde el paraíso, junto a la Dama de las Flores son los únicos que pueden restablecer la ecología en el mundo y “reiniciarlo”.

En la serie, los lobos supuestamente se extinguieron hace 200 años atrás, haciendo que esta historia ya no sea creída por muchos. Pero en realidad los lobos se han convertido en seres expertos en ocultarse y viven entre los seres humanos, e incluso  imitan sus voces.

Frente a la lista, la nieve es mucho más que un escenario que le da un bonito fondo a la historia. Los protagonistas deben enfrentarse a temperaturas extremas, y aunque maravillo en cuanto a su arte, queda claro que bajar la guardia un segundo frente al invierno, puede ser la perdición, se transmite muy bien esa idea del frío y el peligro constante.

Juega mucho con los colores de la nieve, algo atípico porque en el imaginario para nosotros siempre es “blanca”. De la misma manera genera contrastes exquisitos, un simple ejemplo de ello, es que algunos lobos son blancos y se deben diferenciar de la nieve de fondo, algo que quizás suena medio ridículo pero tiene un alto impacto visual sobre el espectador.

1.- Batman: La mascara del fantasma (1993)

Se gana el primer lugar por un sencilla razón (además de temática de invierno, nieve, dah), bueno, dos razones. Esta película cuando era un pequeño retoño, la pasaban dando en el Cartoon Network.

No había Navidad o época de invierno en que no aprovecharan de meterla en la programación y se volvió una cinta que añoro y me evoca nostalgia. Aunque es una distinta, porque la película nos presenta un Batman único y diferente.

Y ahí se desprende la segunda razón, hace unos meses salió el juego de Batman de Telltale Games y su premisa era que por primera vez íbamos a dejar la acción un poco de lado para dar paso a la faceta de detective, la deducción  y lógica que tanto han caracterizado a Batsy a través de los años.

Eso se encuentra en cada fibra de esta película animada. Además de presentarnos un Batman que ya tiene su reputación armada en Gotham y no tiene que descubrir sus orígenes o encausar su camino como encapuchado. Estamos frente a una línea más lógica, una arista del personaje que resuelve casos y tiene que quitarse la mancha de asesino de encima porque hay un tipo que también viste de negro pero anda matando mafiosos.

Batman Begins bebe descaradamente de muchas de las ideas y escenas de está película e incluso rinde culto al cómic Batman: Año Uno.

Si aún no los logro convencer, la cinta tiene una estética dark art-decó que dota a ciudad gótica de una atemporalidad, y su banda sonora es espectacular, se convirtió en icono de culto con el pasar de los años y les dejo su main theme para que la disfruten.

Síguenos en Facebook e Instagram, y aún estás a tiempo de sacar el hielo del refrigerador y armar tu propio muñeco con juegos de azar y el barro-nieve que quedó afuera.

Just Saying.

Comenta o muere