fbpx
Cine + Series El Infinito Recomendamos

Plan9 Recomienda: Una fina selección de especiales de Stand Up Comedy

26 mayo, 2017

author:

Plan9 Recomienda: Una fina selección de especiales de Stand Up Comedy

Creo que el stand up puede ser muy raro o complejo. Si bien solo se necesita una carcajada y quizás, con mucha suerte, que esta continúe, se trata de un proceso mucho más difícil. La construcción del chiste y luego el remate son la premisa de un conjunto de decisiones que él o la comediante realizaron para hacernos reír.

Realizando una serie de marcas discursivas, y así evidenciar las consideraciones culturales de quién la emite, a veces ese chiste o la rutina completa funciona confirmando un estereotipo, discriminación y/o cosificación de distintos sujetos sociales (aló Yerko Puchento o el último especial de Amy Schumer).

Esa burla fácil hacia un conflicto social y cultural de cada estereotipo dentro de una sociedad que realiza la comedia o cuando sucede lo opuesto, y lo agradecemos, el humor permite una observación crítica hacia una estructura social.

Pero no siempre se distingue, por ejemplo, cuando Coco Legrand hace humor (creo, creo que sirve cualquier referencia a sus rutinas) no es que hable del chileno común o el “típico chileno” sino que advierte desde su clase las distintas observaciones que realiza, y su humor es una rutina sobre la denigración del pobre, como un sujeto de burla, chiste y remate desde la superioridad social y cultural.

Entonces, el stand up es algo complejo ¿debe el humor ser un reflejo de nuestras militancias o decisiones políticas?

Sin duda, por ejemplo, en los últimos años se ha desarrollado una interesante escena de stand up en el país. Pero lo que hemos visto en televisión, es un poco más triste, humoristas construyen sus rutinas a partir de la situación crítica de los chilenos, la queja que pertenece a la idea del político flojo, bordando la figura del “soa Bachelé, haga algo” es más bien un camino corto para empatizar en esa catarsis de la rabia o enojo social hacia instituciones que no representan las necesidades de la ciudadanía.

O sea ¿nos reímos de algo fome o algo mal representado discursivamente?

Eso y otros elementos nos pueden servir para hablar del stand up, y sus distintas representaciones, pero creo que no siempre es solo humor, contadas veces es un ejercicio político.

Pero a veces, puede que la rutina no signifique una carcajada eterna pero las fijaciones de él o la comediante ayuden a la reflexión o propongan perspectivas.

Y en eso, la comedia norteamericana ha sido un terreno fértil, desde George Carlin, interesante versión del humor aleccionador, más cerca del planteamiento filosófico, algo que exponentes más actuales han tomado para generar observaciones políticas sin dejar su identidad, creo que lo encarna muy bien Louis C.K. hasta el estilo de Ali Wong, donde converge la maternidad, feminismo y chistes sobre los estereotipos asiáticos.

Y para nuestro especial de comedia en Plan 9, queremos compartirles una pequeña selección.

Ali Wong

Su último especial de stand up para Netflix, “Ali Wong: Baby Cobra” (2016) lo realizó con siete meses y medio de embarazo, información que ayuda para perfilarla como una de las comediantes más inteligentemente agresivas.

Si para algunas personas, Amy Schumer es un poco desagradable por su su humorístico alcoholismo o sus anécdotas sexuales, bueno la guionista estrella de Fresh off the Boat (2015)  no solo maldice cada segundo, sino que representa esta visión de aguerrida madre y cazadora de fortunas, con chistes que van desde el odio acérrimo a la ingenuidad de las jóvenes, su anécdota de acostarse con un hípster que terminó siendo un indigente hasta la creciente perversidad por ver pornografía tan joven.

Louis C.K.

Parte de la generación de finales de los ochenta, no sólo se inició en el stand up sino que fue de los primeros guionistas del Late Night de Conan O’Brien, compañero de Bob Odenkirk, y de una generación que incluye a Sarah Silverman, Chris Rock y Dave Chappelle.

Más?
Mads Mikkelsen está perdido: Esto es Arctic

Este amado colorín es un reflejo de la capacidad de sedimentación que tiene un comediante, me refiero al trabajo de un determinado estilo de comedia, un proceso que lleva varios años (incluso de fracasos) y que tiene como pilar principal el de siempre lanzar material nuevo, a diferencia de por ejemplo, Jerry Seinfeld, que trabaja un chiste o una premisa en varias rutinas.

Según C.K., cada vez que lanza un especial, este debe ser nuevo, a pesar de que trabaje en distintos temas, por ejemplo, el aborto o suicido como en su último especial (2017).

El carácter de Louis me parece que es el más identificable, una sátira social más bien pesimista, depresiva, en donde cada observación se resuelve entre la miseria humana y lo gracioso que resulta ser espectador de aquello.

Si bien este año estrenó “2017″ en Netflix, creo que el especial más identitario para hablar del estilo de Louis es “Live at the Beacon Theatre” (2011) no solo porque contiene uno de los chistes más emblemáticos de su comedia, sino porque se le ve un poquito más relajado desde su pesimismo.

Jen Kirkman

Jen es una comediante que lleva bastante tiempo, ya sea como panelista estable de programas, como el desaparecido Chelsea Lately o el Drunk History, libros (porque los comediantes escriben, obvio) y dos especiales para Netflix. Estrenado este año “Jen Kirkman: Just Keep Livin’?” déjenme decirles que se trata de un pequeño diamante, un stand up feminista, con un conjunto de historias que revelan que Kirkman no sólo es una gran narradora, sino que es rápida y anhela el fin del patriarcado, como todas.

La frase que titula este especial, pertenece a Matthew MacConaughey (atribuida en la época de Dazed and Confused) y que Jen tiene tatuada en su tobillo, un pequeño recordatorio “no suicida” acerca de su filosofía de vida, que es también uno de las premisas que desarrolla a lo largo de su rutina.

Kirkman tiene un estilo muy agradable para recordar las variadas historias que dan cuenta de episodios misóginos, machistas y a veces extrañamente contradictorios. Este especial recuerda la premisa principal del stand up: lo principal es reírse, pero el estilo de Kirkman tiene tal maestría, que cada historia es una capa de sátira sobre ser las distintas significaciones de ser mujer: tener la regla cada mes, la inseguridad  y el miedo al caminar solas de noche, el paso de la edad, el sexo y el acoso callejero.

Sátira que no tiene un tono aleccionador ni el peso de un manifiesto político, sino un ejercicio de ajuste constante entre el discurso político y la risa.

 

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.