El Infinito Recomendamos

PNL: La sensación francesa

14 agosto, 2018

PNL: La sensación francesa

A ratos, ver a N.O.S y Ademo en los videos de PNL evoca la salida del Par des Princes, el estadio del Paris Saint Germain. Las poleras del equipo parisino, en realidad, de los equipos de moda actuales plagan sus extras, son una de las grandes marcas de los cités franceses: jóvenes llenos de esperanzas por salir de los guetos y ser estrellas de fútbol, una lógica que el par de hermanos descendientes de árabes lograron a través de la música.

La diferencia entre ser exitoso jugando fútbol y rapeando en Francia no está muy alejada, es el mayor mercado de hip hop fuera de Estados Unidos, uno que sufre un problema inmenso por el racismo incipiente de su población. Los escándalos sociopolíticos en el país europeo no son novedad, es parte del clima en el que han vivido los inmigrantes y sus hijos, ya sea hablando francés, italiano o inglés.

PNL está compuesto por Tarik y Nabil Andrieu, dos hijos de inmigrantes árabes de Corbeil-Essonnes, uno de los tantos suburbios parisinos que reciben a los franceses que no son considerados franceses por conciudadanos de París. Es una realidad que se ve reflejada en el fútbol, ya en 1998 los problemas arrasaron con la selección campeona del mundo, junto al pie del mejor jugador de la historia, Zinade, descendiente de argelinos.

El promedio de visitas de sus videos en Youtube es de aproximadamente 20 millones, son una sensación nacional cuyo tema Le Monde ou Rien (El mundo o nada) va en los 90 millones y fue el himno nacional extra oficial durante las protestas de 2016. Es imposible entender las bases de trap con sintetizadores etereos del dúo fuera del contexto político en el que se encuentran.

Te puede interesar:   El hip hop islandés es la zorra, y nosotros no sabíamos #1: FEVER DREAM

Estribillos repetitivos, atmósfera a lo cloud rap norteamericano y bastante vocoder marcan la pauta para PNL. Todo lo hacen en familia, sin cosificar el cuerpo femenino, sin Lambos de por medio, solo hombres vestidos en tenida deportiva, muchas camisetas de fútbol, mucha estetización del narcotráfico francés de los suburbios. Se han convertido en la voz de la realidad que muchísimos adolescentes y jóvenes comparten en el país.

Lo anterior queda en claro frente a la reacción de los franceses blancos con respecto a las canciones de PNL. Sus letras son casi ininteligible para la mayoría, hacen uso de argot parisino perteneciente a árabes y romani. La única entrevista que ha dado el dúo ha sido a The Fader, fuera de eso, la mayoría de la información que tenemos en este momento es trabajo investigativo de fuentes anónimas. El proteccionismo de los códigos de honor pertenecientes al narco parece la columna de PNL.

Podría apostar cualquier cosa en este mundo, incluso dejar de escribir que si Baudrillard, Deleuze y Derrida estuvieran vivos, estarían hablando sobre la fuerza coyuntural de PNL en la Francia actual. Mientras otros raperos contemporáneos gozan de fama gracias a los medios de comunicación, el sonido del dúo francés se ha expandido por el boca a boca, la sensación parisina que refleja una realidad que se quiere esconder me recuerda lo que pasa con Pablo Chill-e acá, si bien no serán los personeros de una revolución, son la única voz que está dando a conocer las problemáticas de una sociedad que esconde sus problemas, una sociedad cargada de segregación que se encarga del hacinamiento y la muerte de jóvenes que viven sin ninguna otra oportunidad que la droga.


Also published on Medium.

Comenta o muere