fbpx
Cine + Series El Infinito FEATURED Reviews

Misión Imposible: Fallout más conocida como Tom Cruise: El último gran héroe

27 julio, 2018

Misión Imposible: Fallout más conocida como Tom Cruise: El último gran héroe

Misión Imposible es una saga que ha durado 22 años. Esa es una sentencia inusual dentro de la industria. De hecho, weón, eso, es muuuucho tiempo. Y es digno de analizar.

Desde que en 1996 Brian De Palma diera origen a la saga en su versión cinematográfica, el IMF ha pasado por varios estados para refinarse a si misma y cada uno de ellas, obedece a un estado del arte -si lo podemos llamar así- del cine de acción.

Del thriller de acción con filtro europeo (que además, recogió Besson y lo volvió industria), a Misión Imposible 2, la entrega paria de la saga con un exceso de personalidad por parte de Woo e hija de la época Matrix. Hemos visto la Misión Imposible 3, de Abrams que toma el desarrollo de villanos directamente de su Alias, hasta Misión Imposible Ghost Protocol con un Brad Bird enamoradísimo de Jonny Quest y consciente de la herencia espía que ya homenajeaba en The Incredibles.

Y así, la saga ha encontrado la manera de reinventarse de acorde a los tiempos siempre con Cruise como arquitecto del show.

Ahora, Misión Imposible vió en Christopher McQuarrie el timonel para llevar a puerto una historia que era necesaria dentro de la franquicia. Ethan Hunt ya no puede ser solo un humano indestructible que hace cosas que nadie más puede. Más bien, es un humano indestructible que hace cosas que nadie más puede, con la ayuda de otros, motivado por otros y guiado por la razón de su existir: El amor.

Un argumento cliché, comenzado por Abrams, pero que bien ejecutado nos sigue entregando diversión, ahora con mayores razones para entender porque seguimos asistiendo a misión tras misión sin falta.

Hoy, en su sexta entrega y con un Cruise de 56 años, pareciera que el IMF está en mejor forma que nunca y puedo decir sin temor a equivocarme, que Misión Imposible Fallout, es una de las mejores películas de acción del último lustro, y sin duda, entra en el podio de la misma saga.

Es que es la zorra y si esto representa un eventual cierre, no habría nada mejor. Todavía.

Veamos: desde que J.J ha sido invitado a la fiesta (manteniéndose como productor ejecutivo luego de dirigir la tercera parte) el desarrollo de cierta continuidad narrativa, se ha sumado a una idea: Misión Imposible es Ethan Hunt, pero también es trabajo en equipo, villanos bien definidos, set pieces increíbles, traiciones y acción sin parar. No es Bourne (que se estancó), no es Bond (que por naturaleza, es irregular). Es el motherfucker Ethan Hunt. Un tipo que cuelga de helicópteros, aviones, se sube a torres en Dubai y se quiebra la pierna con 56 años corriendo por edificios en París.

Es el puto Tom Cruise, demostrando que es la última gran estrella de acción de la vieja guardia.

Mi héroe, Bruce Willis, está entrampado en los VOD rascas, con destellos dignos como Glass, pero nada más.

Stallone entendió que el siguiente paso era hacer rol de productor-director. Schwarzenegger lleva un buen tiempo apostando por cosas más íntimas (aunque con desiguales resultados) y así.

Hoy, Cruise, es el único de convocar a la gente a las salas en la SEXTA entrega de una franquicia iniciada por y para él mismo. Nadie te hace esa ahora, principalmente porque la forma en cómo entendemos el cine de entretenimiento cambió. Ya casi no hay starsystem, hoy hay universos. Pero Cruise es más grande que eso.

Más?
One Small Step: El debut de Taiko Studios

SÍ, ocasionalmente se pega el porrazo como con La Momia, pero en general Tom SABE lo que hace. Tom hace Jack Reacher, Collateral, Oblivion, Edge of Tomorrow (además, adaptación decente de un manga) y todas son entretenimiento puro.

Hay que valorar espectáculos como Misión Imposible. Ya no queda mucho de ese cine, con quizá la excepción de Jackie Chan, y de forma muy tardía Liam Neeson. En el Hollywood mainstream los principales reclamos son sucedáneos como La Roca, que entre tanto anabólico abandonaron el corazón de la acción: puedes ser un héroe indestructible, pero debemos verte vulnerable, no queremos que todo sea fácil, queremos ver que triunfes, no sin antes, casi morir haciéndolo.

En Fallout, rodeado de secundarios notables por acumulación; Fallout encuentra su cenít. Tiene un villano notable y que acá repite, demostrando que además, la continuidad entre entregas si es posible.

Tres grandes set pieces rodadas con una claridad y pulcritud en los planos muy elegantes que potencian la idea de que Misión Imposible sigue siendo el divertimento que merece y que solo se supera a si misma.

El guion -y acá quiero detenerme- sigue siendo quizá la mera excusa para que veamos a Hunt hacer cosas. Pero en si mismo, jamás ha sido la idea tras esta seguidilla de películas. Está bien hecho, sencillo, fácil de seguir y coherente con el mundo planteado pero es eso, una excusa. Lo salva muy por encima lo carismático de personajes como Simon Pegg, el viejo y confiable Ving Rhames, un renacido Alec Baldwin y por supuesto, el reclamo de Rebecca Ferguson como la evolución de la femme fatale.

No son personajes unidimensionales, aunque el guion lo sea, y eso también forma parte del encanto.

No quiero contarles nada de la trama de Fallout porque perdería mucho del encanto que tiene la peli. Vayan sin saber nada. Solo con la disposición de entretenerse.

Tom Cruise tiene 56 años y ha dedicado poco menos de la mitad de su vida en ofrecernos su show. Y en Fallout, vale la pena, cada puto segundo. Él, es el verdadero último gran héroe de acción.

PD: Ah, y Henry Cavill? Henry Cavill está supremo. Lo mejor que le pudo pasar a la saga. Su máldito bigote es the best. Fuck con Justice League, valió la pena.


Also published on Medium.

Comenta o muere

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.