fbpx
Cine + Series Cult + Mag El Infinito

Pura gente choriza: Una conversación con los creadores de Into the Spiderverse y I lost my body2 min read

6 febrero, 2020 2 min read

author:

Pura gente choriza: Una conversación con los creadores de Into the Spiderverse y I lost my body2 min read

Cuánto me demoro? 2 minutes

Vivimos en la época de los prosumers. Mientras en el añejo y olvidado siglo XX la relación entre producto y consumidor era básicamente la de emisor y receptor, hoy todos transitamos de una vereda a otra y consumimos contenido a la vez que lo producimos.

Por eso las barreras de entrada al cine son cada vez más bajas y por lo mismo se hacen cada vez más populares servicios como MasterClass, en el que reconocidos directores y guionistas te explican a ti, joven latinoamericano endeudado hasta el tuétano con el CAE, como funciona el proceso de creación cinematográfica para que en el futuro puedas codearte con genios como Martin Scorsese y Aaron Sorkin.

Netflix también se ha sumado a esto, usando su canal de Youtube para subir entrevistas en las que actores y realizadores explican detalles del rodaje de sus películas. Henry Cavill, Noah Baumbach y Robe Lowe son algunas de las personalidades que por obligación contractual te invitan a conocer el engranaje (no tan) oculto detrás de tu televisor.

La semana pasada fue el turno de Phil Lord y Chris Miller, co-productores y co-guionistas de Into the Spiderverse, que se sentaron en una sala de cine junto a Jeremy Clapin, el director de I lost my body, para conversar sobre el proceso creativo, los festivales de cine y qué se siente tener a todo el mundo besándote los pies por ser lo mejor que le ha pasado al género de animación en los últimos años.

Uno de los momentos más interesantes de la conversación es cuando Clapin dice que Spiderverse cimentó el camino a otros realizadores para incursionar en un estilo de animación más adulta y permitió que el público apreciara al cine animado como “cine” y no como una categoría en sí misma.

Esto porque una película animada puede incursionar en géneros tan diversos como el drama bélico, la acción superheroica y la comedia familiar, por lo que es absurdo y simplista reducirlas a la etiqueta de “animación”.

Qué mejor ejemplo de esto que I lost my body, la película realizada por Clapin que trata temas tan adultos y complejos como la soledad y la sensación de insignificancia ante el mundo y el universo, todo esto con una fotografía y banda sonora que no tienen nada que envidiarle a las películas live action.

Pero no me crean a mí, vean la entrevista ustedes mismos. Quién sabe, pueden ser los siguientes en mandarse un Historia de un Oso o La Casa Lobo. Y si quedan con ganas de más, vean I lost my body, que está disponible en Netflix y dura apenas una hora y veinte.

Comenta o muere

Remedo de periodista. Fanático del terror en todas sus formas y lector furioso. Tendiente al pánico por la acumulación de libros apilados en el velador y películas sin ver en el disco duro.