fbpx
FEATURED Manga

Holyland: El secreto mejor guardado del manga

3 agosto, 2018

Holyland: El secreto mejor guardado del manga

Advertencia: Holyland toca temas sensibles, entre ellos, el abuso sexual, sucidio y abuso emocional/físico (bullying).

Es de perogrullo hablar de manga y mencionar 20th Century Boys, Berserk y Monster, no obstante, hay un título que generalmente pasa desapercibido dentro de grandes títulos y nombres de mangakas que se han ganado con justa razón el ser sinónimo de excelentes historias. Ese es el caso de Holyland, creador por Koji Mori a finales del 2000 con un total de 182 capítulos es una maravilla hecha manga.

El protagonista del manga es Yuu, el típico estudiante secundario japonés que sufre de bullying y se esconde en su casa. Una especie de Shinji moderno, sin embargo, comienza a practicar boxeo dentro de su pieza, guiándose con un pequeño libro sobre el deporte. Decide enfretar el mío de las calles y sumirse en ellas, adentrarse a un mundo extraño que le causa pavor, antes que acabe con su vida.

Al comienzo, Holyland goza de todos los clichés de las series actuales: Se encuentra ambientado en una preparatoria japonesa, con adolescentes disfuncionales y mucho miedo. Pero es ahí en donde comienza la divergencia, sale de los espacios comunes y se transforma en una especie de manga sobre artes marciales. Todos los personajes con los que se topa Yuu en su camino entrenan distintas disciplinas, mientras él, es el marginado que no posee la técnica perfecta, mas destaca por su valentía que en ningún momento es forzada.

Las mejores historias no son forzadas, aunque tal adjetivo es de mera impresión personal. Se puede argumentar que Dragon Ball es una serie excelente incluso con el absurdo del poder de cada personaje. En Holyland, no es así. Tampoco es una exploración cínica sobre el shonen como en One Punch Man.

 

La progresión, ya sea psicológica o física de los personajes es importante. Holyland toma este concepto, extendiendo sobre las nociones narrativas del manga. Me explico: Yuu en ningún momento es forzado por la historia a seguir desarrollándose, él como personaje avanza. Si el capitán Ahab decidió hacer de su vida buscar a la ballena, Yuu decide pelear buscando un lugar, su lugar sagrado.

Más?
Desde One Piece hasta HunterX: Estos son los mangas más vendidos del 2018

El elenco de personajes no está para seguir a Yuu en su viaje infinito, tienen personalidad y motivaciones propias. Si Midorikawa decide ser su amigo, fue una elección personal que el lector puede entender y empatizar con ella. Si Izawa decide no ayudar a Yuu en un punto, tiene una justificación razonable dentro de la historia. Cada ‘checkpoint’ al que llega dentro de la historia es tratado de excelente forma, dejando que aquellas motivaciones se desenvuelvan y el desenlace de las peleas nunca se siente esperable.

Hay pocos mangakas que logran llevar historias potentes, cargadas con significados y dar con personajes entrañables. Mori lo logra en Holyland de una forma que da con una pieza escondida dentro de los nombres recordables del manga.

Es una historia sencilla de seguir, fluida con el único detalle que el mangaka ahonda, dependiendo del lector, demasiado en las característica de cada arte marcial. Intenta entregar información sobre el estilo de los personajes de forma anexa a la historia y lo hace un poco tedioso a momentos, no obstante, es un excelente giro dentro de un género cargado con poderes irracionales que bordean lo estúpido.

 


Also published on Medium.

Comenta o muere

김치볶음밥