Connect with us

Subscribe

#Plan9Originals

Los 99 Juegos más pulentos de la década 2010 – 2019: Vol.2

Vol2.

Antes de comenzar el 2020, los ritos paganos obligan a realizar una introspección sobre la década que se nos va. Porque sí, a pesar de que nos digan que la nueva comienza oficialmente en 2010, acá en Plan9 nadie nos dice que hacer. Excepto ustedes, que ya están deseosos de saber cuáles son los 33 puestos que siguen a nuestro glorioso listado de los 99 Juegos más pulentos de la década.

66. Alien: Isolation

Puedo decir que Alien: Isolation me asustó, también me reí de mi propia incompetencia, en especial cuando le devolvía la energía a un sector del Sevastapol y me mataban los androides culiaos. En el aspecto técnico es la zorra y construyendo una atmósfera terrorífica no tiene paralelo, pero se ganó mi kokoro al conservar la estética setentera/ochentera de la película original, en particular con las máquinas de cigarros, computadores y carteles publicitarios que adornan la estación espacial.

65. Donkey Kong Country Returns

El chango mugroso de Donkey Kong volvió con una potencia meteórica en el revival que le hicieron los capos detrás de la saga Metroid Prime, Retro Studios.

Este juego es un «retorno» a la forma clásica de Donkey Kong, como un plataformero impecable que introduce nuevas mecánicas en cada nivel, y de las formas más originales que puede, me encanta.

64. Stardew Valley

El Harvest Moon de gameboy advance tiene un lugar especial en mi corazón. Y Stardew Valley se le acerca mucho, muchísimo, tanto en su ejecución como la profundidad de sus mecánicas logra transmitir una sensación deliciosa de volver a la calidez del hogar. Hay una magia extraña y melancólica que hace volver a Stardew Valley, sabe hacer de la rutina algo interesante.

63. Hollow Knight

Los metroidvania despertaron de su largo sueño, y llegaron para dejar la cagá. Cuando me recomendaron este juego que con la premisa de «Dark Souls pero con polillas«, no enganché mucho, pero tras 20 horas de juego, puedo decir que en realidad es más cercano a Super Meat Boy con espadas, y esa weá es brillante y brutal en partes iguales.

62. Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Las expectativas estaban infladísimas cuando llegó Metal Gear Solid 5 y el resultado fue menos que estelar, pero por la cresta que lo disfruté, todo me importó un pico porque en ese momento y lugar pude ponerle fin a mi infancia. Tuvo un impacto similar al final de la saga Harry Potter, los fanáticos lo disfrutaron a concho, pero ninguno tiene el atrevimiento de defender «Las reliquias de la muerte», es insensato.

61. Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Me duele que uno de los mejores juegos de 2019 esté cayendo en el olvido tan rápido. Es literalmente Donkey Kong Country 2, tiene los mismos niveles, dificultad y mecánicas, pero las cosas nuevas que trae consigo conducen directo a The Impossible Lair al Olimpo del videojuego. Es descabellada la falta de atención que está recibiendo, en serio vayan a jugarlo.

60. P.T.

¿Cómo un demo es capaz de convertirse en uno de los mejores juegos de terror en la historia? P.T. encarna lo mejor de la industria, en la forma y el lugar correctos. Yo jugué P.T. en una habitación oscura con un grupo de 7 personas, y cuando los gritos y las risas se hacen indistinguibles unas de otras, el juego está haciendo una pega magnífica.

59. Undertale

Undertale es la manifestación más pura de amor por el medio interactivo, una obra labrada para un público de nicho, los fanáticos de RPG Maker, de la mano de un fan que jamás pudo imaginar el impacto de su obra. El salto al mainstream de los juegos indie «artesanales» es la zorra, y el juego en sí también, es especialmente placentero cuando llegas al juego sin spoilers.

58. The Walking Dead

El primer acercamiento con The Walking Dead, de Telltale studios, es intenso, duro y a ratos grotesco, pero la impresión que te deja este juego es imborrable, en especial si lo jugaste cuando salió, en aquel entonces nadie vio venir una historia de muertos vivos con corazón, porque el núcleo duro de este juego es conservar la humanidad ante todo pronóstico, eso y peinar a Clementine.

57. Saints Row: The Third

Saints Row III es una carta de amor al género de acción, lo que empieza con guerra de pandillas culmina en lucha libre con motosierras, zombies, batallas aéreas en un helicarrier y aventuras en la realidad virtual estilo tron.

Doble puntaje por su soundtrack, que incluye una radio de música clásica, cosa que tanta falta le hace a los GTA.

Puta que es bueno Saints Row, por la chucha. 

56. Marvel vs. Capcom 3 Ultimate

El salto de 2D a 3D en la saga Marvel vs Capcom estuvo la zorra, los mismos combos aéreos (y a veces, combos infinitos) un chilion de personajes y en general la misma diversión y carisma del original. Ahora, cuando salió valía pico, la versión ultimate corrigió bastantes problemas, cosa que valoro bastante y no es algo corriente de ver.

55. Bravely Default

Me gusta caleta Bravely Default, es un homenaje a los RPGs ochenteros que trae de vuelta elementos clásicos, como un equipo de 4 aventureros que lanzando magias y matando dragones busca un montón de cristales elementales.

No obstante es un juego moderno, adopta funciones anti frustración como multiplicadores de velocidad e invocaciones en línea, cosas que elevan la experiencia a una wea a toda zorra.

54. GTA V

Pa entender la explosión cultural que fue GTA V hay que cachar el tremendo salto que se pegó desde GTA IV, Rockstar construyó una simulación brutal de California en uno de los juegos más impresionantes de la década. Y el online, el glorioso online, una de las experiencias más brutales que nos entrega el videojuego contemporáneo, sabe construir sobre los cimientos de diversión y explosiones que nos dejó GTA San Andreas de legado.

53. SUPERHOT

La verdadera experiencia John Wick, Superhot parece un shooter pero es un juego de puzzles en secreto, donde planificar cada movimiento o detenerte y pensar en tu próxima jugada ponen en la mesa una dimensión nunca vista en los juegos de disparos. Es bacán la manera en que te muestra lo que hiciste en tiempo real al final de cada nivel, haciéndote sentir como un genio del combate a balazos.

52. Yakuza 0

Peleas a combos, chinos asesinos, apuestas ilegales, videos eróticos, torneos de lucha a muerte, tatuajes, negocio inmobiliario, dardos, máquinas de peluches, alcohol y jugar al dress up con waifus de tu propio cabaret son el corazón, riñones e hígado de Yakuza 0.

Pero no se distraigan, que su plato fuerte es la historia: intensa, entretenida y dramática al mismo tiempo, no para de escalar lanzándote weas exponencialmente más y más ridículas… hasta que te sale Mr Shakedown y te quita 100 millones de Yenes de dos cornetes, juegazo.

51. Overwatch

Overwatch es un juego de laboratorio, cada una de sus aristas está orientada a complacer al jugador: el feedback de las armas, las sinergias entre personajes e incluso las funciones que el juego no te dice expresamente son decisiones deliberadas, claro eso se puede decir de cualquier juego, pero en Overwatch se siente con una fuerza inaudita.

No es un Call of Duty o un Battlefield donde el producto es desechable, aquí Blizzard se preocupa por mantener un estándar de calidad casi tanto como se preocupa por mantener al gobierno chino contento.

50. Metal Gear Rising: Revengeance

Una vorágine de acción y sablazos ninja en el universo Metal Gear, como Bayonetta pero con más cyborgs, el juego es brillante y ultra animé pa todo lo que te tira encima, en especial los robots gigantes.

Creo que lo más memorable que tiene son los jefes finales, en especial el Donald Trump que se baja de su mecha para agarrarse a cornetes con Raiden a guata pelá, un frenesí de hilaridad y acción brutal por igual.

49. Darkest Dungeon

Oscuro, siniestro y ridículamente adictivo, Darkest Dungeon es un RPG donde todo el equipo es desechable y la muerte una consecuencia aceptable, el estilo artístico picao a Hellboy le añade una capa de intensidad brutal, yo vine por el aspecto visual, pero me quedé por el gameplay.

Administrar aventureros, ver que no se vuelvan muy locos y reemplazarlos lo más rápido posible es el núcleo duro del juego, que vive y muere bajo su misma premisa de oscuridad lovecraftiana, es hermoso.

48. Dead Rising 2

Además de ser una maravilla técnica poniendo alrededor de 3000 zombies en pantalla a la vez, Dead Rising 2 es la zorra, aquí tu peor enemigo es el tiempo, en todo momento estás bajo presión porque cada acción conlleva sacrificar sobrevivientes o perder misiones secundarias. La cantidad de finales, secretos y múltiples modos de juego son la guinda de la torta, pero a mi me enamoran con cosas sencillas, como arrollar una horda de zombies montando una podadora, ya saben, los pequeños placeres.

47. King of Fighters XIII

Cada vez que sale a colación el tema de los juegos de lucha, yo me pregunto ¿Y si volvieran al 2D?¿Un Street Fighter como Third Strike?¿Un Marvel vs Capcom con sprites?¿O un Mortal Kombat con actores usando pijamas de ninja? Entonces salió KOF XIII y me hizo creer en el amor, una obra de arte deliciosa que exuda amor por la franquicia y el poderoso legado sobre el cual construyó una leyenda.

46. Uncharted 4

Uncharted se caracteriza por una cosa: Sus secuencias de acción, pero no es hasta su cuarta entrega donde las perfecciona, con momentos como escapar de la cárcel panameña o la balacera en las calles de Madagascar.

Es una conclusión satisfactoria y muy bien lograda que posiciona a Naughty Dog como una de las compañías punteras en la industria, y por lo mismo, más les vale no cagarla en The Last of Us 2.

45. Dragon’s Crown

La estética de Dragon’s Crown puede describirse como la versión ecchi de la revista Heavy Metal, pero sus influencias van más allá: Gauntlet Legends, Knights of the Round, Shadow over Mystara, entre otros clásicos del arcade noventero. Hay violencia, acción, tesoros, calabozos, dragones, princesas, quimeras en laboratorios, barcos hundidos rellenos de oro e infinidad de aventuras rejugables.

44. Journey

Pagué 20 lucas por un juego de una hora ¿Acaso me arrepentí? JAMÁS, Journey es una montaña rusa de emociones, una experiencia bellísima de colores y sonidos diseñados con mimo para transmitir un mensaje de cambio y cooperación con otros jugadores. Por eso, seis años después de haberlo comprado, les digo con fuerza: No me arrepiento de haberlo comprado a precio completo y eso en esta época, es el mejor piropo que puedes decir.

43. Batman: Arkham Knight

La forma correcta de terminar una saga, Arkham Knight hace una wea que me vuelve loco: Se esfuerza por impresionar, cada rincón de ciudad Gótica tiene amor puro y duro por Batman, y como su mito permea a la cultura pop. Pero, además de ser una maravilla técnica, es un juego con corazón, me gusta más que Arkham City ¿Y qué tanta wea?

42. Mass Effect 2

Cuando salió Mass Effect 2, el mundo no tardó en postrarse a sus pies, como un parangón para el action rpg occidental y un faro de luz que los videojuegos del futuro verían con respeto y admiración.

Nada de eso pasó, y me importa un pico porque Mass Effect 2 sigue siendo la zorra, una fusión entre shooter en tercera persona y RPG estilo Bioware, con narrativa orgánica y sexo espacial. Ahora, todos sabemos que se ganó este lugar por una razón: la misión suicida, ahí fue donde me enamoré. 

41. Detroit: Become Human

Skynet: The videogame, honestamente no vi venir lo genial que es Detroit hasta casi el final, donde me dí cuenta que el juego no me juzgó por mis decisiones violentas, nunca tuvo un afán moralizante, los androides son lo que quieras que sean y punto.

Esta vez David Cage se lució con una historia infinitamente superior a sus antecesoras, sin dejar de lado su objetivo de borrar la línea que separa al videojuego del cine. En conclusión, lo siento, pero Connor es mi Husbando.

40. Assassin’s Creed 4 Black Flag

Lo voy a decir aquí y ahora: Este es el único Assassin’s Creed bueno. Recorrer el caribe es una weá de otro planeta en Black Flag, Ubisoft tiene la mala costumbre de rellenar sus mundos con mil tonterías secundarias que no aportan en nada ¿Pero aquí?¿Explorar barcos hundidos?¿Cazar ballenas?¿Encontrar pirámides aztecas?¿Derribar fortalezas a cañonazos? son la zorra. Y las recreaciones de ciudades coloniales son brígidas, hay un amor inusual en este producto, amor con el que yo logro conectar.

39. Resident Evil 7

Una pequeña vuelta de tuerca al clásico gameplay de Resident Evil trajo consigo un renacimiento absoluto que redimió a Capcom de todos sus pecados, consagrando una segunda edad de oro para la compañía.

RE7 es tenebroso, oscuro e inusualmente divertido, hace una weá que me encanta, cuando crees que el juego va a terminar, viene y te lanza de hocico en un mundo extra, donde las balas se te pueden acabar ¿Pero los sustos? Jamás.

38. Alan Wake

Stephen King: The videogame, es un juego extraño, su gameplay puede ser tosco, pero es lo último en lo que te fijas, porque Alan Wake sabe contar una historia mejor que nada.

Cada capítulo parte con un “previously on Alan Wake” que trae consigo un mundo picao a Twin Peaks, que se mezcla con un aura a película serie B que me fascina, me arrepiento de haberlo pirateado, lo necesito en físico para colgarlo sobre la chimenea.

Alan Wake lamentablemente terminó siendo menos ambicioso en términos técnicos de lo que realmente estaba planeado, pero eso no importó porque la historia es tan condenadamente buena que quizás su gameplay más lineal ayudó a su narrativa. Un caso extraño, sin duda.

37. Pokémon X/Y

Yo volví a jugar pokémon por culpa de X/Y. Me convenció porque trajo consigo un arsenal de weas bacanes: modelos 3D, megaevoluciones, el superentrenamiento, intercambio milagroso, un post game bacán y caleta de pokemones, nuevos y clásicos.

Por primera vez pude entrar a la hierba alta y regodearme con los monstruos de bolsillo, si hace 25 años tenías que elegir entre pidgey o rattata, en X/Y cada ruta es un microcosmos de fauna silvestre pokemón, se siente bacán no saber a quién elegir para el equipo entre tanto mono pulento.

36. Kerbal Space Program

No es necesario ser un experto para ser un gran artista. En Kerbal te vas a equivocar, a frustrar y a volver loco intentando una y otra vez ese lanzamiento perfecto. Este juego me hizo sentir inteligente por averiguar cómo funciona la física más básica para sacar cohetes de la atmósfera, y luego me soltó la mano para embriagarme de creatividad en las locuras voladoras que podemos engendrar. 

35. Borderlands 2

Un chilión de armas para elegir, miles de enemigos, cientos de habilidades, decenas de lugares, NPCs, DLCs… pero el único número que me importa son los jugadores: 2 (o 4 si tienes suerte), Borderlands 2 es un juego de hermanos, para poner en la consola y esperar a que tu compañera de armas salga del baño para terminar el dungeon, es la clase de juegos que crea lazos irrompibles.

34. Red Dead Redemption 2

Una vez que terminas tu aventura, el aura de melancolía que permea a Red Dead Redemption 2 se queda contigo, te acompaña como si lo hubieses jugado hace 20 años, aquí hay una carga emocional honesta y genuina que convierte a RDR2 en una leyenda del viejo oeste, eso y ah!, debieron sacar las animaciones de despellejar animales, cortan la acción.

Nos quedan 33 puestos para terminar esta infame listado. Estás de acuerdo? Faltan? sobran? Putea en los comentarios. Revisa nuestra primera parte, acá:

#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.

Written By

Trololololo.

Lo último en Plan9

NERDS SIENDO NERDS: Hay gente que se enojó porque en el live action de Cowboy Bebop Faye Valentine no usará exactamente el mismo traje que en el animé

Animé

El Cochinote vs Ghibli: El día en que Harvey Weinstein intentó meter mano a la princesa Mononoke

Animé

Conchetumare: El 2021 vuelve Shaman King

Animé

Pobre, comunista y maricón: Tengo miedo Torero de Pedro Lemebel llega al cine y acá está su primer avance

Cine + Series

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.