fbpx
El Infinito Juegos

Fell Seal: Arbiter’s Mark, la esencia de un RPG táctico

29 julio, 2019

author:

Fell Seal: Arbiter’s Mark, la esencia de un RPG táctico

Era mediados de los 90’s, y muchos RPGs como Final Fantasy, Secret of Mana o Chrono Trigger reinaban con la clásica fórmula de SquareEnix (en ese tiempo solo Squaresoft) y «no era muy difícil» (porque si lo era): excelentes historias, carismáticos personajes y por supuesto; un gran mundo fantástico medieval en donde toda la trama, generalmente con elementos políticos entremedio, se iba desenvolviendo mientras subías a tus personajes de nivel, recolectabas ítems e intentabas buscar uno que otro secretillo por ahí en el mapa. 

Sin embargo, Square cambió nuevamente los preceptos de todas estas franquicias dándole un giro a otra saga, convirtiendo así a Ogre Battle en Tactics Ogre; un juego de estrategia por turnos, con una vista isométrica y en donde muchos de los elementos vistos en otros juegos, como el cambiar a tus personajes de “clase”, fueron implementados de manera integral, logrando así un juego que  superó toda expectativa.

No obstante, con el cambio generacional de “jugadores” y otros factores propios de la industria, este tipo de juegos quedaron en el olvido…pero no todo está perdido. 

Tactics Ogre fue pionero en este género.

Elegido por los Dioses

La respuesta a ese abandono es Fell Seal: Arbiter’s Mark, en tomas el rol de un “Justiciero” ¿Qué carajos es eso? El encargado de hacer respetar las leyes de los Dioses, en el reino de los mortales. Básicamente un paco divino.

Pero, como siempre debe existir un pelotudo que no está ni ahí con seguir reglas, tu misión se complica cuando el tipo más cruel del mundo, es elegido para convertirse en el siguiente Dios ¿Quién en su sano juicio podría hacer una estupidez así? pues el resto de los Dioses. 

Y aquí es donde todo se pone sabrosón ya que eres designado, por otras deidades, como un elegido también y deberás investigar por qué este hombrecillo de malos sentimientos fue escogido para tal puesto. En lo que respecta a la trama, nada que decir. Giros inesperados, traiciones y muchos “plot twist” que te mantendrán al filo del asiento. 

La estrategia lo es todo

Para cualquiera que tenga experiencia en este tipo de juegos, sabrá que, a diferencia de un RPG clásico, acá hay muchos otros factores que debes tener en cuenta para poder ganar. De partida, tendrás un límite de personajes que puedes llevar a la batalla y que paulatinamente subirá a medida que avanzas en el juego.

Lo bueno es que hay un nivel altísimo de personalización, tanto estética como de ítems, por lo que podrás tener a tus personajes como tú quieras. 

También podrás cambiarlos en un sin número de clases, que van desde los clásicos caballeros, pasando por asesinos, arqueros, tiradores y muchas muchas más. Lo bacán es que no tendrás que limitarte a aprender las habilidades de una clase en específico solamente.

Por ejemplo, si decides que tu personaje sea un Caballero, podrás aprender todas las habilidades de esa clase y también las de cualquier subclase que esta pudiera tener. Esto es excelente y le da muchísima personalización al juego, logrando así una cantidad infinita de estrategias para tus partidas. 

En lo que respecta al juego en sí, una vez que pusiste a tus personajes en la arena de batalla y ya estás ready para el combate, notarás que está muy apegado a los clásicos RPGs tácticos pues las “reglas” son muy similares; los personajes con más velocidad de movimiento serán los primeros en comenzar el turno, tendrás que tener ojo con el terreno y las alturas, además de cuidar tus costados y espalda. 

En sí, para quién no sepa o no conozca este tipo de juegos, es como jugar ajedrez; cada pieza (o en este caso, personaje) tiene una función específica en un gran tablero y el fin primordial es eliminar al resto de los combatientes. Suena fácil ¿Verdad? no lo es. No lo era en los juegos de antaño y tampoco lo es en este título. 

De hecho y sin temor a equivocarme; Fell Seal: Arbiter’s Mark es bastante más difícil que los juegos que mencioné anteriormente y que no te extrañe cuando pierdas una y otra vez en algún mapa. Ahora, tampoco es que sea el más imposible de los juegos de estrategia táctica. Más bien te exige un nivel de estrategia mucho más alto y en donde de verdad tendrás que pensar absolutamente cada movimiento, de lo contrario los enemigos van a trapear el piso contigo. 

Más?
Ahora Tomie de Junji Ito, será una serie live action occidental

La dificultad, aunque elevada, es una dificultad agradable que te fomenta el de verdad estrategias y no solamente meter a tus personajes favoritos y arrasar con todo. Así que el consejo es: piensen antes de actuar. 

A la antigua, es mejor

Algo que no me gusta mucho en los RPGs actuales, sean del tipo que sean, es que el enfoque gráfico que le dan es muy “3D”. No es que se vean mal, por supuesto (sería blasfemia decir que el último Dragon Quest, por ejemplo, se ve mal) pero prefiero mil veces los gráficos más “cartoon” para este tipo de juegos. 

Lo pulento es que este Arbiter’s Mark, cumple totalmente con este aspecto; desde los escenarios hasta los personajes, absolutamente todo está dibujado a mano. Todo. Lo que le da (para mi al menos) un plus gigantesco y te acerca mucho más la experiencia “clásica” del RPG táctico. 

Algo que no me gustó tanto eso sí, fueron los diseños de los personajes. Siento que podrían verse mucho más “maduros” o más detallados, considerando que la historia y todo el juego en general está orientado hacia ese lado, de repente los diseños se ven un tanto infantiles o jocosos. Claramente no es un factor que impida disfrutar el juego eso sí, más bien es un pequeño detalle (y muy personal además, puede que tú, gran lector, lo encuentres la raja y estará perfectamente bien). 

Épico y Medieval

¿Qué sería de un juego épico fantástico, sin un gran soundtrack que aderece tus gloriosos combates? otro punto a favor para el título es que el apartado de sonido y música está genial. Si bien no hay ningún capo de los soundtracks japoneses a cargo, el trabajo no es para nada de malo. De hecho el tema “principal” es bastante bueno y de seguro te dejará una impresión más que a la altura. 

Afortunadamente la música no se siente “genérica” ni puesta a lo loco, lo cual se agradece. Lo bacán es que gracias a la tecnología actual, la música se puede disfrutar más en “alta calidad”, sin pasar por tantos procesos de compresión y eso le da, 10 jumbitos más. 

Fell Seal: Arbiter’s Mark es un juego que está a la par con cualquiera de los juegos clásicos de RPGs tácticos. Es entretenido de jugar, tiene buena música y gráficos, una dificultad para jugadores que quieren un verdadero reto y un montón de opciones personalizables, para que tu partida sea eso; TUYA. 

6 Eyes Studio, simplemente se las mandó. Disponible en Steam y Xbox One. 

Comenta o muere