El Infinito

Noveno Reich: Fallout New Vegas

19 mayo, 2015

author:

Noveno Reich: Fallout New Vegas

Una vez terminada mi partida de Fallout me recluí en las profundidades de mi cueva personal a meditar. Porque Fallout me abrió la cabeza de un martillazo y me habló al cerebelo, como si fuésemos dos hippies en celo. Eso y osos gigantes radioactivos del espacio exterior. Con navajas. Sacándose las tripas en el ring más sagrado de todos: Las Vegas, Nevada.

Desarrollado por Obsidian y distribuido por Bethesda (los energúmenos tras Skyrim) nos traen Fallout New Vegas, que es un RPG (role playing game) ¿Con bazukas y balazos?¿Y puntos de experiencia con mundo abierto? La verdad es que New Vegas es el capítulo más reciente en la saga Fallout y se trata de una experiencia refinada a través de los años. Pero basta de habladurías, que para sacarle leche al toro hay que ir al grano primero.

Pienso en Skyrim. Mi encanto con ese juego fue pasajero, pero muy fuerte. Me sentía en control del mundo a mi alrededor, la ilusión de “historia infinita” es potente. Cinco horas dentro de New Vegas y Skyrim se fue a la mierda. Por fuera se ven muy parecidos, pero como bien reza el adagio: “El diablo está en los detalles”.

Es normal en el género de los RPGs tener que crear un personaje y darle atributos, fuerza, destreza, sex appeal etc. Es aquí donde yace el oro, la magia de Fallout, ya que la experiencia de cada jugador diverge enormemente de los demás, dependiendo de cómo distribuimos nuestros puntos. Un personaje más fuerte será apreciado por los npcs debido a su fuerza, o destreza, o inteligencia. Fallout lo jugamos como queremos jugarlo, pero ¿Cómo se los explico?¿Cómo le llego a estos niños? Les contaré mi experiencia.

(Jugar con un leve retraso, el sueño del pibe)

Amanece y como todas las buenas historias, la mía comienza con un tunazo en la cabeza. En lugar de irme a dormir con terno, el doctor chapatín me recauchó, como el hijo de puta correoso que soy. Tras repartir mis puntos de habilidad estoy listo para la aventura. ¿Qué sigue ahora?

Puedo hacer las misiones del doctor, ignorar al doctor, robar las pertenencias del doctor, matar al doctor, o matar y comerme al pobre chapatín. En Fallout, el karma es determinado por tus acciones, las cuales cambian la percepción que el mundo tiene de ti.

No es lo mismo ser un ladrón, un asesino o un caníbal. Deja muy atrás la trillada noción de “bueno y malo”, porque puedes ser un villano y hacer el bien a ciertas personas, volviendo el abanico de opciones tan gigantesco que tendrías que beber el agua ultrasagrada de locomía para levantarlo (sin las hombreras de 5 toneladas, claro)

(el arte marcial definitivo)

Salgo de casa. El mundo es un descampado al más puro estilo Mad Max, resulta ser que la civilización humana sucumbió en la guerra nuclear durante los 50’s, pasaron 200 años y todo se quedó como en esa época y… Ah, que la guerra fue el 2077 y entre China y el régimen fascista de estados unidos que refundó la nación a imagen y semejanza de la cultura de postguerra, y que es una ucronía donde nunca se inventó el transistor… sep, es esa clase de historia.

Te puede interesar:   Adam Wingard, director de You are Next, vuelve al terror con The Woods

Pero no temáis, pequeños zagales, que Fallout conoce a su público. No se sientan intimidados por todo el lore tipo Tolkien, ya que este existe con el propósito de dar sabor, de hacernos sentir que todo tiene contexto, nunca se nos restriega en la cara.

Volvamos a mi viaje, un par de minutos en el juego y bam! muero. Todo te mata en New Vegas, todo. La radiación, las moscas, super mutantes gigantes invisibles, zombies, bellacos con mohicanos y cadenas, putos legionarios romanos, vacas de dos cabezas, plantas, robots, vaqueros, robots vaqueros, cosplayers de elvis, alienígenas, la sed y el hambre (si así lo eliges, no quiero spoilear nada). Mi punto es que la variedad de enemigos es de puta madre, y como en todo rpg, cada uno tiene habilidades, debilidades y niveles únicos, y se irán haciendo más fuertes conforme progreses.

A mi me ponen bien cachondo los juegos con desafío, con picardía, que saben poner a prueba tus reflejos, suerte y agallas a la hora de domar tu frustración. New Vegas tiene de eso, pero no es injusto, juega con sus propias reglas y vencerlo en su juego es satisfactorio.

Por fuera, Fallout parece un shooter muy loco. Pero no es necesario ir muy lejos para sacar el Calabozos & Dragones que lleva dentro. La tecla TAB activa el modo Vats, que es una especie de tiempo bala chingón, donde vemos las probabilidades de acertar en las distintas partes del cuerpo enemigo y atacarlas estratégicamente. Cada arma tiene un índice de mantenimiento, que cambia la puntería y el daño que hacen, cosa que puede parecer complejo por fuera, pero no hace más que aumentar la diversión del juego.

¿Pero se ve bien? El apartado gráfico es bastante reguleque, los modelos de las personas y sus movimientos se notan super toscos, todos corren apretaditos, como si la cagadera cósmica fuese una pandemia en el futuro. Las caras son inexpresivas y poco agraciadas. Ahora, este es el único punto que puede echar pa atrás a los más puristas de la PC masterrace, porque aquellos con pecés inferiores, del 2008, 2010, lo corremos a dos manos holgadamente, incluso los del gobierno.

Ahora el apartado visual es otra cosa, cuando me recomendaron el juego lo hicieron con la premisa de que la soledad se sentía, de que la atmósfera lograba hacer asfixiante un desierto gigantesco. Y lo hace, pero cada dos minutos de juego algo salta, algún lagarto o evento aleatorio que involucra más o menos disparos. Las ciudades exudan apocalipsis por los poros, en especial la gigantesca New Vegas con su autopista a medio derrumbar y barricadas en llamas con prostitutas armadas hasta los pezones.

Hay que destacar el trabajo pulento de los actores de voz. Sumado al guión hacen una pega poderosa. Entre los personajes destacan: Mr House, Victor el robot cowboy, Chief Hanlon, the King, el zombi bandolero mexicano Raul Tejada (con la voz del indestructible e indesterrable Danny Trejo) son sólo parte del arco iris de personajes que trae el juego.

Te puede interesar:   ¡Star Wars: Battlefront II revela trailer extendido y novedades!

Sin duda alguna, la música en Fallout New Vegas es la naranja del pipeño. Me mola ese gustito irónico que conlleva la estética 50’s con la dureza del holocausto nuclear. Tanto el OST integrado, que es orquestal-ambiental bien tétrico, como el soundtrack de la época rockabilly con swing y Frank Sinatra (que se escucha en una radio estilo GTA, en plan prenderla y seguir jugando) son sabrosones, no tienen desperdicio.

(juzgue usté)

Nada más que decir, es un juego meritorio de la calificación más alta que me permite el estado de nevada: 7 Alfs de 9. O quizás no, exagero y digo habladurías, está claro que no es para todos los ciudadanos de a pie temerosos de dios. Gráficamente inferior a muchos otros juegos del mercado, tanto shooters como rpgs comunes, además de ser super poco cariñoso con el jugador inexperto.

Si te gusta la premisa de Fallout New Vegas, pero el rol es para gallinas como Mcfly y buscas algo cabrón gráficamente, va recomendado el brutal Metro 2033 y Metro: Last Light.

El caso opuesto, no te van los shooters pero quieres acción rpg está S.T.A.L.K.E.R: Shadow of Chernobyl, que es más lectura y menos requisitos gráficos, pero con igual cantidad de balazos en primera persona. En año pasado salió Wasteland 2, que es picao a Diablo 2, pero con la venia apocalíptica de sobrevivir subiendo de niveles. No tengo la cara para recomendar Fallout 3, porque por alguna graciosa razón nunca encontré el parche para correrlo en sistemas operativos posteriores a windows XP. Al parecer necesitas un permiso escrito por el Marqués de Carabás para correrlo, incluso si lo compraste de la tienda.

Resumiendo,es un juego tanto extensivo como intensivo, que se siente vivo en cada esquina, alimenta a cada paso la sensación de peligro y eso viniendo de un juego de rol es un logro supremo.

Adolfo va a estar revisando juegos que le  gustan desde su tribuna, bueno, porque es el Führer, todos saluden, comenten y compartan. No es una petición.

 

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.