El Infinito Música

La maravillosa Weyes Blood estrena dos covers

7 septiembre, 2017

author:

La maravillosa Weyes Blood estrena dos covers

Weyes Blood o Natalie Mering es una diosa de Mexican Summer amada, idolatrada y glorificada por nosotros, malditos mortales que simplemente no están a su altura.

Son The Innocents (2014) y Front Row Seat to Earth (2016), los álbumes que la convirtieron en una estrella mundial. Asimismo, las colaboraciones con Ariel Pink en Myths 002 (2017) y Drugdealer, en su LP The End Of Comedy (2016), son igual de imprescindibles en su ascendente carrera.

La oriunda de Santa Monica, California, destaca por su pop sicodélico, por la mezcla de folk, rock, efectos y letras sublimes.

Front Row Seat to Earth es de lo más espectacular que he escuchado. Un ensayo filosófico sobre la posmodernidad, la generación millenial, la posverdad, el amor romántico y el concepto de hogar. Sí chiquillos, todo en un mismo álbum.

Honestamente, no he leído ni visto ni escuchado algo tan certero y profundo. Su figura en la escena musical destaca por hablarnos de frente. Con altos y bajos explica la realidad de nuestros tiempos.

Te puede interesar:   Dead Cross de Patton y Lombardo estrena video

 

Suddenly
My mind is open
And I know
You won’t be sitting with me


Como si fuera poco, su colaboración con Drugdealer está en otra. The End Of Comedy rescata con nostalgia la psicodelia de los sesenta, a través de una calidad compositiva, narrativa e interpretativa de otro mundo. Para los fanáticos de The Beatles, este LP es imprescindible.

Si me la juego, diría que Weyes Blood es la artista femenina más importante de nuestra era. Ahora te dejamos los covers, solo dos razones para seguir embobados.

Weyes Blood – A Certain Kind [Soft Machine]

A Certain Kind fue originalmente publicada por Soft Machine en 1968. Una banda que pasó por la psicodelia y el rock progresivo. ¿Cómo suena la versión de Natalie? Juzguen ustedes.

Weyes Blood – Everybody’s Talkin’ [Fred Neil]

Everybody’s Talkin’ es una tema folk del ’66, publicado por Fred Neil. Acá, los sintetizadores de Weyes Blood son oro puro.

Comenta o muere