Connect with us

Subscribe

#Plan9Originals

Los 99 Juegos más pulentos de la década 2010 – 2019: Vol.1

Parte 1.

Sólo voy a decir una cosa del año 2019: Año concha de tu madre. En la última década pasaron cosas malas, cosas mediocres y cosas locas, pero todos estamos de acuerdo en que nadie fue capaz de predecir cómo iba a terminar. Si me dices el 2009 que se viene la tercera guerra mundial, yo podía creerlo ¿Pero un estallido social? Si claro, como si esas cosas pasaran.

Hoy vengo a conmemorar una década como el hoyo de la única forma que se me ocurre: Videojuegos, porque puta, son bacánes y este año cumplí 10 años escribiendo al respecto, me toca celebrar.  Y cómo no hay nada que celebrar, yo hago esta lista como quiero.

Aquí no hay un sólo juego que no haya jugado, yo no miento como otros medios que copian y pegan nombres de juegos con el propósito de agradar a una parvada de pájaros culiaos. Tampoco tengo una Switch, ni dinero infinito (la mitad los jugué pirata) tengan eso presente. Y por supuesto, comenten ustedes por los mejores de la década, no sean weones y participen, que los quiero mucho. 

99. Mystic Messenger

No se dejen engañar por Mystic Messenger, es muchísimo más que un juego sobre husbandos coreanos que te jotean por messenger.

El romance, drama y terrorismo se dan cita en una historia que destaca por su narrativa en tiempo real y la creatividad desbordante que despliega a la hora de contar una historia usando el celular.

98. Frog Fractions

Numeradores, denominadores, porno de insectos y dragones marcianos se dan cita en Frog Fractions, el juego más educativo de la década.

A los videojuegos les cuesta un poco el humor, hoy más que nunca hacen falta espacios seguros y cómodos para que los diseñadores continúen su exploración en la comedia, como lo hace Twinbeard Studios, quienes cargados de creatividad y dadaismo parieron este juego.

97. Octopath Traveler

El estilo visual de Octopath Traveler se puede describir como un diorama medieval de cartulina que salta de la pantalla y te pega en los cocos. Es bacán, pero los aspectos RPG son un poquito repetitivos y hay harto grindeo, o sea matar monstruos para subir de nivel.

De todos modos, es una experiencia grata con la dificultad justa como para no incomodar.

96. GOROGOA

Gorogoa es chiquitito, bonito y cortito, punto. No esperen que les redacte un párrafo completo para cada juego en esta lista, aunque a veces me vaya en la volá tengo cosas que hacer.

Además, todo lo dicho arriba refleja a la perfección lo que es el juego de Annapurna Interactive, quienes se han especializado en fabricar estas joyitas. 

95. LIMBO

No enganché mucho con Limbo la verdad, pero reconozco su grandeza y lo influencial que fue para los desarrolladores Indie, a mi me gusta más Braid, juego que junto a Minecraft, Super Meat Boy y Gears of War salió la década de los 2000 y a diferencia de otros medios yo no puedo obviar ese hecho y chantarlo en la lista como si nada.

Me refiero a Polygon que puso a Minecraft en el número 1 ¿Con qué cara cobran esos periodistas sacos de albóndiga?

94. Fire Emblem Heroes

Quién te conoce Pokémon Go? abran paso a Fire Emblem Heroes, juego de estrategia y gatcha para celulares que primero es un buen videojuego y segundo una estafa piramidal de apuestas con husbandos.

Lo más bacán es que puedes partirle la raja a un jugador de pago con una cuenta gratuita, sólo usando tu inteligencia y astucia.

93. Cities: Skylines

¿Y qué pasó con Sim City? Volvió, en forma de Skylines. Es la evolución natural del género City Builder, con todos los elementos que nos hicieron enamorarnos en los 90 y que ahora toman la delantera, en esa eterna carrera por diseñar la ciudad perfecta.

Me encanta el rol central que tienen las redes sociales en el juego, donde te enteras de los problemas viales y de accesibilidad a servicios básicos usando Twitter.

92. Dark Souls III

Dark Souls III está bajito porque no quiero llenar de secuelas esta lista. Por lo demás es la forma perfecta de la saga Souls, que sabe culminar de forma magistral una trilogía de obras maestras

¿Cuántos juegos en esta lista pueden decir que empezaron un género por sí solos? Igual estuve súper tentado de poner Dark Souls II, pero en perspectiva es menos palatable y más inclinado al modo online que el resto de la saga, eso le resta puntos porque en el fondo el gran espectáculo de la franquicia es la dificultad satisfactoria que supieron masterizar.

91. 80 Days

Plagado de creatividad desbordante, 80 days es la adaptación definitiva de la obra de Julio Verne, en formato de novela visual, donde las decisiones que tomamos y la ruta que elegimos cambian todos y cada uno de los aspectos en la aventura.

La weá desborda originalidad a raudales, es un juego que puedes terminar 20 veces y siempre te tira algo nuevo…o algo horrible. Este juego me convenció del potencial que tienen las plataformas móviles para armar juegos excepcionales con historias originales.

90. A Hat in Time

Es como si Mario 64 fuera una sesión de jazz improvisado: cada error que cometes corriendo y saltando puedes contrarrestarlo de forma creativa.

A Hat in Time asimila esa esencia y le pone una pizca de humor picao a Psychonauts, sazonando una ensalada de conceptos, originales y clásicos, que satisfacen a los fans más hardcore del género plataformero.

89. Horizon Zero Dawn

Con una combinación de mundo abierto, sigilo y Monster Hunter, este juego se ganó un lugarcito en mi corazón. En lugar de intentar diferenciarse de la competencia, Horizon Zero Dawn se compromete a hacer un juego balanceado, donde el espectáculo de monstruos mecánicos es el elemento principal.

Siento que es el «triple A» más honesto con su audiencia que conozco, y por eso lo respeto. 

88. Uncharted 3: Drake’s Deception

Es menos bueno que Uncharted 2 en todo excepto el apartado técnico, por las secuencias de acción pulentas y dinámicas y eso lo pone en la delantera.

También está el modo online, que parte rajas con 20 jugadores al mismo tiempo trepando edificios y soltando granadas, sería muy hipócrita de mi parte no poner un juego al que le dediqué tantos fines de semana de mi vida triste y solitaria. 

87. Bloodstained

Para mi, Bloodstained es un Castlevania al nivel de Symphony of the Night, Order of Ecclesia o Aria of Sorrow, salvo que no pertenece a la saga ni lo hizo Konami.

Es colorido, divertido, pero un poco fácil ¿Por qué tan abajo en la lista? Si tan sólo hubieran optado por un estilo pixel art en lugar del 3D rancio y acartonado de Unity, habría sido mi juego del año. 

86. Danganronpa 2: Goodbye Despair

La fusión entre Phoenix Wright y Battle Royale da luz a una novela visual que exuda carisma.

Igual se puede argumentar que es el «volumen 2» del Danganronpa original, pero siento que maneja mejor la temática de «esperanza» vs «desesperación» que caracteriza a la serie.

Los juicios son particularmente divertidos, al punto que se parece más a un juego de acción, que a uno de resolver crímenes estilo detective Conan. 

85. Vanquish

En un océano de malas copias de Gears of War, Vanquish lleva el concepto del shooter en tercera persona al siguiente nivel.

Tiroteos frenéticos con un tiempo bala delicioso y adrenalínico, la idea de juegos de disparos que tienen los Japoneses me encanta, y es digno de estudio.

84. South Park: The Stick of Truth

No es tan descabellada la idea de un buen juego de South Park ¿Pero que además sea un RPG competente? Eso sí que se celebra.

El estilo visual idéntico a la serie y las camionadas de referencias tanto clásicas como modernas hacen de The Stick of Truth un testamento de qué tan lejos puedes llevar los chistes de peos. 

83. Far Cry 3

Quemar selvas, cazar tigres y reventar fortalezas de piratas son sólo algunas de las actividades que hacen de Far Cry 3 un juego excepcional.

Si, es súper bueno, pero no es ni cagando Far Cry 2, ese juego es de una época distinta donde el medio no temía explorar conceptos originales, había un esfuerzo honesto por impresionar. 

82. Spec Ops: The Line

Mi opinión sobre Spec Ops: The Line se ha ido enfriando con el paso de los años. Al principio fue “woah, esta weá está la zorra”, pero aunque 2019 ha perdido el impacto original que genera su historia, sigue siendo un juego excepcional para jugar si no sabes nada de él y quieres llevarte una tremenda sorpresa con lo mucho que ha avanzado el videojuego como medio artístico.

Al final Spec Ops hoy no impacta tanto, pero sin él, muchas cosas no podrían haber sido posibles.

81. Horizon Chase Turbo

Esta década vio llegar una horda de “sucesores espirituales”: Divinity Original Sin, Dragon’s Crown, Bloodstained, Two Point Hospital, Yooka-Laylee, City Skylines y muchos otros vinieron a parchar el vacío dejado por esas franquicias olvidadas que tanto amamos.

En ese sentido, Horizon Chase Turbo me hace olvidar que han pasado 22 años desde el último Top Gear, y lo amo por eso. 

80. God of War III

God of War III sabe transmitir una sensación de escala que no habíamos visto hasta ese momento en el mundo de Kratos, cada escenario y jefe te hace sentir diminuto y la acción es exquisita, masacrando a dioses y titanes por igual.

Quedó más o menos abajo en esta lista igual, básicamente porque me gusta más GOW II, y porque al final se desinfla cual globo en cumpleaños de avispa.

79. Anarchy Reigns

Cargado de ambición, violencia y acción Anarchy Reigns es una joya del Play 3 que nunca obtuvo el éxito ni la atención que merece.

Es un juego que hace weas bacánes, como escenarios que cambian con el paso del tiempo y un montonera de modos online y offline para jugar con amigos porque la acción siempre reina en los juegos de PlatinumGames.

78. Max Payne 3

Rockstar tuvo los huevos para continuar la historia de Max Payne 2 y con eso dicho huelga decir: Max Payne 3 es una locura por mérito propio.

Acción irrefrenable, combinada con una inteligencia artificial pal pico y un multiplayer a toda zorra que me tuvo pegado por meses, puede no ser el sucesor de «The Fall of Max Payne» que merecemos, pero sin duda es el sucesor que necesitamos.

77. The Sexy Brutale

Aquí va uno inusual, los cabros de Tequila Works se vistieron de gala para parir una de las aventuras gráficas más atípicas de la década.

Atrapados en un loop temporal, estilo día de la marmota, nos toca evitar una serie de homicidios en una mansión donde cada habitación es un puzzle diferente. Giros en la trama, suspenso, drama y una historia que culmina en una experiencia de otro planeta.

Qué delicia de final!

76. Just Cause 2

Just Cause 2 tiene una cosa que sus secuelas no: Ninjas, específicamente ninjas norcoreanos ¿Necesito decir algo más?

Explosiones, un chilion de vehículos, desactivar misiles nucleares en pleno vuelo, batallas navales, poderes de Spider-Man, es un sueño de infancia hecho videojuego y eso lo vuelve especial para mí.

75. Persona 4 Arena Ultimax

Arc System y Atlus unieron sus fuerzas para desarrollar el juego de peleas con detectives psíquicos más pulento de la generación.

Ahora, no deja de ser súper complicado, con combos complejos y mecánicas que apenas te explica ¿Por qué chucha tengo que aprender cómo funciona el baseball pa conectar combos?

De buena fe no puedo subirlo más de puesto, eso y porque valgo pico en línea.

74. JoJo’s Bizarre Adventure All Star Battle

MUDA MUDA MUDA! El juego de los Jojos que me hizo creer en el amor, no es perfecto, mas se le acerca tanto.

Tiene un cariño tremendo por el material original, un mimo en cada una de sus referencias y de forma “bizarra” me recuerda mucho al clásico de PS2 Naruto Shippuden: Ultimate Ninja 5 (por la rechucha que juegazo).

Si, está super abajo, porque es un poquitin básico, pero lo amo igual. 

73. Cuphead

Cuphead suena bonito, se ve bonito y se juega bonito. Replica en su propia lid influencias como Metal Slug y Gunstar Heroes aunque tengo una queja (somo siempre):

Es difícil de explicar pero la separación entre los jefes y los niveles de “correr y disparar” interrumpe el flujo natural que caracteriza a estos juegos más “arcade”.

Por eso está tan abajo en la lista, necesito algo más que dirección de arte perfecta para enamorarme.

72. The Last of Us

¿Tan abajo que está Last of Us? Si, a mi el final me cagó toda la experiencia y no me refiero al aspecto narrativo, sucede que la dificultad del juego se pega un bajón tremendo en el último cuarto de historia, y eso molió a palos mi inmersión.

El multiplayer compensa estas falencias, porque es divertido combatir en escenarios claustrofóbicos, haciendo uso de mecánicas que involucran redes sociales, te haces un clan con tus amigos de Facebook, cosa que igual es bacán.

71. Final Fantasy XV

El último tercio de Final Fantasy 15 es bien malo, hay muchas incongruencias y la historia aparenta ser más compleja y profunda de lo que en realidad es.

Me sentí engañado cuando lo terminé, pero no puedo pasar por alto lo divertidas que son las primeras 30 horas, webeando en el gigantesco mundo abierto, acampando, cazando monstruos, haciendo quests y turtisteando en las ciudades y ruinas que dan vida a un juego que pudo ser perfecto, si tan sólo se hubiese comprometido con el mundo a su alrededor, el verdadero protagonista.

70. Dragon’s Dogma

Después de experimentar la mejor pantalla de título de la década, Capcom nos masajea las patitas con Dragon’s Dogma, el genial action RPG que cayó en las sombras del olvido y que deseo con todo mi corazón vuelva algún día.

El combate es súper exagerado, con explosiones, tornados y monstruos gigantes, tu equipo es una manga de marionetas sin alma que se esfuerzan a duras penas por no morir, porque el juego es difícil.

69. Let It Die

“Don’t give up, senpai!” El mejor free to play de la década, Let it Die es un animal extraño, uno que combina el metacomentario de “un juego dentro de otro juego” con las mecánicas propias de la saga Dark Souls, es divertido y original de formas que no ves venir.

Puntos extra por la aparición especial de Uncle Death, el personaje más carismático del juego. 

68. Guilty Gear Xrd

La fusión entre el heavy metal, los personajes salidos directamente de un animé y la animación cell shading le dan un toque único de originalidad y diversión a Guilty Gear Xrd que es difícil de replicar.

Igual mi opinión está sesgada por el fanatismo que tuve por Guilty Gear XX Accent Core Plus R, que con un nombre así de largo estaba destinado a la grandeza.

67. Mario & Luigi: Superstar Saga + Bowser’s Minions

Esta década vió una dosis saludable de remakes formidables, pero siento que para ganarse mi corazón deben ir un paso más allá, como es el caso de este juego, Superstar Saga es uno de mis favoritos de la Gameboy Advance y cachar que el remake incluye una segunda campaña original y exclusiva para este juego es una wea encomiable y me encanta.

Con eso terminamos por hoy. Pero mantente atento! que pronto vienen los siguientes 33 lugares de los 99 juegos de la década según Plan9. Y acá está, la segunda entrega.

#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.

Written By

Trololololo.

Lo último en Plan9

El día en que Ennio Morricone «colaboró» con el Frente Patriótico Manuel Rodríguez

Cult + Mag

Pobre, comunista y maricón: Tengo miedo Torero de Pedro Lemebel llega al cine y acá está su primer avance

Cine + Series

Warner acaba de publicar el documental de Batman: La serie animada completamente gratis

Cine + Series

Plan9 Recomienda Sandman: 24 Hour Diner, un corto basado en la obra de Neil Gaiman

Cult + Mag

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.