fbpx
Animé El Infinito アジア

Plan9 recomienda: Hajime no Ippo

4 septiembre, 2018

Plan9 recomienda: Hajime no Ippo

¿Han visto algo más emocionante que la pelea de Takamura contra Hawk? Imposible porque no existe. Son cuatro episodios que resumen todo lo que trata Hajime no Ippo, recomendación que podría perfectamente terminar aquí.

Hay un montón de animes deportivos que valen la pena: One Outs, Giant Killing, Ping Pong, por nombrar algunos. Sin embargo, ninguno logra una ser una serie tan redonda como lo es Hajime no Ippo.

El punto débil de la mayoría de las series sobre deportes es entregarle características ridículas a los protagonistas, hacerlos invencibles. Debido al público en que se enfocan, principalmente jóvenes, los rasgos del shonen se esparcen. Ippo es débil, pierde una pelea por el título japonés de su categoría. Takamura sufre con la pérdida de peso, Kimura y Aoki son un fracaso con relación a los dos primeros. Todos tienen sus problemas, incluso así, son carismáticos y entrañables.

Las personalidades de todos los personajes, hasta de los terciarios en Hajime no Ippo son relevantes en la historia. Fujii junto a Iimura son fundamentales para el tratamiento de las narrativas. Mientras que Nekota podría haber desaparecido después del arco del entrenamiento en la montaña, no obstante, sigue junto al grupo por mérito propio; es aceptado por los protagonistas y se desenvuelve junto a ellos ayudándolos a mejorar.

Ojalá pudiera no mencionar lo más importante de la serie: La emoción. Hajime no Ippo está cargada de momentos que transmiten lágrimas. Decepcionar a los protagonistas es una parte fundamental, mostrar el sufrimiento tanto del entrenamiento como la derrota de estos los hace tan humanos que casi es posible ver a personas en que se basaron para dar con tales personalidades. El alivio cómico en la serie está dado por ellos mismos, no se siente forzado en ningún momento. Las escenas de Takamura burlándose del pene gigante de Ippo, Kimura horrorizado por Mashiba, los niños que persiguen a Sendou; son situaciones que se desarrollan naturalmente en la trama.

Para un manga que comenzó su publicación hace casi treinta años, se ha escrito demasiado, sin dejar lugar a dudas su valor dentro del género. Como anime, sus tres series sufren de lo mismo y esta columna no es la excepción. Más que hacer un análisis estructural, que una lista de pros y contras, Hajime no Ippo es emocional. Se distancia de la cataclísmica Evangelion por su sinceridad, de Berserk por su benevolencia. Es tan ridícula que llega un punto que tomar en serio a sus personajes solo está dando por el trabajo que demuestran.

Más?
CONCHETUMADRE: Neon Genesis Evangelion llegará a Netflix

Hablar sobre Hajime no Ippo intentando no mencionar sus características narrativas es complejo. Sobre todo si la premisa principal para ver la serie y leer un manga tan extenso como One Piece es emotiva. Pero sin lugar a dudas, Hajime no Ippo es redonda por donde se le mire. Para alguien que no está habituado al boxeo, se sumergirá a un mundo donde los golpes no son la razón primordial de las victorias, si no que se trata de las relaciones que se entablan y potencian las habilidades personales de cada uno.

Si tuviera que resumir en una palabra Hajime no Ippo, sería convicción. Esa habilidad de mantener un régimen constante de entrenamiento aunque las posibilidades de ganar sean casi nulas. Es pura perseverancia que no se encuentra tan fácil.


Also published on Medium.

Comenta o muere

김치볶음밥