fbpx
Cine + Series Cult + Mag El Infinito FEATURED Interviú

Gabriel Bucher, director de documental Ocultos: «Sin los tramoyistas no hay espectáculo»

29 abril, 2019

author:

Gabriel Bucher, director de documental Ocultos: «Sin los tramoyistas no hay espectáculo»

Bailarín solista del Teatro Municipal de Santiago y director de documentales, ese es Gabriel Bucher. Una mezcla interesante de aptitudes y oficios en un personaje francés que arribó a nuestro país hace 15 años, recién cumplida su mayoría de edad.

Como si fuese una aventura, recomendado por el famoso coreógrafo Maurice Béjart, conoce Marcia Haydée en Francia, la actual directora del Ballet de Santiago, quien le invita a conocer la capital chilena. Unos dos años después comienza su carrera en el Teatro Municipal de Santiago, en 2003.

El ballet, su pasión y trabajo, colaboró en ese sueño audiovisual. Si bien Gabriel admite que el cine estuvo presente en sus gustos desde que era pequeño, entre sus primeros acercamientos están el registrar su experiencia en el ballet chileno. Y es en ese mismo círculo donde graba en conjunto a sus compañeros de escenario un documental sobre los 50 años del ballet en Chile.

¿Por qué contar esto? Porque en ese ambiente se desarrolló el artista. Porque esos pasos influyeron en Gabriel al estudiar Comunicación Audiovisual y a trabajar en dos cortometrajes: “Alí”, estrenado el año pasado, y “Ocultos”, el cual se estrenó este 28 de abril y que da pie a esta entrevista.

«Ocultos», en simples palabras, es un cortometraje que se enfoca en los tramoyas, diseñadores, iluminadores y técnicos que trabajan al otro lado del telón del Teatro Municipal. Y, como dice su sinopsis, quienes trabajan para que los artistas brillen sobre el escenario.

Esa es la premisa que Gabriel resuelve con una increíble idea: ellos también son artistas.

Sin ellos no somos nada los artistas. Sin ellos no hay espectáculo.

¿Hubo algo o alguien que te motivase a entrar en el mundo audiovisual?

Desde chico estoy armando pequeños videos. También fue otra pasión además del ballet, el estar grabando, estar editando. Entonces nunca me lo cuestioné, llegué y dije “quiero bailar”, y bailé. Con esto fue lo mismo, no me lo cuestioné, simplemente lo hice.

¿Con «Ocultos» apuestas a un público más chileno?

“Ocultos” es igual a la presentación que hay en cualquier gran teatro del mundo, pero chilenizado.

¿En qué sentido?

En Europa hay una tradición de teatro de años, y acá a Chile llegó porque hay gente que aprendió el oficio seguramente afuera. Este oficio ha ido pasando de generación en generación. Tenemos en el taller de tramoya una dinastía, porque el abuelo, el padre y el hijo son tramoya. Es algo que se va traspasando y no se aprende en ninguna parte acá en Chile. Tú lo aprendes acá adentro, por eso es tan especial.

¿Hay cierto espíritu de lo que ha sido tu carrera en el ballet en los documentales que haces?

Sí, claramente sí. Al haber estado tantos años atrás, no desde la platea, si no tras bambalinas, estoy viendo cosas que la gente de frente no ve. Claramente tengo mi mirada como bailarín, que siempre me ha fascinado, y existe también este deseo de retratar.

¿Y por qué decides hacer este documental? ¿Hay algo que te haya marcado en relación a esto?

Es que sin ellos no somos nada los artistas. Sin ellos no hay espectáculo. La luz que está enfocándome de tal color, es porque una persona lo hizo, lo pensó y lo diseñó. Entonces es un trabajo en conjunto que permite que el espectáculo se realice.

Más?
Ennio Bucci, dueño de la galería de arte online Bucci: “Los artistas son hijos de su tiempo y han modificado el mundo”

Ellos están ocultos

¿Hay cierta confianza con quienes estás retratando en “Ocultos”?

Se creó la confianza mientras estábamos haciendo el documental. De partida el protagonista de “Ocultos” [Germán Rosales] es muy bajo perfil, sensible, nunca se ve. Se ve como trabaja, porque trabaja increíble, pero no es una persona que se pone adelante. Nos hemos ido conociendo ahora hicimos el documental. Conozco a todos los chicos, y hay más confianza ahora.

¿Qué intentas hacer con este tramoyista?

Al final a quién se aplaude es al artista, y el público no siempre se acuerda de todo lo que significa. También fue como ponerlo a la luz, y que estén a la misma altura del artista. Ellos están ocultos, pero hacen su trabajo en el escenario igual. Es tremendo el trabajo de ellos.

En ese caso, qué busca generar entonces “Ocultos” en el público.

Busca poner a la luz a esta gente que está siempre oculta, escondida. Ponerlos en el escenario, que sean los protagonistas en la obra y no el artista.


En tu experiencia, ¿Existe una valoración real por parte de ustedes a quienes trabajan armando este escenario?

Sí, todos les tenemos mucho respeto, porque somos conscientes de que son parte, incluso de la partitura. Si no está el objeto donde tiene que estar, o bajando cuando cae el telón, puede quedar la cagá en el espectáculo. Cuando parte la función no hay marcha atrás. Todo vamos a lo mismo, todo el mundo a su lugar donde tiene que estar. Hay mucho respeto entre todos.

¿Qué esconde la premisa de este documental?

El ponerlos al mismo nivel que al artista escénico. La premisa del documental es que la palabra técnico es una palabra mal usada, son artistas. Está el artista escénico y el artista técnico.

¿Por qué debemos ver «Ocultos»?

Porque puede fascinar al público o tomar consciencia de lo que realmente significa armar un espectáculo de la amplitud que es el Teatro Municipal. Tal vez el público no tienen noción de lo que realmente es eso. Que aprendan a ver el trabajo que hace un tramoya. Eso es lo atractivo.

Comenta o muere

Estudiante de Periodismo ☺. Amante del anime, comida, películas y más weas ♥. Juego PS4 como un zángano culiao a veces.