fbpx
El Infinito Juegos Reviews

Ghost Recon: Breakpoint, un híbrido con buenas intenciones, y no más que eso10 min read

15 octubre, 2019 7 min read

author:

Ghost Recon: Breakpoint, un híbrido con buenas intenciones, y no más que eso10 min read

Reading Time: 7 minutes

Varios años han pasado ya desde la primera incursión de “Tom Clancy’s: Ghost Recon” en el año 2001 y las cosas han cambiado bastante. No me refiero específicamente al apartado visual, ya que obviamente son muy distintos, sino que mayoritariamente al “cómo” se juega. 

Uno de los aspectos centrales en prácticamente todos los juegos con el sello de Tom Clancy, es la estrategia pura y dura. Fallas en lo más mínimo y boom, mueres. ¿Apuntaste mal al captor de un importante rehén?, Muerto. Por eso Ghost Recon es un juego diferente. No realmente si lo comparamos con juegos actuales, pero sí con sus ediciones previas. ¿Es esto malo o bueno? Póngase cómodo y pase a leer. 

El amigo de mi enemigo

La historia cambió radicalmente de rumbo desde su último título (Wildlands) y ahora nos trasladaremos al Pacífico Sur bajo, a una ciudad “soñada” en donde nada es lo que parece ser siendo su fundador el principal sospechoso de extraños acontecimientos en la pequeña isla. 

Luego de una acalorada bienvenida, en donde tu helicóptero es derribado y tus compañeros de equipo vilmente acribillados, podrás comenzar a controlar al personaje con el nombre código de “Nomad” y es aquí donde comienza lo bueno. 

Con lo primero que te encontrarás, es con el grupo armado llamado “Wolves” quienes son liderados por un antiguo ex Ghost (la unidad especial militar del juego) quien es encarnado por nada más y nada menos que Jon Bernthal aka Shane en The Walking Dead (y The Punisher). Nada que decir al respecto más que la elección fue precisa y definitivamente es un plus para la trama y para el juego en general. 

Realmente en todo lo que es el apartado historia, el juego se desenvuelve muchísimo mejor que Wildlands y honestamente, es bastante más interesante. Si bien el sueño de la “ciudad utópica” comandada por un pelotudo no es para nada de original, los eventos que acontecen son lo suficientemente llamativos para tenerte pegado al control que junto al voice acting, cumple de manera eficaz el meterte en el pellejo de toda esta volá militarizada con todo lo que involucra el lenguaje técnico del mismo. 

Se puede decir que efectivamente hay una evolución y no se quedaron en el pasado, sino que tomaron todo el feedback del juego anterior y mejoraron los puntos flacos y se agradece, ya que realmente en un juego orientado al multiplayer y el co-op, estos puntos generalmente quedan fuera y es genial que los hayan pulido para mejorar la experiencia total. No esperen un Blockbuster como historia eso sí, pero de que es mejor que la anterior, lo es.

Ghost Recon: The Division

Al comienzo del review mencioné que Ghost Recon era diferente. Lo es, pero sólo con sus “hermanos menores”. De pasar a ser un juego extremadamente táctico en donde todo era letal para poder salir victorioso, la experiencia actual es muchísimo menos demandante y más cercano a cualquier título “Arcade”. 

Dejo en claro que lo jugué en la penúltima dificultad, por lo que los enemigos eran bastante más cabrones que en el modo normal. No obstante, aún así se me hacía relativamente fácil eliminarlos y esto también se debe a que ahora existe un sistema de “niveles” en las armas (¿Borderlands, donde?) por lo que entre más alto el nivel, más duro pega … No sé ustedes, pero realmente a mi no me gustó mucho este cambio y es que el nivel de estrategia desciende considerablemente.

Además, ¿qué militar experto luchando por sobrevivir, cambia de arma cada vez que se encuentra una nueva? lógicamente ninguno. 

No solo eso, sino que también estarás obteniendo armas constantemente (te aseguro que no pasarás más de 5 minutos sin obtener un arma nueva) y es que también los enemigos soltaran armas una vez que los elimines.

Lamentablemente esto elimina otro factor importantísimo; la supervivencia. ¿A qué carajos le vas a temer si tienes armas, municiones y equipamiento cada medio minuto? al final la sensación de tener que sobrevivir en un escenario adverso y hostil queda totalmente eliminada. 

Eso sin mencionar que la IA es pésima en la mayoría de los casos. De hecho vas a notar que los enemigos poco o nada tienen de “soldados” pues carecen de toda estrategia y lo más probable es que simplemente te disparen mientras corren, lo que los convertirá en presa fácil de tus balazos. Lo único “difícil” que tienen, es que generalmente irán mejores equipados que tú (una vez que avances en la historia eso sí) y la dificultad radicará en qué tan rápido puedes bajarlos o quitarles la armadura antes de que llegue un choclón de ellos a intentar eliminarte. 

Por otro lado, ahora el personaje reacciona mucho más realista a ciertas situaciones como resbalarse en lugares con barro (de verdad, te sacas la gran chucha en ocasiones) o incluso el recuperarse de una lesión, pero estas mecánicas nuevas y que apuntan al realismo quedan en total incoherencia con el resto de las que incluyeron. 

Acá se nota que le pusieron mucho de The Division también y es justamente lo que no me gustó, pues la experiencia entre uno y otro al final quedan muy parecidas entre sí y al final ¿Cual es el chiste? cambiamos la ciudad en ruinas por la selva modernizada con un poquito de mecánicas de Stealth. Mal ahí. 

Fuera de que el juego se convirtió en una especie de Borderlands/The Division más realista, con loot hasta debajo de las piedras, el resto del juego tampoco presenta demasiados cambios en sus otras mecánicas. Sigues subiendo de nivel tu personaje al que puedes darle varias clases entre opciones como Francotirador, Soporte Etc… y podrás personalizarlo con muchísimas opciones (aunque varias de estas también estarán de forma exclusiva con microtransacciones). 

Puede ser malo el que no puedas acceder a todo si no tienes dinero, pero la verdad es que el juego tiene muchísimo material gratis que podrás obtener simplemente jugando y no es estrictamente necesario gastar dinero para terminarlo. Todo es opcional. 

En donde más se nota el sello “Ubisoft” es en las misiones y en lo repetitivas que pueden llegar a ser. Pero esto es algo que prácticamente cualquiera que haya jugado alguno de sus juegos lo sabe. Prácticamente estarás en un círculo eterno de “anda allá, vuelve para acá” en el que irás repitiendo una y otra vez los mismos tipos de misiones para obtener armas, accesorios y otras cosas. 

No diré que es malo porque conozco amigos que les encantan este tipo de cosas, pero definitivamente puede llegar a aburrirte si no eres el tipo de personas que les gusta sacar y sacar ítems. 

En lo que respecta al combate en sí, la verdad es que agregaron algunas mecánicas bacánes como poder camuflarse en el piso pero sigue siendo prácticamente igual a Wildlands. Eso sí, la interfaz se siente mucho más cómoda, menos atadosa y con todo más “a la mano”. Todo lo que necesitas lo tienes al alcance de un botón. 

Lo cierto es que todo lo que respecta a los balazos, apuntar y todo ese rollo, es bacán y en este sentido no podría criticar mucho pues el combate de verdad se siente fluido y muy satisfactorio. No importa si estás usando una M16 o algún francotirador del porte de tu hermano chico, se siente bien dispararlos. 

Una selva mucho más espesa

Breakpoint se ve la raja. Gráficamente el juego puede presumir prácticamente de todo. Tiene buenos efectos, buenas texturas y los personajes lucen bien, incluso los gestos de los mismos se ven más orgánicos y no tan “robotizados” como en algunos títulos anteriores. 

Sin embargo, el “upgrade” gráfico tampoco es tan diferente de Wildlands aunque sí superior. Lo que sí es digno de alabar, es que está bien optimizado (por lo menos en mi R9 390 corría como la seda) por lo que no deberías tener problemas en ejecutarlo con tarjetas de menor gama. Si aún así te corre mal, tiene varias opciones para ir acomodando tu pc y que no explote en el proceso. 

Sin temor a equivocarme, diría que tanto las gráficas como el mundo en sí (con esa extraña mezcla de modernización en la selva) son de los puntos más altos del juego (sin dejar de lado la historia, que también mejoró).

Ahora, el problema viene en CÓMO recorres este mundo bellamente recreado y acá tenemos otro problemilla; los vehículos. El controlar los vehículos se siente inconsistente, e incluso las motocicletas es un cacho manejarlas ya que son muy sensitivas al movimiento, logrando que constantemente estés peleando con el mouse para no salirte de camino. Los vehículos más pesados, carecen justamente de eso: peso

No es que sean inmanejables, pero en ocasiones es un poco frustrante ya que, como podrán suponer, el manejar es vital para poder movilizarte de un lugar a otro y sin las herramientas adecuadas, se puede tornar desagradable. Por lo menos en este caso no es tan terrible, pero definitivamente no es uno de sus puntos fuertes. 

Entre más, mejor

El modo co op del juego es técnicamente igual que Wildlands, lo cual no es para nada malo. Siempre es mejor compartir la aventura con amigos que solo, incluso lo podrás hacer con desconocidos si no tienes amigos ( 🙁 )que quieran apañarte a salvar al mundo. 

La “novedad” viene en el modo “Ghost Wars” que es básicamente un modo VS contra otros jugadores. Cuenta con dos modos que de seguro te parecerán conocidos; En uno combates hasta la muerte y en el otro tienes que plantar/desactivar una bomba. Sí, muy original. 

El modo de juego realmente no es una mala elección, pero definitivamente hay opciones mucho mejores (Rainbow Six, también de Ubisoft, por ejemplo). 

Ghost Recon: Breakpoint no es un mal juego, pero sí es un juego que no tiene idea para donde quiere ir. Da la impresión de que simplemente añadieron ciertas características a lo tonto y loco para “probar”, sin tener en cuenta las mecánicas del juego anterior y peor; sin tomar en cuenta que, se supone, es un juego de “supervivencia”. ¿Para qué añadir que tu personaje se cansa, que necesita vendarse las heridas o que se resbala con el barro, si vas a matar todo eso “realismo” con un sistema de loot tipo Borderlands o Destiny?. Ni idea.

Sin dudas es un juego que pudo haber sido una evolución notable con respecto a su anterior título (que jugué un montón por lo demás) pero intentaron evolucionar el juego en algo que simplemente no le viene. ¿Se imaginan si pudieran subir de nivel las armas en Counter-Strike? nefasto. 

Al final del día, me queda la duda si Ghost Recon se convertirá en un juego sobre recolectar armas y ropa, o bien será de verdad un juego de estrategia militar táctico en donde los errores son imperdonables. No me interesa que sea una copia de “Arma” pero definitivamente tampoco me agrada la idea de que sea el próximo Borderlands. 

Ghost Recon: Breakpoint está disponible en Steam, UPlay, Xbox One y PS4.

Comenta o muere