El Infinito

Póngale play: Cowboy Bebop (1998)

24 agosto, 2016

Póngale play: Cowboy Bebop (1998)

Si alguien me hubiese preguntado hace un mes cuál es mi anime favorito, yo hubiese dicho “Full Metal Alchemist”. Ambas.

Hasta que me topé con esta maravilla.

Un deleite visual como auditivo. Una historia que te atrapa, te acaricia, te golpea.

Cowboy Bebop es una animación japonesa del año 1998 producida en el estudio Sunrise. Consta de 26 capítulos y además de una película. Como dato curioso, el anime fue un fiasco en Japón. Un total fracaso. Pero en Gringolandia las cosas se les dieron mejor y fue un éxito.

Es el año 2071 y el sistema solar ha sido colonizado por el hombre. En eso, se crea la Inter Solar System Police, que entre sus filas, además de policías, funcionan con cazarrecompensas. Spike Spiegel y Jet Black son socios a bordo del Bebop, una nave espacial con el que surcan todo el espacio en busca de criminales. En el camino, se unen Faye Valentine y Ed Wong*.

*Nota del editor: El nombre completo de Ed es Edward Wong Hau Pepelu Tivrusky IV  #Funfact

El día a día de estos vaqueros consiste en atrapar “presas” y cobrar el dinero, aunque, casi nunca lo logran y básicamente están en la quiebra.

Los capítulos son auto-concluyentes. A medida que va a avanzando la serie se van haciendo algunos flashback revelando la vida de los personajes. Este formato inhibe el desarrollo de una historia, puesto que no sigue una línea argumental, pero este es un caso especial.

La idea es poner a los tripulantes del Bebop en diversas situaciones, desde problemas con la comida, con su pasado, con animalistas; la idea es cautivar a la audiencia y encariñarse con el grupo. Además, experimentan con varios estilos, por ejemplo, un capítulo está inspirado en Alien el Octavo Pasajero, hay otro que especialmente da miedo, otro en donde experimentan con drogas, etc etc.

Ahora, existe una historia central que corre por cuenta propia. Spike tiene deudas pendientes con Vicius, un ex colega del grupo mafioso “Dragón Rojo”, entre ambos, también está Julia, la chica de Spike. Mientras más vamos explorando los capítulos se va aclarando el asunto.

Te puede interesar:   Trailer de The Human Centipede 3

Los vaqueros del Bebop

Spike fue durante mucho tiempo miembro de Dragón Rojo, que, como bien decía, un grupo mafioso símil a la mafia China.

Es un maestro de las artes marciales* y será el responsable de hacernos ver fantásticas peleas. Jet Black fue un policía del ISSP y actualmente es el piloto del Bebop, además de chef y el líder del grupo. En el primer capítulo conocen a Ein, un perro de raza fina que se convertirá en su fiel compañero. Faye Valantine es una ludópata y avara mujer con un extraño pasado que será la “conflictiva” y Ed Wong una excéntrica e impulsiva hacker que se une más tarde. Son sus habilidades y su relación con Ein la responsable de traernos risas durante los capítulos.

*Nota del editor: De hecho, el estilo de pelea de Spike esta basado en el “Jeet Kune Do” o «el camino del puño interceptor» de Bruce Lee.

OST

Definitivamente es uno de los mejores que he escuchado. Es una mezcla de jazz, blues y rock and roll. La influencia de la música es tal que varios capítulos tienen el nombre de canciones (Toys in the Attic, Bohemian Rhapsody solo por decir algunos).

Si hay una persecución, ¿Qué mejor que escuchar un Jazz rápido? El western espacial nunca fue tan emocionante. La responsable fue Yoko Kano y su banda, The Seatbels.

No diré más y solo dejaré que ustedes escuchen:

Más allá del Bebop

Esta serie se convierte en una parada obligada para los amantes del buen gusto. En Chile se transmitió por Cartoon Network, durante la sección de anime que daban en la noche, en donde también se transmitió “Inuyasha”, “Animatrix”, “Dragon Ball Z” (obvio), entre otras.

En ese entonces, no tuve el placer de verla, pero años después me rendí a sus encantos y, wow, sorprende bastante.

Sorprende porque es una serie que entrega mucho. Los personajes te terminan enamorando por sus personalidades tan atractivas. En escena, ves un grupo que, podrán tener muchos secretos ocultos y diferencias en la perspectiva de mundo, pero es tanto su deseo de sobrevivir que termina valiendo nada.

Te puede interesar:   Kendrick Lamar sorprende con J. Cole y tu viernes mejora completamente

Como en la vida misma; como en la amistad. Básicamente eso te encuentras al ver cada episodio.

El anime ya tiene unos buenos años, así que es fácil que te hayan filtrado el electrizante y cautivador final de la serie, en donde el desenlace fue como un fuego artificial: brilla, explota y se apaga; te mantiene tenso, te sorprende y finalmente, en el silencio post explosión, te das cuenta que en la noche hay más cosas que brillan. Si eso no es Rock and Roll, no sé de lo que estamos hablando.

En fin, tenemos enfrente un anime estupendo. Como bien dije al principio, me encantó. Me dio bastantes sorpresas, hasta el personaje aparentemente más plano y básico termina siendo todo lo contrario.

La recomiendo al 100% y espero que les guste como a mi. Síguenos en Facebook. See you space cowboy/cowgirl

Leave a comment

Comenta o muere: