fbpx
Cult + Mag El Infinito Música

Lollapalooza 2019: Encontrar el punto medio

1 abril, 2019

Lollapalooza 2019: Encontrar el punto medio

Cada año en que se libera el line up para Lollapalooza, la crítica es un cartel de artistas con poca llegada. Un par de nombres grandes y mucho relleno. La edición 2019 demostró de forma efectiva que se puede dar con un punto intermedio, un evento en que músicos nacionales joven pueden atraen tanto público que la organización cayó el problemas previsibles para la crítica musical.

Dejando las críticas más obvias de lado, Lollapalooza sigue siendo el evento más grande del año. La cantidad de gente congregada el día domingo en Parque O’ Higgins no se había visto antes.

Ir desde el Lotus Stage al Banco de Chile Stage (esa manía de los auspicios tan poco discretos) era atravesar una ola humana que con el pasar de las horas iba creciendo más. Mientras el día viernes estuvo más flojo, debido a ser laboral, el público para ver a Kendrick Lamar fue suficiente.

Con relación a la organización de los horarios por parte de Lotus, era difícil para la productora dar con los topes de horarios y las locaciones para cada artista. El día sábado, en el Lotus Stage, un escenario rodeado de árboles y lleno de tierra opacó en gran medida el show de Paloma Mami, donde no quedaba espacio para ver a la cantante chilena.

Mientras que Bring Me The Horizon e Interpol sufrieron el problema de los artistas que van antes del cierre: La cantidad de gente esperando a Twenty One Pilots opacó dos shows atractivos para el resto del público.

La gran excepción al problema de logística fue Jorja Smith el día viernes. Presentándose en el Acer Stage, también lleno de tierra y mal localizado, la inglesa dio un show de categoría, el que perfectamente podría haber llevado a muchísimo más público a uno de los dos escenarios principales.

Greta Van Fleet con su sonido retro hizo mover al público, que posteriormente fue a esperar el fracaso de Lenny Kravitz debido a errores en sonido. Mientras que Kendrick Lamar dio un espectáculo increíble incluso con las complicaciones de tiempo debido a los problemas de la organización.

Lollapalooza desde su primera edición en 2011 se está convirtiendo paulatinamente en un evento para familias. Durante todo el fin de semana se veían más y más parejas jóvenes con niños pequeños, adultos con niños de mediana edad, muchos coches y más cabellos canosos estuvieron presentes en el parque.

La metamorfosis que está sufriendo en gran parte se debe a su cartel, desde Américo a The Fever 333, Caetano Veloso y Foals, es una parrilla completa y accesible para mucha gente.

Shows para todos

Si el éxito del evento se mide solamente con la cantidad de público que asiste, Lollapalooza 2019 lo fue. En el caso de analizar las reacciones sobre exageradas en redes sociales, los problemas logístico le quitan puntos. Es justo destacar estos últimos, Gianluca hizo un show excelente y preciso, opacado por el escenario. Lo mismo sucedió con C. Tangana. Mientras que a Rosalía el público no la acompañó lo suficiente, se veían muchas caras de trámite más que ver a una de las artistas de hispanoamérica más interesante del momento.

Más?
The Field Guide to Evil, una antología de horror, llega con los productores de ABC's of Death

Uno de los mejores puntos de la experiencia, fueron los shows de Troye Sivan y Sam Smith. El primero durante la tarde y el segundo al final del día domingo dieron presentaciones que mantuvieron tanto al público que fue a verlos como aquellos que se movían por el parque moviendo la cabeza, disfrutando del agradable clima que tuvo el festival este año.

Críticas sí existen para la versión 2019 de Lollapalooza, sin embargo, la experiencia cada vez mejora. Los inoportunos problemas de sonido le suceden incluso a festivales de la talla de Coachella. Y los problemas de logística son debido a supuestos, meros detalles que se arreglan fácilmente.

Eso no quiere decir que todo lo que rodea al festival esté excento de críticas, y cosas que van desde la sensatez como el uso reiterado del espacio del Parque Ohiggins, o el descriterio clásico de los taxistas, hasta las críticas aweonás por la preponderancia del público ABC1, o que la portada de LUN hoy sea Kel Calderon en contra de CUALQUIERA de los shows de artistas nacionales, o que adentro, todo es caro; pero eso es precisamente algo natural en un fenómeno que ya está consolidado como un panorama de fin de trimestre en el país y en el que tienen tanto protagonismo lo que hay en el show, como lo que hay fuera de él.

Puedes disfrutarlo como lo que es, o llorar/quejarte en tu rincón. Al final la decisión es tuya, Lollapalooza se va a seguir haciendo.

Comenta o muere

김치볶음밥