El Infinito Música Recomendamos

Kyary pamyu pamyu, la idol japonesa que te provocará diabetes

18 marzo, 2016

author:

Kyary pamyu pamyu, la idol japonesa que te provocará diabetes

Kyary Pamyu Pamyu es una idol de niponlandia que tiene la habilidad de causarte diabetes con sus canciones y vídeos. Cuando Hatsune Miku no podía ser traída en carne y hueso a nuestro plano terrestre, los japoneses idearon la waifu perfecta para darle en el gusto a todos aquellos que son adictos al kawaii/moe y al edulcorante. Debo confesarlo, Kyary esta dentro de mi lista de placeres culpables y puede que hoy, también termine siendo el tuyo.

Kiriki Takemura se hizo famosa como blogger y modelo “fashionista” (jamás creí en mi vida que usaría ese termino), desarrollando su vida diaria en torno al estilo Amoji Key, que en pocas palabras, define un estilo libre. Básicamente en la cabeza de Kyary, te puedes poner lo que quieras y lo combinas de acuerdo a tus propios gustos pasándote por el orto la moda del momento o si lo que usas podría detonar en un infarto a tus padres.

Tan sólo con 18 años, ya era dueña de su primera línea de pestañas postizas, como blogger su fama fue creciendo y empezó a aparecer en los medios de comunicación y en revistas de tirada nacional como Zipper! y Kera, e incluso, estuvo a cargo de eventos caritativos en honor a las víctimas del terremoto del 2011.

Kyary-Pamyu-Pamyu-2
Su primer salto a la fama fue cuando Yasutaka Nakata, fundador de la banda Capsule, la agarro entre sus pezuñas y decidió convertirla en Idol. Pero nada hacia presagiar (insertar sonido de Mea culpa) que medio Japón caería rendido ante los pies de un Pop bastante cargado a lo barroco y repleto de un fanservice que proyectaba toda idiosincrasia del país Nipon (Si, te gusto el arte detrás de la película Paprika, sabrás mas o menos de lo que hablo).

Kyary Pamyu Pamyu salto a la fama con su surreal primer single: PON PON PON! y de ahí, nada ni nadie la ha podido parar en su conquista por el país del Sol Naciente. El sello Warner Music también vio el potencial de la Idol y no dudo en poner la mano negra de su sello en ella, se ha encargado de expandir su música por el mundo y lavar nuestros cerebros con tiernos y amorosos sintetizadores.

Una de las curiosidades más grandes es que Kyary ha sido comparada hasta el cansacio con Lady Gaga por lo “freak” de sus diseños y videos, es raro y lo destaco, porque cualquier persona que haya puesto al menos un poco de atención en la isla nipona desde los 70′ hacia adelante, sabe que a Japón en cuanto a lo estrafalario no tiene rival ni competidor. Es cosa de comparar la opening USA de los X-MEN vs la opening JAP de los mismos. En fin, sólo me causa gracia.

Te puede interesar:   Maria Usbeck: pop con raíces indígenas

Tomamos 3 discos de la Idol, los analizamos y ahora cada vez que vomitamos, se produce un doble arcoiris.

Pamyu Pamyu Revolution (2012)
kyari_pamyu_pamyu_revolution_blu_jacket

Revolution es el Moe hecho Disco, una especie de live action de cualquier anime sobrecargado de fanservice nipon. Coros muy pegotes, una formula pop muy saturada que va jugando con elementos como beats galopantes o sintetizadores muy ochenteros. Se provee y juega con una dínamica muy infantil partiendo con pequeños drops y distorsiones bastante tímidas de cadencia brostep  hasta llegar a jugar con estilos como el synth pop y beats muy marcados en el tempo, lo necesario para que tus piernas comiencen a contagiarse.

Se destacan: Minna No Uta; Kyary Anan; Suki sugite kiresou & el hit Pom Pom Pom


 Nanda Collection (2013)
91kDgcroSSL._SL1500_

De la misma manera en que lo expuso en su disco anterior, este aire infantiloide y de celebración continua, perdurará a lo largo de este disco también, convirtiendosé en el sello de la cantante. Este disco se sitúa en una especie de Mundo Mágico de la música pop electro. Aunque Nanda Collection se siente de algún modo muy parecido a su debut, presenta ciertos tipos de variaciones, que caen en la introducción de percusiones bastante dramáticas y elementos casi folclóricos que surgen a destellos entre las canciones.  Samples de sonidos de Shirukens, chiptune a lo YMCK,  tonalidades medias eurobeats y  un techno muy de anime o de esos videos AMV que plagan la red.

Se destacan: Ninja Re Bang Bang; Invader Invader; Otona na Kodomo y sobretodo Mi (み) que es casi una mezcla entre cumbia peruana y una idol japonesa ¡a la mierda escuchenlo! yo le amo <3

 

Pika Pika Fantajin (2014)

kyary

La intención detrás de este disco era que Kyary dejará de ser vista con esa mirada infantil que proyectaba hacia sus fans y los medios de comunicación, ya no quería ser la niña eterna que vivía en el país de nunca jamás. Sacando referentes de Yelle y SOPHIEE, este disco se inclina más por la onda europea del techno-pop y los beats futuristas. Aunque estas influencias no calaron tanto en el imaginativo colectivo acerca de la Idol, marcaron un precedente para entender que la chiquilla ya era una mujer y no una niña hecha de algodón de azúcar.

Te puede interesar:   Kubo and the Two Strings (2016): Somos la historia que contamos de nosotros mismos

El disco lleva el estilo “inocente” de la cantante hasta los extremos, sus canciones reproducen una voz más chillona de lo normal acompañado de un piano de juguete como protagonista en la mayor parte de su metraje. Se rescatan el soft happy core, melodías al más puro estilo Carrusel y un aporte kawaii que te puede encantar o provocar un rechazo total hacia la artista. Hay dilemas y reflexiones sobre la muerte, que van esbozando en alguna medida nuevos recursos “líricos” por parte de la cantante.

Se destacan: Mottai-Nightland; Kira Kira Killer; Yume no Hajima Ring Ring & Family Party.

Además de que su Manga favorito sea Crayon Shin Shan y que una de sus especialidades sea hacer “HENGAO” (poner caras raras). Lo quieras o no, Kyary Pamyu Pamyu es un referente indiscutido de Japón, tan así, que fue nombrada Embajadora de lo Kawaii de la popular zona comercial de Harajuku.

Recuerda darnos like en nuestra fanpage de facebook y comparte la nota hasta que te tu sangre se convierta en chocolate.  

 

 

Comenta o muere