El Infinito

Plan9 AGOREX: “Fui violado por un (alien) gris”

24 noviembre, 2014

author:

Plan9 AGOREX: “Fui violado por un (alien) gris”

Es la primera convención ufológica realizada en el gimnasio del Colegio Municipal AK-47 (nombre cambiado para proteger la privacidad de los alumnos, aunque sería bacán que un colegio se llamara así) ubicado en la pintoresca comuna de Lo Prado.

Organizada  por el Colegio de Ufólogos Aficionados de Santiago Sur (UASS) con un chiste que en los ochenta habría sido novedoso, unos tibios aplausos despiden la charla de René Signoret. El destacado ufólogo francés, susurra “maladroit”.

¿Por qué decidió ser ufólogo?

Tengo una sensibilidad que escapa de la normalité, soy un ente luminoso. Significa, puedo comunicarme con los seres espaciales. Quizás sea difícil de entender para una mente simple, pero yo no elegí ser ufólogo, más bien, fue una misión que me encomendó Alpha Centurión, un lugarteniente de la división 458 del sector Nova sur 3000.

Más que una vocación, una misión, ¿no?

No lo entiendes.  

¿Qué es ser ufólogo?

Soy un mero eslabón, un observador de las estrellas, soy lo que gente como tú llamaría: observador de fenómenos aeroespaciales anómalos.

El ufólogo francés se dispone a continuar con su explicación, levanta un dedo al más puro estilo “E.T.”, sin embargo, antes de poder continuar, un sujeto con una máscara de látex de extraterrestre lo interrumpe: “Doctor, tenemos que irnos, la nave ya se va…”

Apretados, nos movilizamos en un Volkswagen Polo. Conduce un obeso mórbido, llamado Carlos González, uno de los gestores de la convención. Su copiloto, una mujer de unos 25 años, María Josefa Riquelme, bebe compulsivamente de una botella de vodka. En la parte de atrás, somos cuatro adultos, el distinguido doctor René Signoret, va en el regazo de Francisco “palta de supermercado” Torres. Vamos en dirección a Maipú, a la casa del guatón González. El tráfico es lento, y las estrellas se observan borrosas, producto del smog y la iluminación de la gran capital. “Esa es Andrómeda”, señala el doctor mirando el firmamento, expele un olor fuerte y en su mirada proyecta romanticismo.

Te puede interesar:   Ha muerto Kenny Baker el hombre tras R2 -D2

¿Cuál es su vínculo con Chile?

Durante años, he estudiado el comportamiento de los cuerpos foráneos que sobrevuelan los cielos del Valle del Elqui. Algunos de los descubrimientos más grandes de este siglo, y probablemente de la historia de la humanidad, se han hecho en esos despejados cielos azules.

Incluso, en este país tuve la experiencia ufológica más impactante, quizás más allá de los campos de mi ciencia, probablemente el hito más relevante de mi vida, en Chile: …

Al fin, llegamos. La casa de Carlos González, un hogar típico chileno, nos espera con las luces apagadas. Entramos, rápidamente el anfitrión nos ofrece unas cervezas, están un poco calientes, pero no parece importarle a René, quien bebe rápidamente. Después de la cuarta lata, pide un vaso de vino. “El palta”, como si estuviera en el baño de un bar de mala muerte, está jalando en una mesa de centro, una superficie de vidrio con algunos adornos. Y al parecer, toda la comunidad ufológica se dispone a consumir del albo estabilizador nasal.

Más de alguna anécdota tendrá de sus investigaciones en tierras chilenas

Ninguna.

Pero algo me podrá contar

No.

Entonces, si gusta dejamos la entrevista hasta aquí…

Fui violado por un gris.

¿¡Cómo!?

Al interior de un vaisseau spatial.

Vaya, disculpe por tocar una fibra sensible, pero podría “profundizar en el tema”

Durante una excursión, con unos compañeros de profesión durante la década de los noventa, tuvimos muchísimas visitas de entes foráneos, vale decir, observamos numerosos avistamientos de objetos voladores no identificados. Tras una larga jornada de trabajo, cansados nos disponíamos a dormir; entonces, una brillante luz plateada iluminó todo el campamento. Después, mis recuerdos son borrosos.

Los demás comensales parecen interesarse en la historia, pero sin tener ninguna capacidad de vidente, asumo que el tipo con máscara de látex (con rostro de extraterrestre) ríe, amparado en el anonimato que le proporciona el antifaz. El ufólogo aspira de la sustancia blanca, se tensa. Toma la copa, y el líquido carmesí  inicia un viaje por los confines anatómicos de Signoret.

Te puede interesar:   Los peores/mejores regalos que recibimos en navidad

Los humanos, según los estudios realizados por numerosos académicos y expertos en la materia, somos descendientes de esta especie. El aparato reproductor de un Gris, es su mente. Sin embargo, aún conservan su falo, que cumple la función de estimulante, tal como nuestro órgano sexual. Es innecesario (para un gris), pero lo conserva para una ocasión puntual, disfrutar de un coito forzoso con una especie inferior. Puede ser una vaca, un perro, un objeto inerte o un humano. 

En su nave espacial, en una suerte de recámara para la copulación, fui reiteradamente penetrado analmente por este individuo.

Ser sodomizado por un ente de otro planeta, sin duda, debe ser una experiencia de otro planeta, ¿no?

¡Sacrebleu!

La entrevista termina, quizás debí ser más sutil ¿Qué micro me sirve para Peñaflor?

Comenta o muere