Animé El Infinito

Series que Cagan la Cabeza #10: Erased

27 febrero, 2017

author:

Series que Cagan la Cabeza #10: Erased

Me encanta partir esta sección pidiendo disculpas porque puta, la tengo más tirada que la cresta, y hace tiempo que una serie no me abruma lo suficiente como para recomendarla de esta forma. Pero el año pasado, gracias a un amigo, vi un animé que sin duda vale la pena destacar.

Viajes en el tiempo, asesinatos en serie y una larga lista de sospechosos.

¡Hoy les quiero hablar de Erased!

El argumento va así: cuando Satoru Fujinuma se encuentra cerca de algún suceso trágico, retrocede en el tiempo un par de minutos y tiene la opción de enmendarlo, sin poder manejar esta “habilidad” a su antojo, simplemente sucede.

Satoru es un adulto joven que trabaja en una pizzería, pero en realidad es un mangaka frustrado que por alguna razón, no logra plasmar completamente las aguas profundas de su ser; algo le falta.

Sin ánimos de hacer mucho spoiler, nuestro personaje principal es acusado de matar a un familiar cercano, y todo parece pronosticar que su vida se irá a la mierda. Sin embargo, su extraña habilidad le da la opción de corregir la situación, y acá es cuando la serie comienza de verdad. Inesperadamente, en vez de retroceder solo un par de minutos, Satoru vuelve 18 años al pasado, específicamente a 1988, y decide salvar a Hinazuki, compañera de colegio que fue víctima de un asesino en serie, con el propósito de salvar la vida de ella y por su puesto, también la suya.

Lo maravilloso de Erased

Boku dake ga Inai Machi es uno de los animés más bonitos que he visto. La primera característica que me enganchó fueron los viajes en el tiempo. Como amante de la ciencia ficción, siempre que me presentan algo relacionado a esto, tienen mi atención. Y lo que más me gusta de este tópico, es la angustia que genera.

Te puede interesar:   Instituto ISCI: Ingeniería para solucionar problemas sociales

Volver al pasado es una campaña peligrosa y también dolorosa. El tedio de repetir una y otra vez lo mismo, intentando hacer todo lo posible por hacer del futuro algo mejor, salvar a tus amigos, a tus familiares y no conseguirlo, es realmente horrible.

Erased se vale, en cierta forma, por lo presentado en Steins;Gate, y juega con los sentimientos del espectador varias veces. Se burla de nuestras emociones, pero al mismo tiempo, nunca deja de lado la esperanza.

Otro punto que quiero destacar es la relación que se establece entre Satoru y Hinazuki. Hago la distinción entre romance y romanticismo, para decir que toda la serie está cargada de un romanticismo demasiado evidente, demasiado profundo, demasiado bello.

Cuando vemos a Satoru, con la pasión de un adulto en un cuerpo de niño, haciendo todo lo humanamente posible por salvar a su amiga, una niña maltratada por sus padres, son probablemente las escenas que más cariño le tengo a este animé.


Pero no solo la relación entre ellos es bella, la de su madre y compañeros del colegio también es enternecedora. Mención honrosa a Katagiri, compañera de Satoru en la pizzería, la única persona que decidió confiar en él, simplemente porque así lo quiso. Ese es otro punto fuerte, la presentación de una filosofía de vida escondida en el argumento, con la cual me sentí muy identificado en varias ocasiones.

En cuanto a ritmo, la serie está bien. 12 capítulos que pasan volando, y desde el séptimo, comienza el desenlace. Quizás su inicio sea un poco débil, así como el de Steins;Gate, pero la referencia es pertinente; llega un punto en que se vuelve sublime y todas sus partes encajan con virtuosidad. Cuando al fin nos destapan al asesino, tras desconfiar de muchos, Erased lo hace nuevamente con un romanticismo genuino.

Te puede interesar:   Plan9 Recomienda: El día que Mad Max casi fue un animé

Si son fanáticos de Holmes y Moriarty prepárense, porque acá sucede algo parecido. De hecho, me atrevería a decir que la referencia es más que evidente. O no sé, quizás la tenga muy idealizada, porque tiene unos momentos fantásticos, llenos de ternura y de violencia extrema, con un final redondo.

Por su parte, la animación es digna de nuestra época, sin caer en una estética poco detallada e infantil.

Recomiendo ver Boku dake ga Inai Machi con toda la atención del mundo, buscando desde el principio quién podría ser el asesino. También recomiendo tomar atención a las reflexiones de Satoru, ya que Erased está narrada en primera persona, y los diálogos con él mismo están a la altura de otros animé como Suzumiya Haruhi No Yuutsu o Monogatari.

Por último, les pido que la disfruten tanto como yo, siempre conscientes de que esto es una joya.

Una obra maestra.

Comenta o muere