fbpx
Animé El Infinito

#PornoenPlan9: Desmenuzando el porno japonés

2 febrero, 2017

author:

#PornoenPlan9: Desmenuzando el porno japonés

Una de las civilizaciones más antiguas en la faz de la tierra, con una cultura riquísima, extravagante y avanzada, es sin duda, la japonesa.

Tras siglos de constante evolución, los japos solamente nos han demostrado una y otra vez que pueden ser los mejores en (casi) todo lo que quieran hacer. Ni que decir tecnológicamente hablando. Nos vuelan el ojete.

Sin embargo, a pesar de su llamativa erudición, son uno de los países más recatados al momento de hablar de sexo y ni siquiera solamente de eso, sino que, en general, todo lo que conlleva las relaciones de pareja es considerado muy íntimo.

Esto nos lleva a la siguiente pregunta ¿por qué si los japoneses, siendo tan reacios con el tema sentimental, son considerados uno de los países que más desarrolla el mercado  de la pornografía?

De buenas a primeras estamos de acuerdo en que hablar de relaciones afectivas no es lo mismo que hablar de sexualidad. Pero es que incluso con los eufemismos no disimulan su mercado.

002564baec48146570da0e

Existen cosas como la “venta de primavera o juventud” o baishun (売春), término que data desde 1956 y básicamente significa  “prostitución ilegal”. O por ejemplo el empleo de la acepción   “comercio del agua”, o mizu shōbai (水商売)  utilizado para describir la prostitución así como otro tipo de actividades como la música o el baile.

Los japos quieren sexo, pero no quieren amor. Y eso queda claro en sus números. En 2013 hubo 231 000 divorcios según datos del propio gobierno y la  tasa de natalidad sigue a la baja y en los últimos años sin cambios, según datos del Banco Mundial

es más, de acuerdo a un importante productor de porno nipón, una de cada doscientas mujeres japonesas, se ha involucrado en algún tipo de acto sexual pornográfico, sean fotos, videos o lo que sea.

Otro dato importante, es que los hombres son los que más “sufren” por la carga laboral  debido a que son poquísimos (unos 70 aproximadamente, profesionales, sin contar a los “amateurs”) para un total de casi 10.000 mujeres.

entrevistados-mujeres-admitieron-relaciones-sexuales_LPRIMA20160919_0018_34
Uno para todas. Literalmente.

 

Ahora bien, no nos pondremos a desentrañar cosas tan profundas como descubrir el por qué los japos ven mucho porno, pero evitan las relaciones sexuales sostenidas en el tiempo/ relaciones sentimentales. Eso es harina de otro costal.

Lo que sí revisaremos, tiene que ver con algo mucho más zuculento y que todos alguna ves nos planteamos (no lo nieguen cochinones, sabemos que igual se meten a ver chinitas chillonas o en su defecto, penes pequeños) y esto es: La censura.

Agh, ¿a nadie le pasó que encontró a la media hembra o “masho” (si, las mujeres también ven porno) sólo para ver un montón de cuadrados en la zona más candente? esto obviamente tiene un génesis, que es lo que se explicará a continuación.

00
Como pueden ver acá, el “mosaico” fue nada más que una evolución de simples líneas y círculos negros que, anteriormente, abundaban en las revistas para adultos japonesas de los años 60’s.

La censura en el porno japones ¿por qué, Cristo Jesús?

Bien, partamos mencionando que la censura en la pornografía japonesa es por culpa de una ley.

No es necesariamente por algo “cultural” (aunque de cierta forma lo es, pues las leyes se basan, en parte, en nuestra propia cultura), pero básicamente es eso.

Osea, no hay posibilidad de removerla y mientras esté vigente, realizar una porno sin censura es ilegal.

Esta ley es muy antigua, datando su nacimiento el año 1907 y siendo modificada a lo largo de su existencia para que llegase a todas las formas de entretenimiento posibles (videojuegos, mangas, cómics, televisión etc…) ahora uds deben estar pensando

“¿pero para qué sacaron una ley así en 1907 si aún no existía el porno?” y tienen razón, no existía.

Pero la famosa ley no es necesariamente contra el porno, sino que censura los genitales y el coito en TODO tipo de material visual. ¿no les queda claro? les dejo una imagen:

0

 

Y si, absolutamente todas las obras de Miguel Ángel y otros pintores famosos, en donde aparecían genitales, fueron censuradas. Esto cambió con el pasar de los años y alrededor de los 80’s se modificó la ley para excluir este tipo de obras y que no fueran afectadas por la misma.

Lo curioso, por decir lo menos, es que la ley no abarca la censura de la zona anal, puesto que no es considerada como parte de la genitalidad (allá, claramente) lo que deja entrever lo extraño de la legislación japonesa.

Una técnica bastante peculiar que utilizaban los japos para evadir esta ley, era el uso de “tentáculos” artificiales, con forma de falo, claramente, puesto que la mencionada ley no decía absolutamente nada sobre elementos similares a un pene, por ende, no se podían censurar y la penetración se podía ver mucho mejor.

Está demás decir que eran dildos, pero esto nos lleva a otra interrogante ¿por qué tanta fascinación por los tentáculos y el mundo acuático? ¿tiene algo que ver Green Peace o jurel San José? prosigamos.

En el mar la vida es más sabrosa (8)

Ok, entonces ya sabemos a grandes rasgos el porqué de la censura y su origen.

Ya sabemos que los japos también, en su infinita astucia, se equiparon con tentáculos para pasarse por el chiquitín la famosa ley.

A pesar de lo anterior, algo quedó en las mentes niponas que luego crearon todo un género alrededor de estos tentáculos, al punto de que es prácticamente imposible no haberse topado alguna vez con un video de una japo siendo eh…¿estimulada? por un montón de viscosos y alargados órganos flexibles.

El inicio de todo esto, como ya se mencionó, es por un intento de evitar ser sancionados por la estricta norma japonesa, sin embargo la “idea” surgió de algo más arraigado a su propia cultura, más precisamente a este tipo de imágenes:

hokusai-pieuvre-grand
“Sueño de la mujer del pescador” por Katsushika Okusai

 

Más?
Habría en desarrollo una serie animada de Gremlins

Los gestores de esta idea, se “inspiraron” en este tipo de dibujos y obras, al momento de encubrir la penetración y el acto sexual como tal en las películas ( yes verdad, no es hueveo).

Así como en resumen, prácticamente es otro de sus aspectos culturales más “raros”. Ciertamente para nosotros, los tentáculos lo relacionamos a algo totalmente diferente (probablemente más a algo culinario o parte de nuestra fauna marina, con suerte) pero para ellos y, gracias a importantes artistas de por allá, se transformó en una especie de “sello” y, por qué no decirlo, hasta una herramienta de trabajo que les ha servido para burlar una de las leyes más absurdas del país del sol naciente.

Untitled1_156

Por último, no está demás mencionar que japón está localizado en un archipiélago de islas, por lo tanto tienen en su “imaginario colectivo” todo tipo de figuras marítimas, que han adornado absolutamente todo los aspectos culturales que poseen, desde siempre. Algo no menor.

mizuki-shigeru-ayakashi

El tamaño no lo es todo- Teemo, League of Legends, 2009.

Así lo planteó el sabio tejón del juego más odiado/querido del planeta. L

a verdad es que es un tema completamente debatible, pero dejando de lado el “debate”, muchos tienen la duda del por qué los japos (y asiáticos en general) tienen la herramienta del porte de un maní.

Primeramente y, después del arduo trabajo periodístico detrás, pude averiguar que este factor se debe, como lo pueden imaginar, a un tema étnico.

Los japos, así como la mayoría de los asiáticos (excluyendo a los del medio-oriente, no confundirse ahí) son un tanto “inferiores” en este aspecto debido nada más que a cuestiones fenotípicas ya que sus antepasados son los mongoles, quienes eran poderosos guerreros en el campo de batalla…no tanto así en el ring de cuatro perillas.

Esto no solo afecta a hombres en todo caso, ya que debido a lo anterior, las mujeres asiáticas también son más estrechas y su conducto vaginal un tanto más corto, en promedio a la mujer occidental.

La naturaleza es sabia y dios sabe porqué hace las cosas, dicen por ahí.

hqd5445646efault
“Así, de este porte la tengo” le indicó Tulashika Sakurai,  a nuestro editor en jefe, luego de su ardiente entrevista vía Skype.

Tampoco hay que generalizar, lógicamente habrán excepciones pero, en general, el hombre asiático no es tan dotado como sus pares occidentales.

Ahora, encontrar un génesis preciso, con datos del ADN, antepasados y weás así, es complicado y probablemente sea tema de investigación para la ciencia más profesional.

Tren al suuuuuuur (8)

Continuemos con el tema. Una de mis tantas dudas existenciales (y suyas, probablemente) es el por qué de tantas pornos japos basadas en trenes, con harta corrida de mano, mientras el público alrededor no cacha nada.

Es justo mencionar que no hay otro país que genere este contenido, más que japón. No importa si las manoseadas son estudiantes, secretarias o dueñas de casa (que es lo típico en este tipo de videos), el punto es ¿por qué en los trenes y no en un barco, submarino o por último en un EVA? la respuesta es, aunque usted  no lo crea, bien simple: El metro es el sistema público de transporte más usado por los japos.

Si eso no le dice nada, imagínese la cantidad de gente apretándose unos con otros (algo así como en el metro de santiago, pero sin la vieja culiá hedionda a sobaco a tu lado) lo que, obviamente, les hace estallar la imaginación a los japoneses.

El factor anterior, dio pie a que naciera un “género” llamado “Chikan Purei” que significa algo así como “jugar a abusar sexualmente”.

8b

Suena fuerte, pero es así. Cualquiera que haya visto algún video de esta onda, puede notar de inmediato que, a pesar de que la mujer se resiste, igual “se deja”, ya que obviamente no es real y tiene que suceder (es una porno, duh) pero es una manera de acercar a la realidad una de las tantas fantasías que tienen.

Por eso este tipo de videos son tan populares y llamativos para ellos, pues es una manera de traer a la “vida real” aquel sueño del hombre nipón promedio: Tener contacto sexual con una mujer, en un lugar tan cotidiano y concurrido, como lo es el metro.

Lo cierto es que, a pesar de que para algunos no pasa más que por una fantasía, hay japos que lo han llevado a la realidad y por ende las autoridades tuvieron que optar por medidas para proteger a las mujeres de los acosadores, como lo indica este cartelito acá:

virginia_contenido02

Espero les haya gustado este pequeño reporte sobre algunas curiosidades del porno japones, si tienen alguna sugerencia o reclamo, pueden ponerla en los comentarios. Para despedirme les dejo un videoclip (NSFW) para que lo disfruten jeje.

Comenta o muere