El Infinito

Reseña corta: Primus, un regalo del cielo

18 diciembre, 2014

author:

Reseña corta: Primus, un regalo del cielo

Definitivamente, uno de los mejores shows de la noche, en un escenario inconfundible, con sus clásicos astronautas inflados, una iluminación más bien teatral y  una pantalla gigante en donde se mostraban videos cuáticos de cada canción (algo que se aprecia, porque las pantallas no funcionaron hasta que anocheció).

Primus estuvo increíble.

La banda de Les Claypool supo darle al público lo que quería con clásicos como My Name Is Mud, Too Many Puppies, Mr. Krinkle y Wynona’s Big Brown Beaver (aunque no tocaron Tommy de Cat).

Hicieron cantar, bailar y saltar a los presentes. También sonaron temas de su último disco Primus & The Chocolate Factory With The Fungi Ensemble, todo con un excelente sonido que mantuvo entusiasmados a los fans durante todo el espectáculo.

Uno de los elementos más agradecidos, fue la interacción entre la banda y el público, Les con un muy buen humor comentaba sobre unos hombres con luces y zancos que se pasearon por delante del escenario.

Te puede interesar:   Noel Gallagher estrena video para "IT’S A BEAUTIFUL WORLD"

El público vitoreaba el nombre de Larry LaLonde quien hizo un gran solo de guitarra. Y Claypool junto con la batería interactuó con los presentes al ritmo de DMV.

Fue una hora veinte que se pasó volando y el público quedó pidiendo más, sin embargo, ya era el turno de Extremoduro. Aunque no muchos se quedaron a ver el último espectáculo.

 Primus debió haber durado dos horas porque ese show fue simplemente de otro mundo.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.