fbpx
Animé El Infinito Música アジア

OST: Fullmetal Alchemist Brotherhood, la Alquimia sí sabe de música

6 marzo, 2016

author:

OST: Fullmetal Alchemist Brotherhood, la Alquimia sí sabe de música

Cuando era chica, como la mayoría de los pequeños de los 90’s y principios del 2000, mi único abastecedor de entretención era el CHV. En una época en que el cable no era para todos, éramos hartos los niños que nos pegábamos a la tele en la mañana o esperábamos ansiosos a que dieran las seis de la tarde para ver lo que tanto nos gustaba. Y es que durante la década dorada del Club de los Tigritos, el animé vivía su peak universal en el país (nunca tuviste tanto peso, Zoolo TV).

Acá se transmitía desde Sailor Moon y Slam Dunk, hasta Mikami, Los Caballeros de Zodiaco y Ranma ½, pasando por Pokemon, Digimon y cuántos más. El CHV se había convertido, sin lugar a dudas, en la escapatoria para los cabros chicos de antaño: los internetless.

Pasaron varios años hasta que le volví a agarrar el gustito a las caricaturas orientales y fue gracias a mis -siempre muy buenos- amigos que retomé las viejas prácticas. Por ellos fue que conocí este precioso animé que cambió completamente mi perspectiva sobre los “monos chinos” e hizo que me diera cuenta de que, realmente, se pueden sacar muchas cosas en limpio de una historia tan buena como la que nos presenta Fullmetal Alchemist.

Pero la trama es una cosa y la música, otra (genius). Es que la combinación entre ambas es la perfección misma.

Se sabe que una de las claves en un buen anime TIENE que ser su opening y su ending (aunque en menor medida, humilde opinión), y con FMA pasa que cada una de sus canciones son memorables. Unas más que otras –claramente- pero eso es cosa de gustos.

Como siempre, hablemos de la trama un poquitito, así como para hacernos una idea de los manjares que ocurren en su versión Brotherhood del 2009 (acá olvidémonos de la versión del 2003 porque no ha lugar).

En un contexto medio Steampunk, existen personas que tienen habilidades particulares para manejar algunos elementos a través de la alquimia. Pero para obtener alguna cosa gracias a este medio, es necesario sacrificar algo del mismo valor porque life’s a bitch.

Edward Elric y su hermano menor, Alphonse, son alquimistas en formación. Ambos viven una experiencia traumática cuando son pequeños y se mandan una cagá de proporciones marcianas. En pos de reparar ese error –y ya más grandecitos- es que se embarcan en una aventura más pulenta (y trágica) que la chucha, la que tiene como único fin el llegar a la piedra filosofal, la que incrementaría sus poderes como alquimistas.

Pero vamos a lo que nos convoca y empecemos con “Again” de Yui, el primer opening y, según mi perspectiva, el mejor del anime. Es que qué cosa más buena. La voz de Yui es la más dulce del universo y lo bacán es que es ca

paz de combinarla con una musicalización mucho más Brígida, al callo, y se vuelve increíble cuando la rabia kawaii de la cantante te pega en la cara, sobre todo con el sentido que te entregan las imágenes del opening. Pura belleza.

Si nos ponemos a conversar sobre endings emotivos y nostálgicos, ándate derechito al capítulo 15, porque ahí te espera “Let it Out” de Miho Fukuhara. Uno de los sobresalientes de esta canción es que, además de que la voz es grossa, hay una guitarra super potente, la que le da fuerza a una balada que podría no ser tan trascendente. De repente te encontrai con canciones mágicas, las que te retrasan en darle play al otro capítulo al tiro porque te tomai el tiempo de escucharla completa. Y eso es lo bonito de este -y muchos otros temas- que musicalizan FMA.

Más?
His Dark Materials de HBO presenta un primer avance

Ya dejamos claro que la musicalización de este anime es super joya, y es por eso que no podía dejar de nombrar “Period” de Chemistry. El que aparece por primera vez hacia el episodio 39, ya por la mitad del anime, es una canción esperanzadora que no deja de lado la fórmula rock-balada que ha marcado la mayoría de los openings.

Favorita de muchos, “Period” es una bonita canción, con una voz masculina que destaca pero menos memorable que otras. Pasa que, también, en esta parte del anime la trama está terrible buena, así que el amor por ese opening va por ese lado igual (digo yo).

Ending bacán: “Shunkan Sentimental”. Es que Scandal de verdad que es otra cosa. Estas cabras han participado en otros anime como Bleach o K-on! Y ya tienen harta experiencia como banda, así que pueden hacer lo que les venga en gana. Con esta canción y con “Again” me traslado directamente a la historia y vuelven los sentimientos encontrados y las ganas de instalarme a verla de nuevo.

Ya cerrando, quiero que hablemos de “Rain”, porque get ready pa’ ponerte emo. Ya cachai que se te está acabando la serie, que quizás es mejor ver un capítulo por día no más, que tenís que decirle bai bai a la preciosa Winry, a Scar, a los alquimistas Armostrong y Roy Mustang y a tantos otros personajes con los que, de verdad, uno se encariña caleta. Con “Rain” todo es pura pena. El tema es derechamente triste, emotivo a cagar y te despierta todos esos sentimientos azules. Además, como que el coro pretende actuar como una luz de esperanza pero no hace más que sumirte en la depre. Es super bonito el tema, pa’ qué andamos con cosas, pero lo que tiene de bonito lo duplica en pera, sumándole que todo el rato llueve y no hay corazón que aguante.

Son un total de diez canciones las que conforman el soundtrack de este brillante anime, once si contamos el bonus de SID, “Drama” y la verdad es que no hay nada que desencaje (bueno, quizás sí, pero solo con “Tsunaida Te” que tiene una vibra media hiphopera de la que te terminas acostumbrando).

Si no ha visto el anime, ¿qué está esperando? Aunque si escuchas este OST, seguramente, vas a correr a instalarte. Es que, de verdad, a Fullmetal Alchemist Brotherhood sí que vale la pena ponerle atención.

Síguenos en Facebook, sabemos como obtener la piedra filosofal. 


Also published on Medium.

Comenta o muere

멜~ 25. Periodista y melómana.