fbpx
Cine + Series El Infinito Reviews

Black Christmas (1974 -2006): Sangrienta navidad

24 diciembre, 2014

Black Christmas (1974 -2006): Sangrienta navidad

Probablemente seas joven y en esta navidad, luego de comer con tus papis vayas a carretear y mañana la festividad sea simplemente pasar la caña.

O  puede que no,  quizás, después de abrir el paquete de calzoncillos o Coral que te regalaron tus tíos, te quedes con tu familia y se te ocurra ver una película navideña. Si eres de esos. Entonces mira Black Christmas.

Sí, Black Christmas, esa película del 2006, remake de la cinta homónima de 1976 en la que un asesino acosa durante navidad a una fraternidad de chicas de la manera más aterradora posible.

El asunto con Black Christmas es que estamos frente a una cinta pionera. Literalmente.  Estrenada en 1974, casi simultaneamente junto a Masacre en Texas, Black Christmas conforma parte de las primeras películas que darían pie al conocidísimo cine slasher presentando varios de sus elementos recurrentes:

Un asesino con elementos reconocibles (en este caso su afición por la navidad y su tono amarillo), carente de emociones complejas más allá del odio y la sed de sangre, un grupo de jovencitas indefensas y castigadas en gran medida por su sexualidad, llamadas anónimas creepy y una festividad que envuelve toda la masacre. 

Pero a pesar de tener todas las cualidades mencionadas, lo dirigido por Bob Clark  no es tan sangrienta como podría pensarse.

Existe cierta estilización de la muerte y varios temas innovadores para la época, como el carácter abiertamente emancipador de las chicas y cierto aire medio Giallo que recubre la estética del filme, cámaras en primera persona, montajes paralelos en ciertas –logradísimas- secuencias de asesinatos y tonos de color saturados, cortesía de la estética navideña, le confieren una personalidad de la que adolecerían muchas de sus sucesoras temáticas. 

Tampoco es tan descabellado, pensando en Bob Clark como un realizador  que tuvo buen éxito con cintas tan dispares como Porkys y Una Historia de Navidad, por lo que el conocimiento del oficio es muy evidente.

Ayuda además el hecho que varios de sus actores fueran en su medida, gente con experiencia, incluyendo una muy joven Margot Kidder junto a consagrados de la época como John Saxon y una duración ajustada, manteniendo la tensión, curiosamente sin necesitar el golpe de efecto. 

En contraposición del efectismo ochentero que se tomó el género y foco principal decintas como Silent Night, Deadly Night, en la primera versión de Black Christmas reina más la sutileza y la insinuación, por sobre la forma.  Acá la puedes ver completita en inglés:

La versión del 2006

La versión del 2006 es muy, muy digna, y de hecho, creo que es un muy buen trabajo realizado por Glen Morgan con una adaptación del guion, por el mismo y que recupera parte del espíritu de la obra original, codificandola para las nuevas audiencias y modernizándola lo suficiente, sin caer en el cliché, o bueno, quizás si cayendo en él, pero de una buena manera.

En esta versión, Billy tiene un trasfondo más trabajado, aunque sea de manera burda. Deja de ser un asesino silencioso para volverse un desgraciado niño con ictericia, que abusado por su madre, es encerrado en el ático.

Billy crece solo y sin amor (su padré asesinado por su madre, fue el único que lo amo) por lo que una noche, viola a su progenitora que estaba ebria.

Su madre, desconociendo el origen de su nueva hija, la cría como la niña perfecta que nunca tuvo, cosa que solo vuelve a Billy aún más loco. Una noche de navidad, el ahora hombre, mata a todos, menos a su hermana-hija, y es encontrado por la policía comiendo galletas de navidad, hechas de piel humana. Con ese escenario, ahora Billy retornará a su hogar, recién escapado del manicomnio, solo que ahora, es una casa llena de chicas de fraternidad. La cena está servida.

Más?
Mads Mikkelsen está perdido: Esto es Arctic

Siguiendo los trazos de su original, la historia es la misma. Billy sale a matar.  Esta vez, en el reparto tenemos a Mary-Elizabeth Winstead, Katie Cassidy, Michelle Trachtenberg,  Crystal Lowe, Kristen Cloke y Lacey Chabert junto a la presencia de Oliver Hudson y Andre Martin quienes estuvieron en el filme original.

Black Christmas versión 2006 ya no puede ser innovadora, todo lo original que tiene su versión madre, hoy, es un cliché ¿entonces a que recurre? Fácil, al gore.

La nueva versión, cuenta con cierto sentido de la autoparodia, muertes brutales, ritmo entretenido y que en sus primeros dos tercios, nos sumerge en esa arista olvidada de la original, como lo es la psiquis del asesino.

Otro punto a favor es su marcada estética navideña con una gama cromática saturada que le confiere una identidad visual muy propia, muy bien definida y de marcado contraste.

Black Christmas va a tope con su sentido de filme slasher. No da concesiones, y a pesar de que siempre se pudo trabajar en una versión más atmósferica del filme, recordemos que hablamos de un remake que hoy ya tiene 12 años, una década en la que el slasher y la nueva ola de terror fránces sucumbieron frente al exceso, en contraposición de un género mucho más contenido que ha ganado terreno con los años.

Con eso, Black Christmas (2006) forma parte de esas pelis que funcionan solo en las fechas debido a su escenario. No alcanza la independencia de otras pelis navideñas como Batman ReturnsDead End o la maravillosa de la vida Die Hard, cintas que a pesar de tratar sobre la navidad, trascienden su curiosidad  para ser por derecho propio, un filme fundamental de su género respectivo.

Black Christmas cumple. Las dos versiones tienen lo suyo, una es fundadora y la otra es retorcida –para ser comercial-  sin embargo, en la suma de sus partes, queda floja y es recordada por ser la peli del weon amarillo que mata gente en navidad.

De todas formas siempre agradecemos los apuñalamientos y el chocolate, más si a la que matan es a Ramona, mucho mejor que ver tantas cosas llenas de amor y buena onda.


Also published on Medium.

Comenta o muere

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.