fbpx
Cine + Series Cult + Mag El Infinito FEATURED Interviú

Soni y FourD, creadores de documental Algo Está Pasando: «Es dejar un registro histórico sobre el nacimiento del rap en Chile»

30 abril, 2019

author:

Soni y FourD, creadores de documental Algo Está Pasando: «Es dejar un registro histórico sobre el nacimiento del rap en Chile»

Son dos apasionados por la música, principalmente, del hip hop y el rap. Se han criado y formado en estos espacios, los que se han caracterizado por su estética ruda y vanguardista, que a menudo entonan canciones de protesta en contra de gobiernos corruptos o las desigualdades sociales.

Amantes férreos de este movimiento urbano, Sonido Ácido y FourD, decidieron jugársela con “Algo está pasando”, un documental que ven como una primera entrada a quienes están comenzando a familiarizarse con el rap chileno y, también, como un aporte en diversas formas a la cultura nacional. El que, además, se consagró el día de ayer como el ganador del premio a Mejor Cortometraje Nacional en el Festival In-Edit 2019

Sonido Ácido (36), “Soni”, para los amigos, y Osvaldo Espinoza para su familia, es el productor del filme. Comenzó su carrera en la agrupación de rap “Raíces Subterráneas” y su talento lo llevó a formar parte de distintos proyectos musicales, entre ellos “Makiza”, uno de los grupos más conocidos de hip hop en nuestro país. También trabajó en la serie animada chilena «Los Pulentos» (2005-2009), la cual musicalizó junto a Ana Tijoux, y otros artistas, logrando obtener un disco de Platino y de Oro.

Por otra parte FourD (29), más conocido como Tomás Alzamora, es el director del corto. Tomás también rapea, y es además DJ y actor. A diferencia de Soni, ha llamado más la atención del público y los medios por otra trinchera: la producción audiovisual. Tomás ha trabajado en cortometrajes, videos musicales de artistas nacionales y obtuvo con su ópera prima, “La mentirita blanca” (2017), el premio estadounidense Jordan Ressler Screenwriting Competition, en el Miami Festival.

Bajo el alero de Red Bull Music, Soni y Tomás trabajaron arduamente en este cortometraje el que, aseguran, es el primer documental sobre los inicios del rap en Chile. Esto, en plena dictadura, en el año 1988, cuando aparece la primera canción de hip hop producida de forma profesional en nuestro país: “Algo está pasando” de la agrupación nacional De Kiruza.

Algo está pasando, algo huele mal, afuera hay cinco tipos que nos quieren liquidar”, es uno de los versos que pone un punto de inflexión en este género en nuestro país y que da pie a este cortometraje.

En esta pasada conversamos con Soni y Tomás, sobre esta pieza audiovisual, que se enfoca tanto en la historia de la canción y de su impacto, y que busca ser “un material único, que permita comprender todo lo que está pasando, lo que nos está rodeando”.

Claudio Flores, breakdancer.

¿De dónde nace la idea de hacer este cortometraje?  

Tomás: Es un proyecto que nace de Soni, es un documental que hace mucho tiempo él venía gestando sobre la historia del rap y que él ya había filmado harto.

Soni: Parte de la visión de que en Chile no hay ningún registro que cuente la historia del nacimiento del rap como tal. Si bien hay un documental que se llama “Estrella en las Esquinas”, no hay más a lo largo de la historia. La necesidad parte de ese punto, de tratar de dar un registro lo más certero, lo más real y que también sea consensuado por los mismos pares. Por eso se trata de involucrar a gente que tienen voz y voto, y que son reconocidos como los pioneros del movimiento. Es dejar un registro para que las próximas generaciones entiendan directamente de sus protagonistas sobre la primera canción de rap en Chile, y en el contexto en el que estaban viviendo en ese momento.

También hay cierta emocionalidad al formar este trabajo.

S: Totalmente, porque ambos somos raperos, a ambos nos gusta la música y nos apasiona. Por lo mismo queríamos hacer un documento mucho más amplio y la verdad es que no estamos bajando los brazos después de haber entregado esta pieza, sentimos que puede ser el episodio uno.

Da pie entonces para quizás hacer una serie documental sobre el rap en Chile.

T: Sería el ideal poder continuar con esto. Aparte funciona su narrativa, está planteado como un primer capítulo. Puede continuar con Panteras Negras, Tiro de Gracia, Makiza, la nueva ola de Portavoz, Jona Sanche, ChysteMc y hasta ojalá llegar a lo actual con el free style, Nfx, y un montón de artistas más. Es una oportunidad cultural, una Biblia, un registro que quizás en cien años más lo vamos a ver. Es un registro histórico.

Estar bajo el alero de Red Bull, que se ha caracterizado por su enfoque en el rap, pero que también es un negocio, ¿Les impuso ciertas restricciones o mermó el resultado final? O inclusive, ¿Permitió generar un mejor proyecto?

S: Red Bull hace un apoyo cultural. Estamos super agradecidos de que hayan abierto esa puerta y esperemos que no se cierre, para poder seguir trabajando con ellos y desarrollar todas las piezas necesarias para documentar la historia de la música urbana en el país, que sería lo ideal. Nosotros no sentimos que eso daña la línea editorial, y si la dañase, por nuestros principios, no lo haríamos.

T: Red Bull es super respetuoso, hicimos un buen equipo, un super buen match.

S: Estamos felices que nos haya tocado la gente que dirige el equipo y que nos dieran la posibilidad de contarlo como tiene que ser contado, sin censura.

Se nota en el documental un gran montaje, ¿Quién tomó las decisiones de estas tomas, planos, de esa historia que narran también sólo con lo visual?

T: Soni me dio la misión de tomar la dirección, y se hizo una propuesta estética. Trabajamos con un grupo de guionistas de “Estudio 702”, y lo fuimos moldeando entre todos. Queríamos hacer algo con una buena factura, bien internacional, con luces de colores, darle un poquito de modernidad para contrastar con el material de archivo del papá de Pedro Foncea (De Kiruza). Soni tuvo una gestión de fotografía muy buena y también la idea de que fuera un documental informativo narrativo y que tuviera ritmo. Hacer un viaje ameno y dinámico que sea lectura para los niños, para los jóvenes. Rápido y ágil, que lo pases bien al mismo tiempo que aprendes.

S: Los chicos hicieron magia, porque yo hubiera dejado un documental de treinta minutos. Fue muy complejo porque habían cosas super interesantes que hubiese sido muy lindo dejarlas, pero por cosas de tiempo, ritmo y dinámica, lo expertos saben que ese era el tiempo que se necesitaba.

T: Es triste lo que dice Soni, hay mucho material que está ahí, pero hay que juzgar para que la historia corra bien y la pieza funcione en su totalidad.

A futuro podrían trabajarlo más, pero ahora está botado ahí, ¿No?

T: Está en stock, en algún momento va a salir.

S: Por lo menos está en nuestros corazones.

¿Están felices con el corte final?

T: Sí, estoy super contento. Tiene super buen ritmo, se cuenta, está claro. Tiene material nunca antes visto, es preciso, súper específico. Obviamente quedamos con esa bala pasada de haber hecho la historia entera detrás.

Hip hop para todos

¿Cuál es la premisa que esconde este documental?

S: Es el afán de manifestar esa pasión que nace en un círculo muy reducido, muy marginal, y tratar de expandirlo. Es una de las cosas más importantes. Estaba tan reprimido todo lo que estaba en el contexto fuera del país, que no habían nociones sobre si el rap existía en otro lugar. Estas personas no tenían idea de si alguien más seguía esto que vieron en una película [Flashdance, Breakin, Beat Streets]. No sabían si había gente en Argentina, Estados Unidos o en Europa, ellos sentían que eran los únicos bailarines y cantantes que habían en el mundo. Es básicamente una fuerza, como un grupo de amigos, que trata de manifestar y sentirse libre a través de la música y el baile.

Más?
Digimon: primer vistazo a la película por los 20 años de la serie

Tiene que ver con una libertad en tiempos difíciles, con un movimiento que nace en dictadura.  

T: Eso fue lo que me marcó más en el documental. Este género que viene llegando, que lo veían las películas, los cabros lo apropian. Si tu escuchas la letra de “Algo está pasando” es super dictadura po’. Es bacán como este género que vieron, que no cachaban nada, llegan lo pescan y hacen un testimonio musical político de lo que se estaba viviendo. Y eso es bonito, que el primer rap grabado profesionalmente hable de eso y que no hable del dinero y de las fiestas. Porque esa es la esencia del rap, lo político, lo social, quejarse. Pa mi es un orgullo que lo hayan hecho eso de esa manera. Es una pieza de culto, un documento histórico su letra.

Con este documental, más allá de generar un registro, ¿Qué más buscan? ¿Buscan generar algún impacto?

S: La idea de la pieza es generar un conocimiento de cómo nace el rap, de quienes son las personas que estaban en un comienzo. Jimmy Fernandez no es la «Chica eléctrica», es una persona que trae conceptos al país, que hace que esto surja. El grupo de bailarines b-boys, que es una de las ramas menos valoradas en el hip hop en Chile, hicieron que esto se mantuviera vivo. Este es un documento de cómo surge, y también es rendirle un honor a eso en un futuro. De que pueda estar en las bibliotecas o en los ramos de música.

T: Es aportar, dejar algo de nuestra cultura que amamos, el hip hop. Que se aprenda que también es una cultura. En este momento está muy fuerte la movida urbana. Todos los derivados del trap, lo que está sonando ahora, son cabros que están rapeando. Entonces, ojalá que todas las nuevas generaciones comprendan un poquito y miren para atrás como llegó la música urbana a Chile.

Jimmy Fernández, chileno norteamericano, conocido como la voz líder del grupo La Pozze Latina.

¿Es mostrar que esto no son solo ciertas personas, si no que es un movimiento, una cultura?

S: Aquí hablamos de una canción que nace como una pieza colaborativa, porque en esa también participa Jimmy Fernández, que hace beatbox, o la asesoría de Lalo Meneses para la canción, y para otras de De Kiruza. De Kiruza también tomaban los conceptos poblacionales de este mismo entorno de amigos, que es el coa. Esta canción es el inicio de un movimiento, y nace como un movimiento. También está Titin Domínguez, quien fue la persona que trajo a los bailarines de breakdance a Chile. El documental te plantea unas opciones de personajes que tal vez tu no conocías y que son personajes que tienen historias super potentes. Si te dan más ganas de saber del rap, tienes un super buen inicio para saber de donde buscarlo.

«Chile es un lugar muy rapero»

¿Cuál era el espacio que tenía el rap y el hip hop en Chile en esos tiempos y tiene ahora?

S: Nada.

T: O sea, era [la calle] Bombero Ossa, que fue generado por ellos. Y ahora el rap está en todos lados, en las marcas, en conciertos de ocho mil personas, batallas de freestyle, el trap, el hip hop.

S: Los artistas con mayor reproducción en Spotify son de géneros urbanos. O sea, este mismo Drefquila puede subir un video y ese video en menos de un mes puede tener más reproducciones que el último single que salió hace medio año de Foo Fighters. Y es una realidad.

En su opinión, ¿En qué se diferencia el rap chileno a, por ejemplo, el latinoamericano?

T: Lo que me gusta harto es que hay diversidad en la esencias de las personas, y que con el tiempo se ha ido respetando eso. Antes el rap era super conservador en su esencia y me parece que tiene que abrirle las puertas a todos. Es político y social, pero hay gente que vive otras cosas, y por qué no podrían tomar los ritmos del rap para contar de una fiesta, que se enamoró o de una depresión. Lo rico es que puedes encontrar diversidad en los artistas. Unos son más políticos, otros más personales. Se ha diversificado eso.

S: Lo puedes diferenciar del rap de habla hispana de todos los lugares. Chile es un lugar muy rapero, es uno de los países más raperos del mundo por su cantidad baja de población versus toda la gente que lo escucha y lo practica. Tiene un sonido super purista, que si bien no me alucina, es un sonido único. La gente que lo ha practicado ha sido muy fanática de los noventa, se manifiesta y escucha de tal forma que es como superclásico inmediatamente y sonoramente. Esa es una gran marca para el resto del continente y de la gente de habla hispana.

¿Ustedes con cuál se quedarían en ese caso?

T: Para mi creo que hay momentos. A veces me gusta reflexionar más, a veces me gusta pasarlo bien, pero me gusta si que conserve la esencia de buenas rimas y buen flow. Puedes hablar de distintas cosas pero bien hecho, que te contagie. Me gusta harto el rap de Portavoz, Jona Sanche, que mezcla buen flow y actitud.

S: A mi me gusta no solo lo social, pero me gusta super callejero. Me gusta de todo. Yo he tenido la posibilidad de conocer, vivir y estar a la par con algunos artistas hace mucho tiempo atrás. Encuentro que es muy difícil hacer rap en Chile, porque es muy bueno el nivel.

¿Por qué debe uno ver «Algo está pasando»?

T: Porque es de culto, es material único. Permite comprender todo lo que está pasando y lo que nos está rodeando. Lo urbano está a full, llevándolo a lo actual. Todo el mundo está volcado a lo urbano, desde los grandes festivales, como el Festival de Viña. Todo está super asociado a lo urbano.

S: Hay que ver «Algo está pasando» porque son 18 minutos de tu vida super bien ganados, para poder entender, ver y quitar todos esos prejuicios ridículos del rap. Es algo que enriquece y que no solo tiene que verlo gente del rap, sino todo tipo de persona, ojalá gente que le guste mucho la música, ya sea rockeros, punkys, porque van a sentirse identificados. Porque el rap nace en ese contexto, rodeado de punk, rodeado de rock, de ruido, de todo.

Si algo estaba pasando hace treinta años, ¿Qué está pasando hoy?

T: Todo. ¿Qué está pasando?

S: No sé, yo creo que hoy día están pasando muchas más cosas. Estamos en un periodo de transición nuevamente y hoy en día, si en un momento en los ochenta las barreras eran políticas sociales y culturales, las únicas barreras que hay son las de la mente de cada uno. Eso es lo que está pasando, hay que abrir eso, salir de teléfono, de las pantallas y ponerse a crear.

Comenta o muere

Estudiante de Periodismo ☺. Amante del anime, comida, películas y más weas ♥. Juego PS4 como un zángano culiao a veces.