fbpx
Alta Fidelidad El Infinito

Jpegmafia – Veteran (2018): El mejor del juego

23 julio, 2018

Jpegmafia – Veteran (2018): El mejor del juego

Si Frank Ocean saliera de su cueva más seguido, podría participar por el título del mejor artista afroamericano vivo. Como no participa, quedan más nombres. Entre mucho escuchar raperos, Jpegmafia no tiene más competencia que Earl Sweatshirt y Vince Staples, dos ermitaños más. Por ende, tenemos un ganador.

El cuarto disco del rapero de Baltimore, Veteran (2018), es una maravilla. Una placa de la que me cuesta hablar. Consta de 19 temas que varían tanto como el ánimo de Peggy al rapear, es un espectro tan amplio que encasillarlo en un género es una falta de respeto. Pero para ir al grano, hablaré de mi canción favorita primero. Baby I’m Bleeding es todo lo que podría pedir. Un beat repetitivo, sincopado con barras cortas y un excelente juego de palabras, Peggy fluye acelerado, casi rebotando por las paredes del tema.

En una época donde todo rapero se mide por la cantidad de ghostwriters en cada disco, Peggy es lo más real que se obtiene. El trabajo de producción y mezcla de Veteran fue hecho por él, solo contando con 4 colaboraciones en todo el disco. ¿Es real? I’ts ironic you hang with a nigga that beat women/And have the nerve to call yourself ‘Girl Pusher’. Peggy es un golpe de realidad milenial que hacía bastante falta.

Peggy es confrontacional, al punto que Zizek fuese rapero, estaría orgulloso. Hay una necesidad gigante por personalidad frontales sin miedo dar una opinión inteligente, pensada y estudiada antes de ir repartiendo barras repetitivas de la misma forma que el resto del rap comercial del momento. Hace falta intolerancia incisiva que no tenga piedad por lo políticamente correcto. Lo que no quiere decir que es necesario andar repartiendo estupideces de forma gratuita.

Respecto al aspecto millenial, Peggy es producto de una generación criada con videojuegos y no hace una mala parodia con aquellas influencias como lo hace Famous Dex y Yung Lean en su momento. Mientras que los instrumentales podrían ser analizados en un apartado propio, prefiero encasillarlos dentro de esta idea. Referencias a la música de entrada de Edge, a Metal Gear Solid, a Sub-Pop, las ideas que moldean los campos de referencias millenial, Peggy los tiene asimilados a un nivel en que emergen naturalmente.

Más?
The Mandalorian: Star Wars ahora va por las series live action

Uno de los mejores momentos de Peggy en Veteran es cuando se pone más beligerante de lo usual. En I Cannot Fucking Wait Until Morrissey Dies se van con todo en contra de las ideas británicas que defienden el racismo imperante en Estados Unidos. Fuck a Johnny Rotten/I Want Lil B, no se guarda absolutamente nada y todos están expuestos a las barras escuetas con las que desden se hace presente sin aguantar el odio que plaga al mundo. La canción no alcanza a durar minuto y medio, pero empaca todas las ideas que Peggy intenta transmitir en rimas de no más de cuatro palabras.

Ya al final de Veteran queda bastante claro las ideas que están detrás de un afroamericano que sirvió en la armada. Eso no evita que Peggy cierre el disco con Curb Stomp. ¿Se acuerdan de la escena de American History X? Eso mismo está haciendo. Es político, sin miedo a serlo y sin la necesidad de escupir tautologías. No es poético, es conciso y directo. Peggy está armado y Veteran es todo lo que necesita para sembrar el terror.

Por cierto: En Baby I’m Bleeding, Peggy hace referencia al colapso mental de Kanye West cuando se tiñó rubio y fue internado, dejando en claro que sus ideas tienen fundamento y que sabe perfectamente lo que está haciendo.


Also published on Medium.

Comenta o muere

김치볶음밥