fbpx
El Infinito Música

Household Objects: El día que Pink Floyd hizo música con escobas y vasos

12 septiembre, 2017

author:

Household Objects: El día que Pink Floyd hizo música con escobas y vasos

No es necesario decir mucho sobre Pink Floyd en estos días.

O sea, estamos tapados en gente que usa sus poleras y todos suben a Facebook “Wish You Were Here” cuando se anda con la pera, los noticieros ponen “Money” de fondo cuando se trata de plata o simplemente la mayoría los escuchamos cuando estamos volaos como tula.

Sea cual sea el propósito de tu fanatismo por esta gigante banda british, es hora de explorar más allá del típico “The Dark Side of The Moon”.

Pink Floyd es de esas bandas de culto que te muestra tu mamá/papá/otros y te cuenta “yo escuchaba esto de joven“, y uno automáticamente piensa esta/este debió haber sido volado cuando shico”, ya que la vibra de la banda nos hace pensar en sicodelia y todo lo que eso conlleva.

Hablamos de una agrupación que perdió al cantante y guitarrista fundador de ella, Syd Barrett (estaba o no estaba loco?), reemplazándolo por David Gilmour. Por lo tanto, estamos frente a una banda que NO siempre sonó como la conocemos pero que prolongó ciertos aspectos que representan un sello en la música de Pink Floyd: el eterno amor por los efectos de sonido y el humor extraño y sardónico -ese que te da risa pero no desde tu interior- unidos de la forma más experimental posible.

La canción “Saucerful of Secrets” es parte del segundo álbum de Pink Floyd, lanzado en el 68′. Se abre con cuatro minutos de drones que te transportan a una película de terror/suspenso/lo que querai que te ponga tenso,  para luego dar paso a los acordes de piano y a la batería, seguido de unos ruidos espaciales tipo ciencia ficción.

Al año siguiente (1969), Ummagumma salió a la luz como la continuación de los cimientos de la banda, además de grabar bandas sonoras de películas que, a pesar de los antecedentes que se tenían hasta ese momento de lo que hacía Pink Floyd, no sonaban como un rock sicodélico/lasers/espacio pium pium.

Sin embargo, todas las fases de Floyd tienen algún punto en el que se conectan, como en la mayoría de la banda sonora de la peli “Zabrieski Point” (1970) de Michelangelo Antonioni. Y aquí es donde nos detendremos un rato, porque a la lista de Pink Floyd se agrega un intento de álbum que googleando en Wikipedia no vas a encontrar: Household Objects.

El proyecto de album comenzó en 1969-1970 y fue abandonado en 1974. Mientras tanto, la banda empezó la composición de Work, la que involucraba aserrar madera y hervir teteras en el escenario.

Abandonando por completo los instrumentos, en Household Objects la serendipia -cuando estás buscando algo y encuentras otra cosa mejor de manera inesperada- vino de la mano usando sonidos de objetos que puedes encontrar en tu casa. Así, la banda usó acordes tocando botellas de cerveza, rompiendo el diario para marcar ritmo o dejando caer latas de aerosol. Incluso usaron un lápiz y una goma para reproducir el sonido de un bajo. (KÉ?)

Un año más tarde (1970), lanzaron Atom Heart Mother, album que incluye la canción “Alan’s Psychedelic Breakfast”.

Dicha canción tiene como protagonista al roadie Alan Styles friendo huevos y tocino antes de terminar con el hipnótico sonido de un goteo. El album Atom Heart Mother fue (y sigue) siendo un éxito en el Reino Unido y el mundo, pero Pink Floyd aún continuaba buscando una dirección coherente“.

Más?
Ahora podrás decir “Lynchiano” “Kubriquiano” y “Tarantinesco” según el diccionario de Oxford (y estará bien)

Pero la vida sigue y el tiempo pasa. Pink Floyd tuvo un cambio de mente y corazón, volviendo a los instrumentos convencionales lanzando “Meddle“, en 1971. El album utilizó algunos efectos de sonido, pero el diario roto y las botellas de chela no se usaron.

Así, continuaron con la producción de música tirando al mercado, también en 1971 el album recopilatorio “Relics“, siguiendo con “Obscured by Clouds” en 1972 y el famosísimo y ultra manoseado “The Dark Side of The Moon” en 1973.

Luego de producir el album más accesible de su carrera, la banda volvió a los brazos de Household Objects. Percusiones con escobas, cortar madera con un hacha y estirar elásticos entre fósforos fueron las bases de ritmo salidas de la mente de Pink Floyd.

Sin embargo, Household Objetcs empezó a verse como un “descanso” cuando la banda andaba con el cerebro seco. Y, a finales de 1974, algo cambió.

Luego de que Roger Waters concibiera la idea de hacer un album que retratase la ausencia de Syd Barrett, la ausencia de su futura esposa (ah?) y lo que él consideró como ausencia de compromiso de los compas de la banda, el chocolate se mezcló con el cereal (?) y nació “Wish You Were Here”, en 1975.

 

En el 2011, Pink Floyd lanzó versiones extendidas del Dark Side of The Moon y Wish You Were Here.

Este último incluye la pista original de los vidrios de botellas de vino sintetizados, y la nueva versión de Dark Side contiene otro extracto de Household Objects: The Hard Way, casi tres minutos y medio de lo que pudo o no haber sido romper un diario y reemplazar la batería con eso, o el sonido de los elásticos simulando un bajo.

Pero lo melódico es pura melancolía al estilo de Pink Floyd.

Hoy, acompañados de un sinte, cualquier persona puede simular los sonidos antes descritos. Pero el sonido real de los cachureos de tu casa fueron el último hiphip hurra del viejo Pink Floyd experimental y lolito, la cual fue y sigue siendo una buena idea.

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.