fbpx
El Infinito Juegos Reviews

Kingdom Hearts III: Mirando para atrás y adelante

13 febrero, 2019

author:

Kingdom Hearts III: Mirando para atrás y adelante

Por Alberto Jara.

Y llegamos al último juego. Después de casi 15 años tras lanzar el último juego “principal” (osea numerado, Kingdom Hearts II) y 7 luego del último juego efectivamente lanzado (Dream Drop Distance) llega Kingdom Hearts III: el desenlace de la pelea de las 7 luces contra las 13 oscuridades, el cierre de la trama principal después de infinitos spin-offs.

Por el tiempo que ha pasado y el buen envejecimiento de los juegos anteriores, que han convertido la serie en una de las mejores y más recordables de PlayStation, la expectativa no es baja. Por eso mismo, y tras una sacrificada maratón de 3 días seguidos y 30 horas de juego vamos a intentar responder la pregunta: ¿cumple o no cumple?

Pero antes de abordar el juego en si, cabe la pregunta ¿puedo jugarlo si no estoy al día?. Para quienes se perdieron en la historia, no han jugado desde el play 2 o sencillamente están recién entrando a la serie la respuesta es Sí: el juego cuenta con los llamados “Archivos de Memoria” que son un resumen de 15 minutos de los puntos más importantes de la trama hasta ahora.

Además, durante el mismo juego hay varios flashbacks a puntos que pueden haber sido olvidados (porque acá se retoman muchos puntos de juegos anteriores. Muchos.), y por ultimo si eso no basta, hay bastantes videos en Youtube que resumen con más detalles la historia (desde videos de 15 minutos hasta películas enteras de 7 horas con escenas).

Aparte, la historia en si no tiene mucho sentido, por lo que estar perdido sobre qué está pasando es normal.

Entrando al juego, lo primero para revisar es la historia. Como buen Kingdom Hearts la historia es larga, tiene poco sentido y harto plot-twist, especialmente en su último tercio, siguiendo la línea de los shonen como Dragon Ball. Por otro lado, la historia deja de lado los aspectos más Star Wars (como Birth by Sleep) y se va brigido a lo Harry Potter, porque de verdad, la última parte es como una versión animé y en esteroides de la pelea de Hogwarts del último libro/película, donde Sora se gradúa de héroe y supera los límites como Gokú, Naruto o Calcetín con Rombos Man, como buen episodio final.

Y como un regalo para los fans, en este juego se presenta el regreso de muchos personajes importantes y no importantes de la saga, dando al menos un momento para brillar a cada personaje, lo que ayuda a darle más crecimiento e importancia a personajes que antes no fueron del todo aprovechados.

Más. Mejor.

En lo que es jugabilidad, este es, a ojos cerrados, el mejor juego de toda la saga. Porque enserio, como se nota el salto a PS4 (y Xbox One). Todas las peleas son fluidas, los jefes son muy diferentes entre sí y en general da la impresión de que se esforzaron en hacer cada parte significativa e importante.

Sumado a eso, y aplicando el buen concepto de “Por qué arreglar lo que no está roto”, vuelven las mejores funciones de los juegos anteriores, como la voltereta, los comandos de reacción, el shot-lock y el flowmotion.

Además, se agregan nuevas funciones, como la forja de llaves espada (donde puedes subir de nivel las llaves para que adquieran más poder) y las atracciones, que son juegos de los parques de Disney usados para atacar. Imaginate usar el tagadá de Fantasilandia para pegarle a los que te caen mal, así de estúpido y pulento se ve en el juego.

El video en verdad no tiene nada que ver, pero igual es bacán _(ツ)_/¯

Ahora si, todas estas partes bacanes del juego provocan lo que es probablemente su mayor defecto: la dificultad. Tienes tantas opciones de pelea, tantos ataques y tantos especiales que en verdad jugarlo en experto es como una partida en Normal en cualquiera de los juegos anteriores.

Es facilísimo (además, al contrario que los otros, este juego no cuenta con un Modo Crítico). La forma en que si se puede solucionar esto es con “Cero Experiencia”, habilidad que te permite jugar todo el rato sin subir de nivel, para hacerlo más desafiante. Además de esto, como hay cosas que nunca cambian, el Pato Donald es un hater en la vida, por lo que es un milagro si alguna vez logras que te cure.

El juego cuenta con varios de los jefes más creativos y mejor diseñados de todos los juegos, en parte por las capacidades de la PS4, en parte porque esta vez los villanos de Disney no son tan cinematográficos (excepto los titanes de Hércules que dan una de las peleas mas épicas del juego, en las primeras 2 horas). Porque de verdad, los jefes y los enemigos nuevos en este juego se ven cada uno más increíble que el anterior.

Disney es magia, es diversión

Uno de los mejores puntos a favor del juego son los mundos de Disney, porque esta vez más que nunca, se sienten realmente como las películas, tanto en gráficas como en estética.

Más?
Desde este próximo lunes Cartoon Network se raja con un especial dieciochero

Así por ejemplo, tirar Piro en el mundo de Hércules da un efecto de caricatura al fuego, mientras que en el mundo de Piratas del Caribe se ve totalmente realista (y la dura, hay partes de Piratas del Caribe que realmente parecen sacadas de la película, especialmente las expresiones de Jack Sparrow). Además de eso, cada mundo tiene una jugabilidad adaptada a cada película, por lo que hay peleas de barco, minijuegos de snowboard, peleas de mecha (Si, algo así como “Súbete al EVA Sora, o Riku tendrá que hacerlo nuevamente”), una especie de juego Parkour mundo abierto con Big Hero 6, incluso un minijuego de cocina con Chefcito, el ratón Remy de Ratatouille.

Sumado a los mapas más grandes de toda la saga y una duración promedio de 2 a 3 horas por cada uno, cada mundo se siente como un juego distinto al anterior, con historias que recrean las películas y algunas originales. Así se siente una experiencia completa de Hercules, Toy Story, Enredados, Monsters Inc., Frozen, Piratas del Caribe y Big Hero 6 (además del siempre recurrente Winnie the Pooh como un mundo opcional).

Incluso la nave gummi fue mejorada, pasando de ser un shooter en rieles a un juego de exploración de mundo abierto en el espacio (y para los puritanos: las batallas retoman el estilo tradicional), teniendo misiones propias y un jefe secreto (que puede ser el easter egg más rebuscado de toda la saga).

Para completar, se encuentra el minijuego de los portafortunas. ¿Se acuerdan que en las películas de Disney de los 90 aparecian a veces figuras de Mickey escondidas como easter eggs), eso vuelve acá, ya que en cada mundo hay una serie de Mickeys escondidos para fotografiar (y ojo, son requisito para sacar el final secreto) con la camara saca-selfies de Sora (como un buen millenial).

Que tu corazón sea tu llave guía

Otro punto importante es que si bien este juego termina la denominada “Saga de Xehanort”, no es el último Kingdom Hearts. Y esto queda más que claro con el juego, ya que además de cerrar las historias actuales, deja la puerta abierta para una nueva saga a futuro.

Sumado a esto está el hecho que por fin Disney toma en cuenta esta saga, dando más publicidad e importancia, lo que tuvo repercusiones directas en el título, ya que es el juego más exitoso hasta ahora, habiendo vendido más de 5 millones de copias en su primera semana (el doble que Final Fantasy XV cuando salió), por lo que podemos asegurar que Square Enix y Disney van a estar aguja para que se hagan mas juegos.

Corazones rojos, Corazones fuertes

Volviendo al principio, entonces, ¿cumple la weá o no?. Mi respuesta es que Sí, definitivamente. Kingdom Hearts III se nota como un juego hecho con dedicación y respeto por el material original, tanto de los mundos Disney como de la trama del juego (que sigue tan enredada y con diálogos tan malos como siempre) y con una jugabilidad que rescata lo mejor de la franquicia, sumándole aspectos nuevos que brillan igual que los viejos.

Si bien el juego tiene algunos puntos en contra, como la dificultad o el poco contenido post-juego (que se reduce básicamente a una serie de peleas random e informes secretos que complementan la historia), estos no alcanzan para contrastar todos los aspectos positivos, además que siempre está la posibilidad de lanzar DLC’s (para cobrarnos mas plata) que arreglen estos problemas, por lo que no se puede descartar todavía un eventual Final Mix que complemente un juego que ya de por sí es bastante redondo.

Así, con unos gráficos de primera, una jugabilidad impecable y una historia de shonen atrapante, Kingdom Hearts III parece seguir la línea de sus antecesores, situándose como uno de los juegos más destacados de lo que va de la era PS4.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.