El Infinito Reviews

Plan9 Review: Hacksaw Ridge (2016) La pasión de Gibson

5 febrero, 2017

author:

Plan9 Review: Hacksaw Ridge (2016) La pasión de Gibson

Mel Gibson… eres un adicto a la sangre; no hay lugar a dudas.

Cuando uno se entera de que Mel Gibson va a dirigir una película, inmediatamente uno piensa en “Corazón Valiente” o en “La Pasión de Cristo”, sobre todo por la gran cantidad de tomas llenas de sangre, un realismo exacerbado y las frases que marcaron pauta en el cine. Y claramente, por las historias que este actor estadounidense nos intenta proyectar en sus numerados trabajos como director.

Una mezcla de todos estos condimentos es lo que “Hacksaw Ridge” (Hasta el último hombre), cinta nominada a seis Premios Oscar, reparte en cada una de sus escenas.

Con un Andrew Garfield “guapeando” a lo grande interpretando un papel que seguramente le traerá réditos como actor.  Y con una historia que, nuevamente, vanagloria las batallas de los estadounidenses y su patriotismo inmiscuido en cada segundo.

201037

Hasta el último hombre“, relata la desconocida vivencia del soldado y médico Desmond Doss (Garfield), quien en su afán por servir a su país en la Segunda Guerra Mundial, se inscribe en el ejército para cumplir su rol como doctor.

Sin embargo, los lineamientos de las Fuerzas Armadas y su ideal de tomar un arma para defenderse y matar, provocaron un conflicto constante entre el protagonista y la Corte Marcial. De todas formas, la batalla en Hacksaw Ridge, Japón, cambiará para siempre la vida de él y de 75 soldados estadounidenses.

El largometraje cumple con la emoción de la guerra, las ganas de que el personaje principal logre sus cometidos, y de que cada segundo que transcurre aumente más y más la acción.

No obstante, este tipo de tramas bélicas se están acumulando en el cine actual y generan algo de ruido, independiente de que sea una nueva historia dentro de las miles que existen.

Te puede interesar:   Ergo proxy: una distopía occidental, hecha por Japan

Hacksaw Ridge se nutre esencialmente de la impecable actuación de Andrew Garfield y las adversidades que va enfrentando. Dejando su traje como el Hombre Araña, el actor logra captar la impotencia de no poder asistir a la guerra simplemente por no querer usar un rifle, sino que con la necesidad de salvar vidas.

Esto se complementa con el creíble arraigo de Desmond Doss a su religión y a los traumas del pasado (tónica recurrente en las cintas de Gibson). Además, rescata lo mejor de Tom Hanks en “Salvando al soldado Ryan” y la gallardía inconmensurable de William Wallace en “Corazón Valiente”. Digno de un Oscar.

v4-2-1200x675-c

El romance mostrado en la cinta entre Doss y la enfermera Dorothy Schutte (Teresa Palmer), le da un aire más humano y real a la bondad del soldado, mas hay momentos en que tal vez su participación no fue tan importante en la segunda mitad de la película. Sí, en la génesis era clave dar a entender que ella fue crucial para que Desmond consiguiera sus objetivos, pero no fue tan fundamental como para que Mel Gibson la incluyera más de la cuenta.

Un papel esencial fue el que realizó Hugo Weaving como el padre y ex oficial del Ejército, Tom Doss. Gracias a su labor como el bueno y el malo, consigue lo que gran parte del público estadounidense ama de Gibson y de este tipo de personajes: el patriotismo y el gran baluarte que es ser veterano de guerra.

Lo anterior se complementa con un aspecto que se ha visto en muchas producciones de esta índole. Denigrar o denostar a las otras civilizaciones, en este caso a los japoneses. ¡Qué manera de querer dejar en la cúspide del orgullo a Estados Unidos!. En muchas escenas se habla de los asiáticos como “animales”, “personas sin corazón”, y que a ellos no les importa morir. Es momento de evitar estos mensajes ultra patriotas -republicanos-, muy originarios de Donald Trump.

Te puede interesar:   Atom the Beginning: Conoce la precuela de Astroboy

Sin lugar a dudas, esta gran historia no deja de ser interesante para quien desee conocerla.

Hacksaw Ridge es otra historia de guerra, una acumulación de escenas crudas y llenas de sangre, un personaje carismático y muy creíble, y enseñanzas de superación que ya es común en la industria Hollywoodense. Merece ser galardonada, podría haber sido más intensa en sus inicios, pero termina siendo una cinta entretenida, con un par de actuaciones innegablemente excepcionales y un guion que seguramente más de alguno comentará.

Bien hecho, Gibson.

Leave a comment

Comenta o muere: