Cine + Series

Feliz día viejo culiao: 9 Papás como la callampa del cine

21 junio, 2015

Feliz día viejo culiao: 9 Papás como la callampa del cine

Ya, es el día del  padre. Mi día. Pero los quiero y no los puedo dejar sin un especial.

Eso no significa que no la pueda hacer corta. Tengo caña y me están preparando comida rica. Eso es una de las cosas buenas de ser papá (convengamos algo, esta sociedad premia a los padres por solo una mínima fracción de un esfuerzo real).

A pesar de ser una mierda de ser humano, al final del día, seguimos teniendo la respuesta perfecta para todo: “Porqué yo lo digo” 

Vamos con los nueve papás culiaos del cine.

Darth Vader en Star Wars (James Earl Jones)

Clásico de clásicos. Típico que matas a tu maestro, le cortas la mano a tu hijo y por tus miedos e inseguridades matas al amor de tu vida. Dath Vader no es solo un padre pésimamente construido, sino que además tiene una profundidad de dos pesos que no existiría de no ser por las denostadas precuelas.

Vader es un sujeto que jamás mereció ser llamado padre, pero bueno, tiene una escena que dice lo contrario.

Un papá de mierda en todos los sentidos. Pero un piloto como ninguno. Igual es ganarse las moneas con este.

Howard Langston en Jingle All the Way (Arnold Schwarzenegger)

Te pidieron UN SOLA HUEÁ. El juguete de Turboman. UNA SIMPLE HUEÁ. Y lo tenías que arruinar todo.

Más allá del simple hecho de que chuache interpretara a un padre moderno, trabajolico y con un mal manejo de sus prioridades, “El Regalo prometido” (nombre culiao rasca para latam) es una película que termina con el clásico final donde el protagonista se da cuenta de sus errores y enmienda su camino valorando a quienes lo rodean. El problema es que eso no pasa en la vida real.

Probablemente habría comprado el puto juguete.

Michael Corleone en The Godfather 2 (Al Pacino)

De tal palo, tal astilla. O no tanto. A pesar de que Michael intentó seguir la senda del bien, todo inevitablemente termina muy mal. Pregúntenle a Fredo.

The Godfather 2 es una película que ahonda en las complejidades y borrosas divisiones entre la familia y el trabajo. Uno de los principales problemas de las estructuras sociales confrontadas a la lógica del capital es la de terminar destruyendo y socavando la institución de la familia en pos de los negocios.

Te puede interesar:   999 Juegos Antes de Morir N°908: Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader (2001)

Y donde hay lucas involucradas, nunca nada termina muy bien.

nde

Jack Torrance en The Shinning (Jack Nicholson)

Lugar común, lo sé, pero ya dije que tengo caña.

The Shinngin también es una muestra de como una persona puede detonar el miedo y el horror, en aquellos que siempre jura proteger siendo manipulado por medio de sus horrores, debilidades y traumas más personales.

A pesar de distar de la obra de King, es obvio que Kubrick supo como dotar de una personalidad mucho más interesante al personaje de Jack Torrance más allá de la locura mágica y sobrenatural del Overlook.

Además, creo que queda claro que romper la puerta con un hacha y aterrorizar a tu esposa e hijo no es sinónimo de ser un buen papá. 

Denethor II en ESDLA: El retorno del rey (John Noble)

Lloraste a Boromir pero intentaste quemar a Faramir. Un padre con favoritismos. Eso no se hace, por lo menos, abiertamente. Además estás  un poco demente

Denethor es un papá como la reverenda callampa. Ejerce sobre sus hijos una influencia nefasta quienes solo buscan aprobación. Criados con rencor, a la sombra de los reyes y pendientes del destino de una nación entera,¿en serio nos extraña que Boromir se haya querido quedar con el anillo?

Bill en Kill Bill (David Carradine)                                

De partida, el título de la película ya te quiere matar. No debes ser de los trigos muy limpios.

Bill es un tipo que (al igual que muchos de los personajes de Tarantino) glorifica la violencia de una manera escalofríantemente real. No duda en hacer valer su visión de las cosas, sin importar qué o quién se interponga, amén de que además siente estar en una posición moral superior.

Ah, e intentó asesinar a su hijo no nato. Suave.

Víctor Frankenstein en bueno, resulta bastante obvio (Peter Cushing)

Creaste al ser más desdichado sobre la faz de la tierra, solo para jugar a ser dios. Eso me suena como a un padre moderno. Más encima se te ocurre morir.

Que hueón más penca.

Wayne Szalinski en Querida, encogí a los niños  (Rick Morani)

El título de la película lo dice todo. Claro, a uno, se le olvida darles once una vez y es malo, pero este sujeto los tira LITERALMENTE A LA BASURA.

Te puede interesar:   Más de Darth Vader & La Estrella de la Muerte, en el nuevo tráiler de ‘Rogue One

Rick Moranis es un genio, pero como a este culiao no lo dejo cuidando ni al gato (capaz que lo encoja el culiao igual).

Seth Brundle en The Fly (Jeff Goldbum)

Una cosa es que seas un padre ausente y otra cosa es que te caguí la vida de tu hijo transmitiéndole genes alterados mitad hombre/mitad mosca.  Y más encima que ese sea el argumento de tu pésima secuela.

Brundle es papá como la callampa pero es también una víctima. El problema es la dicotomía de perdonar a alguien que por sus propias decisiones termina sumido en un hoyo de mierda. O sea, como el 90% de los papás del mundo.

Malo, malo.

Bonus: Hall de Malcom in the Middle (Bryan Cranston)

Genio, maestro, crack, adorable, ingenuo, pelotudo, buena onda, mandoneado. Este sujeto lo tiene todo.

 

Un saludo también para Homero Simpson, el papá de Gon (HunterXHunter), el de Marco, Gene Hackman en los excéntricos Teenanbaum, el maestro Splinter,  Sean Penn en Yo soy Sam, a Forrest Gump, Mufasa, Norman Osborn y tantos otros.

Nadie nos va a dar un premio. Somos como el pico.

Comenta o muere

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.