El Infinito

¿Por qué hablamos de MTV?

31 agosto, 2015

author:

¿Por qué hablamos de MTV?

No sé por qué sigo leyendo sobre lo que pasó o viendo extractos de los premios MTV. Quiero echarle la culpa a Buzzfeed, pero ya estoy empezando a odiar Buzzfeed, el ejercicio de generar mucho contenido inútil  no debería ser responsabilidad exacta de un solo medio, al menos de una industria.

Quizás es nostalgia, para mí los videos siguen siendo importante, porque son un ejercicio del discurso que realiza un artista, es un ejercicio visual, con un equipo y/o director(a) determinado, sobre los que piensa o interpreta de su trabajo.  En estos tiempos, lo novedoso   es que no lo vemos en la televisión. MTV no es el medio, pero sigue dando una plataforma para categorizar y premiar algo que no le interesa mucho: los vídeos  y por tanto a  los artistas.

Contradicción por donde se le mire.

Y cuando hablo de extractos, es por ejemplo revisar la alfombra roja: Lo que se transforma en un listado de personajes que no conozco (nací en los noventas) y estilos que siempre confirman, que las músicas y músicos no se visten muy bien.

La animadora de la jornada número 32, cantante y ex personaje de Disney, Miley Cyrus de lo mucho poco. Los discursos que realiza en torno a su sexualidad,  las confrontaciones que realiza cuando le preguntan sobre Nicki Minaj, que siempre los transforma en algo de género y no de lo que realmente es (racismo en la industria musical)  de sus discos con canciones buenas (Wrecking Ball no sólo es hit es mejor balada que la su pasado Disney, The Climb, un moderno country con fuerzas de himno) la transforman en una artista, que de lo que habla no sabe mucho y la transformación de ser una adolescente/mujer-inocente/rebelde fue un show mediático, en una lógica muy coherente, que los medios disfrutan: Cabezas rapadas y teñidas, desnudos, relaciones lésbicas, letras biográficas y frases polémicas.  Pero nuevas estéticas, no.

De su respuesta a los temas raciales que propone Minaj en sus altercados  (por twitter, tan influyentes) al considerar que Nicki Minaj debería ser un poco más correcta y que es sólo la industria que goza con ver a dos mujeres artistas pelear, dadas en una entrevista al New York Times, polémicas sí porque no entendió nada.  Si afirmó  que irónicamente votará por Donald Trump (al finalizar los premios),  o que son los periodistas que sacan de contexto sus palabras (Miley qué onda) se convierte en una respuesta a lo que políticamente Estados Unidos realiza sobre el racismo, convertir una lucha social y política en voladeros de luces, en una minoría. Entonces apreciar estas instancias, no es algo tan inútil.  La existencia de Nicki Minaj en algo televisado convierte a estos premios  en algo relevante:

Te puede interesar:   Cabros, no quiero asustarlos, pero parece que Don't Hug Me I'm Scared volverá

¿Cuántas Nicki Minaj hay? hoy, una nomás.

 

Porque la respuesta televisada de Nicki Minaj al recibir el galardón a mejor vídeo de hip hop, que es lo que esta artista no quería, ser premiada en una categoría de género y no de industria (cómo lo es el premio al vídeo del año), relegada al género y no a lo masivo, es una pequeña pelea que se agradece, porque apela a que lo que realmente dice Nicki Minaj, que es una mujer negra, que escribe sus canciones, que entrega las mejores colaboraciones, que genera miles de millones y, que la discusiones que crea son políticas y culturales, enaltecer la posición de la mujer en una industria y discutir cómo parte de la industria abraza actualmente al racismo.

Interesante, porque es una lucha que ya no da Kanye West, premiado en la categoría Michael Jacskson Video Vanguard Award (Lifetime Achievement Award), un premio que homenajea lo que cada artista realiza con sus vídeos, muestra de vanguardia o estilo en trabajos que se han convertido en clásicos, por eso se llama Michael Jackson. Si se lo merece o no, me parece que queda ancho, y eso que el pasado de West es algo admirable, un ejemplo de ello es su quinta entrega, My Beautiful Dark Twisted Fantasy y todo lo que logró visualmente con Hype Williams.

 

Lo incoherente es que el resultado de este artista solo se base en su explicación para transformarse alguien que solo busca ser reconocido y aplaudido, que él solo ha buscado la apreciación artística,  eso resume la búsqueda del intérprete de Gold Digger  su carrera. No en alguien que habló por el racismo o convirtió el hip hop en un algo estilísticamente de avanzada. Este asume que debe ser reconocido en algo tan remotamente importante, como los premios MTV, un canal que los consumidores no ven. De vanguardia poco.

MTV no es relevante en la música. Las respuestas se pueden encontrar el desarrollo de tecnologías, nuevas plataformas, la insuperable industria del streaming, factores que remecieron el ver televisión. Pero es  un escenario en donde podemos ver las rencillas, discusiones y respuestas televisadas a lo que hacen los artistas y sacar ventaja de lo que los artistas hablan y piensan, los que venden millones, se vuelve un pequeño viaje en el tiempo.

Síguenos en Facebook. Nosotros deberíamos tener un canal de música. 

 

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.