fbpx
El Infinito FEATURED Juegos Reviews

Mortal Kombat 11: Más de una forma de morir, más de una para matar

14 mayo, 2019

author:

Mortal Kombat 11: Más de una forma de morir, más de una para matar

Hace un par de semanas, el indiscutido soberano de los juegos violentos hizo su arribo a la última generación de consolas y por supuesto, a PC. Con una historia que se conecta perfectamente con los sucesos ocurridos en la versión X, un cast de personajes renovado, que trae varias caras nuevas, y lógicamente con el sello que hizo del título, el juego más temido de los 90’s por los padres, políticos y religiosos de la época: Los Fatalities.

De vuelta al Kombate

Mortal Kombat 11 (MK 11) continua con los eventos previamente vistos, en donde un Raiden corrompido por el amuleto de Shinnok, se vuelve un cabronazo hijo de puta totalmente anti todo y, luego de hacer añicos al Dios Antiguo y cortarle la cabeza, se la lleva a los ahora malulos Liu Kang y Kitana, actuales gobernantes del NetherRealm, como “muestra” de lo que les ocurrirá si llegan siquiera a pensar en hacer algo contra el reino de la tierra (EarthRealm).

Luego de tales eventos y para evitar spoilers a la trama, solo mencionaré que aparece un nuevo personaje antagonista de nombre Kronika, creadora de prácticamente todo incluso los dioses antiguos, quién luego de mostrar su disgusto por Raiden y por lo que ha ocasionado, se propone a “juntar” ciertas líneas de tiempo para lograr desaparecer a Raiden para siempre.

El nuevo Raiden 100% motherfucker no le importa absolutamente nada.

Obviamente acá queda la cagá ya que vuelven a la vida aliados y enemigos que anteriormente se creían muertos o bien aparecen versiones “humanas” de ciertos personajes que se enfrentarán a sus versiones “caídas” en peleas que jamás podríamos haber imaginado.

Un muy buen prólogo para lo que se viene después, que no deja de ser muy interesante.

Siendo súper crítico en este aspecto, la verdad es que no deja de llamar la atención el cómo Injustice y en general DC Comics, ha influenciado a Ed Boon y compañía pues muchos elementos vistos allá, como las controversiales líneas de tiempo “chocando”, han sido implementados de manera directa a la saga.

Es algo que llega a ser lógico, ya que muchos personajes han muerto “para siempre” y obviamente necesitan un recurso argumental para traerlos de vuelta. Es por la misma razón que luchadores como Mileena, Kenshi, Goro, Shinnok, Quan Chi y otros que están presumiblemente “muertos”, vuelvan a aparecer en otras entregas con el pretexto de las líneas de tiempo.

Narrativa bien armada. Eso siempre es interesante.

Las lineas del tiempo esta vez chocarán, para lograr peleas tan extrañas pero pulentas como esta.

Finish Him!

Ya entrando al gameplay, este elemento también es algo que viene con una gran influencia de Injustice (2), pero refinado. Es apreciable un sistema de pelea un tanto más acelerado (aunque no tanto) y mucho más pulido.

Eso sí, es mucho más rápido que el X y definitivamente se siente bastante más fluido, tanto al realizar combos, como en la sensación de “velocidad” en las peleas.

Esto fue acrecentado también con la eliminación de los famosos “rayos x”, ya que ahora sólo se pueden hacer 1 vez por pelea (y se llaman Fatal Blows), dando lugar a peleas mucho más dinámicas y sin tantas pausas.

No obstante, puedes realizar “rayos x” de una manera más rápida y corta en la duración de la animación, pero con efectos igual de devastadores, con el movimiento “Krushing Blow”.

Con una duración menor, pero de efectos igual de potentes, los «rayos x» siguen siendo una buena herramienta para tomar ventaja frente a tus oponentes.

Ya no hay posibilidad de interrumpir los combos como en el X (con esa suerte de “combo breaker”) sino que ahora puedes realizar varias maniobras defensivas tales como levantarte rápidamente del suelo al caer e inmediatamente realizar un golpe, rodar hacia algún lado o bien potenciar algún ataque para que tenga un efecto más fuerte.

Todos estos movimientos requieren de “barras” de stamina de las cuales tendrás uso limitado.

A modo general, el gameplay se siente muy acorde al juego. No cuesta realmente realizar buenos combos y si te dedicas a jugar en el tutorial, quedas listo para la acción.

Hablando de eso, el tutorial debe ser uno de los más completos que existe en estas últimas generaciones. De partida te enseñarán absolutamente todo lo básico, desde cómo golpear, los botones y el cómo utilizar poderes, pasando por cosas ya más complejas como el uso y duración de “frames” para tomar ventaja versus tus enemigos, rango de los ataques y hasta cosas que podrían parecer triviales como el saber cuándo y cómo cubrirte, pero que en el juego competitivo son muy importantes.

El tutorial te enseñará absolutamente todo respecto al juego, seas un novato o veterano.

En este sentido, el trabajo que realizaron es de verdad glorioso y no dejará a nadie insatisfecho. De hecho si eres de los que aprietan todos los botones, créeme que dejarás de hacerlo una vez que termines el tutorial.

Aparte del completo tutorial, podrás jugar el modo historia o bien, jugar las famosas torres del tiempo (o las clásicas, si eres más “old school”) y por supuesto, el modo online para pescarte a ciber combos con gente de toda latinoamérica.

Más de una forma de morir, más de una para torturar

Siguiendo con la tendencia de sus juegos anteriores, esta vez los personajes también contarán con «variaciones«, para que puedas elegir el tipo de pelea que más te guste. Cada personaje contará con dos tipos diferentes de «setups» y cada uno tendrá ataques específicos.

Contarás con muchos elementos para personalizar a tus personajes favoritos de la manera que gustes, tanto visualmente como en el gameplay.

También podrás «mezclarlos» y crear el tuyo si gustas, pero no podrás utilizarlo en modo competitivo (para evitar abusos y combinaciones rotas, obviamente).

A lo anterior hay que sumarle que podrás añadirle un sin fin de elementos cosméticos a los personajes que se dividen en: cabeza/cara, arma y arma secundaria. Cada uno tendrá tres espacios para que puedas añadirles «poderes» extras, aunque estos solo funcionan en el modo de un solo jugador.

Gráficamente el juego luce espectacular, desde las cinemáticas, hasta los detalles “in game”, el título hace completo uso de los recursos que tiene a la mano. Aunque hay que destacar que el motor gráfico es un “Copy/Paste” de Injustice 2, pero claramente superior.

Más?
Hell is Other Demons: Neon, demonios y muchos, pero muchos disparos
Gracias al poderoso motor gráfico, los fatalities se ven increíbles.

Musicalmente hablando, se podría decir que el juego mantiene mucho de lo “clásico” pues los temas elaborados para esta ocasión son muy similares a los vistos anteriormente en X y 9, sin embargo, me hubiera gustado que tuviese temas antiguos “remakeados” (algo así como lo que hizo RE 2 con su remake).

Siendo un título que utilizó mucho marketing apelando a sus fans antiguos, hubiera quedado genial. De todas formas salió hace poco, así que puede que exista el milagro de que saquen algo así más adelante.

Algo digno de mencionar en este apartado, es todo lo que respecta al diseño de sonido. La verdad es que es difícil de imaginar el cómo lo hacen para que esos huesos rotos, golpes, sangre chorreando y toda esa carne desmembrada suene tan, pero tan bien, en cada nueva entrega.

Desde los puñetazos más básicos hasta los fatalities, todo suena espectacular por lo que no escucharás nada que esté como “fuera de lugar”, al contrario, todo lo podrás apreciar con la brutalidad que te mereces.

El pasado y el presente se unen, no solamente en la trama, sino que también en la música. ¿A quién más se le ponen los pelitos de punta con este temón?

Las polemikas

Acá me quiero detener un poquito. Desafortunadamente, hay dos polémicas que causaron un gran escozor entre los fanáticos.

La primera ocurrió antes de salir el juego y tiene que ver con la nueva apariencia de las chicas en el juego, mucho más arropadas que sus versiones previas (sobre todo en lo que respecta a MK 9) y no solo eso, sino una disminución notable del busto de las peleadoras, sin excepciones. Una cantidad no menor de fanaticada tildó al juego de “sucumbir a las garras del feminismo” y que la comunidad LGTB estaba detrás de esto.

No me pudo dar más vergüenza ajena leer ese tipo de comentarios.

¿Acaso las sagas no tienen derecho a evolucionar y eliminar conceptos que ya no sirven o que son muy anticuados como para tenerlos vigentes? porque para mi, el que Jade tenga una túnica verde, que su cara esté cubierta (como siempre la ha tenido, en todo caso) y tenga un par de joyas, es muchísimo más interesante que ver a una Jade con poca ropa y unos senos del tamaño de una pelota de fútbol.

La primera; una asesina. La segunda; no sé si es asesina o viene saliendo desde la productora de Kike Morandé.

Dignificar a los personajes no debería ser un problema, darles vestimentas únicas de acuerdo a su carácter no tendría porqué ser algo negativo. Que tengan un propósito argumental y de diseño que va más allá de complacer a la fanaticada varón, me parece perfecto. Que las sagas maduren y sus usuarios no, es triste.

Por otro lado, lo indefendible (por lo menos en el comienzo) fue, y acá nos vamos a la segunda polémica, al grindeo excesivo y la dificultad totalmente desproporcionada.

En algunos casos, la dificultad era totalmente ridícula, al punto de que muchos usuarios simplemente desertaron de jugar este modo de juego.

Les dejo este ejemplo; Cuando comencé a jugar y luego de terminar el modo historia, me fui directamente a las torres del tiempo (lugar principal para obtener skins, monedas y accesorios para los personajes). Todo bien al terminar las primeras torres, hasta que me tocó un Baraka que tenía el triple de vida que yo y no contentos con esto le dieron tres “buffs”:

El primero le permitía hacer caer misiles desde el cielo, cubriendo ⅓ de la arena (y me dañaba solo a mi). El segundo le permitía llamar a Kabal para ayudarlo y el último evitaba que yo pudiera saltar en determinados momentos en la pelea. Como podrán suponer, fue una tarea titánica poder ganarle y lo peor es que ni siquiera fue un tema de habilidad, fue pura cuea.

Osea, si vas a basar tu sistema de recompensas en tener suerte, mejor paso de largo. Si lo vas a hacer imposible, para que yo dependa de tener suerte. Paso de largo.

Obtener ítems y recompensas debería ser gratificante, no una tortura.

Lo peor de todo es que aún ganándole, la cantidad de oro, “almas” y “corazones”, que vienen a ser el “dinero virtual” del juego, era ínfima. Por lo tanto las quejas ante esta horrible implementación no se dejaron esperar y afortunadamente NetherRealm Studios tomó cartas en el asunto y parcharon el juego.

Felizmente les puedo decir que la dificultad se siente mucho mejor, mucho más “acorde” y no una payasada como lo era antes. Lo mismo con las recompensas, que ahora sí se sienten  como eso; un PREMIO y no una BURLA. Quizás lo negativo de esto es que de todas formas no puedes elegir qué obtener, ya que los premios son “al azar”, pero al menos ya no es un pajazo sacarlos que era lo importante.

Mortal Kombat 11 es una gran secuela para una saga que, a estas alturas, ya es clásica. Tiene absolutamente todo lo que un fanático podría querer; buen gameplay, buenos fatalities, buenas gráficas, variados modos de juego y un alto replay value. El modo de historia es entretenido, violento y con muchas situaciones bacánes. Para los que buscan un juego de peleas excelso, no se irán disconformes para nada. Recomendadísimo.

El rey a vuelto ¿Serás el siguiente?

You Weak Pathetic Fool!


Comenta o muere