fbpx
El Infinito FEATURED Manga アジア

Innocent: Lo sublime hecho manga

8 abril, 2019

Innocent: Lo sublime hecho manga

‘’Whatever is in any sort terrible, or is conversant about terrible objects,
or operates in a manner analogous to terror, is a source of the sublime’’.

Burke, Edmund. 1904.

El concepto de lo sublime, principalmente en pintura siempre ha estado presente. Es un concepto muy kantiano, en el que el filósofo alemán hablaba sobre un arte que busca remecer al espectador, un arte que es mucho más que contemplación pasiva; genera emociones.

Ejemplos hay variados, desde La Balsa de la Medusa de Géricault, La Muerte de Sardanápalo de Delacroix y La Muerte de Marat de Jacques-Louis David.

La balsa de la Medusa, Théodore Géricault. 1819.

Innocent es una mezcla de romanticismo y neoclásico, es un manga sublime. Un estudio histórico.

Sakamoto es un autor que ya en su obra anterior, Kokou No Hito, había dejado claro tener un estilo muy particular. No utiliza onomatopeyas, usa imágenes. Crea metáforas a través de sus dibujos. Sus personajes hablan poco, transmiten con expresiones faciales y edificios desmoronándose sus miedos. Literalmente dibuja una historia con poco uso de lenguaje escrito.

Innocent cuenta la historia de Charles-Henri Sanson, el verdugo más importante de Francia antes y después de la revolución. También sigue a su hermana menor, Marie-Joseph Sanson, quien continúa el camino de la familia en un momento histórico donde las mujeres tenían un rol insignificante.

Sus visiones del castigo son dispares, su desarrollo como verdugos también lo es, sin embargo, cada uno conlleva protagonismo equitativo en sus respectivos arcos.

Para entender a profundidad Innocent, más que como una mera historia sobre verdugos, cuerpos mutilados y las distintas formas en que el castigo físico tomaba forma en Francia antes de la revolución, es necesario una pequeña introducción en historia, historia de la estética y un poco de filosofía.

En ningún momento intenta ser una pieza grandilocuente y densa como Berserk, tampoco magnánima como Akira; pero Sakamoto hace un trabajo casi historiográfico.

Todos los personajes están sumamente estilizados a una visión del romántico, incluso lo grotesco parece ser una belleza. La trama es uno de los puntos menos interesantes en Innocent, todo se trata del tratamiento visual de la historia.

La idea de lo sublime en Innocent es algo recurrente: Paneles completos en que un cuerpo mutilado se aprecia tan bello, atemorizante. Lo grotesco se convierte en un motor para que Sakamoto demuestre su habilidad para los trazos y la investigación histórica. En ese último punto, cualquier lector que llegue a Innocent luego de haber visto Marie Antoinette de Sofia Coppola va a tener problemas gracias al cambio de ritmo de la narración, sumado al tono de las dos historias bastante dispares.

Uno no llega a leer Innocent buscando acción inocua, sexo gratuito de estilo casi pornográfico y la profundidad filosófica de otros autores. Se parece mucho a la experiencia de escuchar por primera vez Disintegration de The Cure: Es bello al punto de doler, genera cierto nivel de empatía bastante bajo y pinta imágenes vívidas.

Más?
Alta Fidelidad: The Strokes – First Impressions of Earth (2006)

Debido a tener una continuación directa, Innocent Rouge, el final no concluye de forma redonda. Después de 100 capítulos, la historia toma otro nombre debido a un cambio en la revista de publicación. ¿Y es necesario? En lo absoluto.

Uno no admira una pieza de Francis Bacon debido a ser fácil de entender o simpática, tampoco lee Ulises para entretenerse después del trabajo o ve una película de David Lynch con los amigos el fin de semana.

Es un ejercicio intelectual. Lo que no quiere decir en ningún momento que intenté decir más de lo que sabe. No hace esfuerzos por contar una historia magnificente, lo que dice mucho sobre el público que lee manga.

En las listas de los mejores mangas, siempre están los mismo. El lector de manga busca historias fantásticas, cargadas de personajes irrisorios con motivaciones extrañas, casi como si se tratara de una mezcla entre una película y una novela.

No obstante, al igual que la literatura, un mangaka utiliza su medio de forma natural, eso es lo que hace a Sakamoto uno de los mejores en la actualidad. Si Miura puede crear escenarios misteriosos y Urasawa puede dar con historias gigantescas, Sakamoto hace del manga una obra de arte sublime.

El manga es un medio visual, al igual que la pintura. Utiliza recursos narrativos de la literatura, pero es visual. Sakamoto da con paneles enteros que yo pondría estar en MoMA, imágenes que podrían ser vendidas por millones de dólares. No obstante, decide escribir un manga sobre un verdugo.

Los artistas y las piezas de arte que rompen con los paradigmas de sus medios, los que trascienden en la historia siempre realizan obras disruptivas. Sakamoto no es la excepción, ya en Kokou No Hito había demostrado su potencial, mientras en Innocent y su secuela, se encarga de dejar en claro cuán relevante será su nombre con el pasar de los años; es el mangaka de lo sublime.

Est-ce la ta volonté propre?

Comenta o muere

김치볶음밥