Cine + Series El Infinito Recomendamos

Series que cagan la cabeza #12: Invasor Zim (2001)

11 mayo, 2017

Series que cagan la cabeza #12: Invasor Zim (2001)

Agregamos en la nota, un regalo del apuesto, magnánimo y espalda plateada Waltor Jair, uno de nuestros seguidores dementes que se rajo con la serie por DropBox <3

Jamás pensé en ver el regreso de Invasor Zim o al menos no de la mano de Nickelodeon.

Con series como Samurai Jack o Rick and Morty, era lógico en cierta forma pensar que podría volver si los señores de Adult Swim eran piadosos y se hacían con el marciano histriónico.

El mismísmo weón pesao de Jhonen Vásquez desmentía todo los rumores, dichos y hechos acerca de Invasor Zim de puro troll, pero el tema no aguantó para más y Nickelodeon no soltó los derechos ¡Pero Zim vuelve! y le debía esta nota desde esa noche que tuve pesadillas hace 12 años atrás, donde jure vengarme de pulpito.

“Cuando ustedes eran mis alumnos les dije que no llegarían a nada y tenía razón. ¡¡No son nadaaaaaaaa!!”

Invasor Zim estaba destinada a la grandeza y a pesar de como terminó, así fue. La serie pasó a ser de culto y el hecho de su cancelación porque “era muy oscura para niños”, contribuyó a esto.

A lo mejor será mucho, pero no me arrepiento de niuna wea al decir que el calibre de esta serie llega al de Rick & Morty o Ren & Stimpy y así, aunque con un “ligero” detalle: estuvo obligada a no ser descarada.

Al ser para niños, no tenía la libertad que te puede otorgar Comedy Central o Adult Swim, así que todo tenía que pasar por debajo de las puertas de Nickelodeon y la mejor forma que tuvo fue desviar la atención hacia diversos elementos que comprende la serie, partiendo desde una paleta de colores hasta las personalidades de los personajes donde cada uno es más enfermo que el anterior.

Weón, el Dr. Membrana, la profe Bitters, la pizza Cerdo o Bill, el investigador paranormal, todos están cagados del mate a su manera. La lista sigue infinitamente.

Toda la serie fue planificada de una manera inteligente y macabra, donde siempre te dejaban en claro que el mundo era parte de un caos constante, que la humanidad es insignificante y vale callampa, que todos son idiotas y que lo mejor que le podía pasar al mundo era que Zim los hiciera cagar a todos (como el capítulo donde hacen un culto a la nave de Zim, “El Ataque de los Enajenados”).

Te puede interesar:   Tom Ford vuelve a dirigir: Primeras imágenes de "Nocturnal Animals"

La música no fue la excepción.

Lo explícito tuvo que ser desviado y a pesar de esto, Vásquez se las arregló pa’ pasarse por la raja a Nick y desarrolló algunas formas de esquivar las balas de censura.

Una de estas fue donde puso a GIR bañado en sangre en una fracción de segundo, de forma subliminal, en varios capítulos de la serie. ¿Por qué? puta, ¿por qué no?

Y si creen que de por sí la serie es genial, tristemente los mejores capítulos de la serie nunca salieron ya que estaban sin terminar. Algunos guiones e ideas fueron presentados, pero tuvieron el mismo destino y gracias al internet podemos leer esos guiones <3

Es gracias a todo esto que Zim es tan especial.

Prácticamente no solo nació, sino que fue producto de un coito forzado, un parto inducido con dos litros de oxitocina y donde todos los familiares debían decir que era lindo aunque era más feo que la chucha.

Cada capítulo es una oda al desenfreno, al nihilismo, al sarcasmo y a la esquizofrenia.

Invitado especial: Adolfo García (hermano no biológico de Plan9)

¿Y qué weá podemos agregar? Invasor Zim es una respuesta violenta e insubordinada a la televisión basura de principios del milenio.

Representa una subcultura post “Lenore, la niña muerta” ya harta de MTV pero no lo suficientemente harta de las caricaturas mórbidas para adultos.

Recordemos que pa’l año 2001 South Park ya era una serie vieja, con película y todo. Es necesario situar la obra de Jhonen Vásquez en el tiempo porque es un fruto de su tiempo y lugar, y cuando algo está en el tiempo y lugar indicados, no hay nada que le detenga para alcanzar la gloria.

Un momento de gloria de la serie es el episodio “Dark Harvest”, donde Zim busca pasar un examen médico obligatorio en la escuela para lo cual decide robar órganos. “Más órganos, más humano”, la acción es la zorra cuando Dib tiene que escapar de Zim convertido en una masa mórbida de órganos humanos con apetito por más espinas dorsales.

¿Esta es la razón por la que Nickelodeon pretendió que esta serie nunca pasó por más de 15 años? Quién sabe.

Para terminar

Jhonen Vásquez es un hijo de perra de primera categoría, pero un hijo de perra de los bacánes.

Te puede interesar:   Steins Gate Zero, vuelve con anime, manga y realidades paralelas

De ser por él, habría matado a más de la mitad de los personajes que aparecieron en la serie y aún así no habría variado el plot. Eso es cagarse sobre la continuidad, punto para él.

¿Habría sido totalmente distinta bajo libertad creativa? Lo único cierto, es que Nickelodeon despertó y se nos viene Invasor Zim con todo, quizás, con esta libertad que en su tiempo no pudo tener.

Y eso que a pesar de lo bizarra, en el sentido anglosajón de la palabra, le iba terrible bien.

¡Síguenos en Facebook!

 

Ya cabros, Waltor Jair, uno de nuestros seguidores más apuestos y fan acérrimo de Invasor Zim ¡se rajó con la serie y su banda sonora! Deberían hacerle un monumento, un desfile, por último su origami loco, pero te amamos Waltor Jair.

Puedes acceder a estos regalitos a través de las siguientes carpetas de DropBox:

Capítulos <3

Soundtrack 

Leave a comment

Comenta o muere: