fbpx
El Infinito

Sobre Prince y lo que tratamos de entender

24 abril, 2016

author:

Sobre Prince y lo que tratamos de entender

La muerte del artista nacido en Minneapolis, no sólo choca a sus fanáticos sino también al legado todavía activo de Prince.

Su muerte llega a estrechar el número de artistas vivos en la actualidad, de aquellos que  comparten no tan sólo  la calidad del norteamericano sino también la posibilidad de ser parte de  la memoria constante y revisionista que tiene la música popular.

En Plan 9 revisamos algunas de las cosas que hicieron a Prince el más bacán. En un intento de pequeño homenaje a la grandilocuencia de un ícono.

Prince – When Doves Cry (1984) por retrospective1

A los 57 años murió Prince Rogers Nelson, algo que todavía no entendemos. Hasta el momento no se sabe la causa de esta ni lo que ha pasado  entre el accidente de la semana pasada que tuvo el músico y  lo sucedido ayer. Que tenía gripe para ser luego desmentido con un episodio de sobredosis y la supuesta recuperación. Hasta  la mañana del jueves, sólo  sabíamos de una muerte, la cual se confirmó por una llamada a la policía. Parecía que era Prince.

Pero en este caso, los detalles ya no importan, la ausencia de un artista como el norteamericano, termina con cualquier intento de verlo tocar en vivo, el lanzamiento de un  nuevo disco o la sola idea de ver publicadas aquellas memorias que estaba preparando (a las que se refirió hace un mes). Es seguro que  vayamos a leerlas, porque la industria sigue funcionando, y siempre Prince nos advirtió sobre  los distintos mecanismos que tenía ésta para adormecer cualquier independencia y libertad que un músico puede tener, al menos alguien como él.

Ese fue la guía que determinó la vida y discografía de un artista, multiinstrumentista, productor y  actor,  que lo reconocemos por las líneas de guitarras más empalagosas y bailables sin ser una canción de disco setentera, el uso del sintetizador sin ninguna etiqueta o prejuicio,  por la mezcla de identidades a las que apostaba, o la grandilocuencia de una guitarra que nunca se determinó solamente por el rock. Y un pop que siempre hablaba del amor, religión, egos, desencanto,  y mucho deseo sexual.

Todo eso puede estar en una canción, o manifiesto como algunas canciones se plantean, con sólo escuchar “Purple Rain”, sabrán que los discursos que se forman entre una canción gospel, himno rockero o aullido desolador, son de Prince y nadie más.

Prince I Would Die For You por tom-carnes

Aquí es cuando uno saca la cuenta y pasa la boleta, en tiempos en que Google y la búsqueda en el historial puede determinar cuánto queríamos al artista y la forma que lo hicimos parte de nuestra vida, así que aquí voy.  La primera canción que escuché de Prince, fue “BatDance” por la banda sonora que realizó para el Batman de Tim Burton, directo que amé mucho pero ahora no tanto (quiero culpar a la fatiga creativa).

La canción más apegada a las distintas caricaturas que ese Batman tenía (dato aparte, de las canciones sobre Batman, The Jam se lleva el número uno) en ella había algo muy oscuro y lúdico, la canción no respondía a ciertas convicciones que debería tener esa música y género ya que la canción perfectamente se podría partir en dos.

Y esa es la distinción, y lo que marca el tipo de artista que fue, porque claro hay un punto, a veces  la prensa musical remarca elementos que parecen ser originales o cierto revisionismo nostálgico que apela a una idea de pop, de esa melodía eterna que queremos volver a escuchar, y en esos parámetros, Lady Gaga podría ser muy original y vanguardista pero si nos acercamos un poquito más, de familiar hay mucho y se llama Madonna.

Entonces si hablamos del trabajo de Jones, hay una multiplicidad de recursos, a la memorabilia de ídolos, como James Brown, estructuras musicales como las de Parliament Funkadelic  y la definición de un sonido ochentero, de esas baterías marcadas pero siempre haciendo guiño  al new wave.

Más?
Uchū Sensō  es la adaptación al manga de La Guerra de los Mundos

Pero no se siente parecido ni en lo más mínimo o sino volvamos a escuchar el disco completo Purple Rain o 1999, de una guitarra marcada, un relato de sollozos junto con la caída de una lluvia y el coro gospel que termina en un piano o la fiesta imparable.

El primero es del 84 y aun así no se asemeja al lamento del pop ni a  las sombras del rock ochentero.

Prince – Purple Rain (1984) por retrospective1

O pensar en cómo se sitúa la música de Prince cronológicamente a finales de los setentas, “I Wanna be Your Lover” de su segundo disco, se sitúa en tiempos en que The Clash lanzaba también su segunda placa, una en donde el punk avanzaba, y en la música se instalaban las primeras vanguardias artísticas en él, y en otros artistas  eran identificables algunas luces de la música disco que se avecinaba.

El trabajo de Prince incluso se ubicaba en lo luego, en los noventas, lo que terminaríamos escuchando y definiendo el funk y  R&B. Vanguardia y más.

De eso y también del coqueteo y guiño al rockstar y su identidad (“Controversy”) que  se define a través de su público.

Lo que una fanática, sin ser condescendiente quiere en sus ídolas e ídolos, y el deseo sexual encarnado en él como en “Cream” o “Kiss”. Reconociendo que Prince le hablaba a ambos géneros y se movía también desde estos para los demás.

Prince & The Revolution – Kiss por planetvideos

Jimmy Jam, productor musical contemporáneo a Prince, que estudió con él y vio sus dotes de multiinstrumentista, señaló en un especial realizado por la radio BBC 6, que era  uno de los mejores guitarristas de R&B  que había visto, pero lo poderoso que residía en Prince era:

“haber entendido la teoría de James Brown, de encontrar ese groove y de montarlo hasta  la muerte”.

Si bien el sentido homenaje es algo difícil en tiempos de internet, ya que Prince eliminó toda su discografía en los servicios de streaming, con un cuestionamiento hacia el pago y trato que reciben los músicos, así como  también  los vídeos de  Youtube, es pertinente recordar las canciones más simbólicas de toda su discografía y seguir escuchando algunos de los homenajes que han hecho por estos días las radios internacionales.

Pensando que esto no  termina y ojalá sigamos estando en 1999.

Las radios que han hecho la pega: BBC, BBC 6 (con un especial más extenso) y el sentido texto del líder de The Replacements, quien no solo le dedicó palabras sino un tremendo cover.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.