fbpx
El Infinito FEATURED Música

El reggaetón conquistó al mundo ¿Cómo pasó?

2 agosto, 2019

El reggaetón conquistó al mundo ¿Cómo pasó?

Bailen, yales
Muevan, suden
Sientan el poder
del Reggaeton latino

Reggaeton Latino, Don Omar. 2005.

A esta altura uno creería que el reguetón ya habría agotado todas sus posibilidades y habría pasado de moda, como todos los ritmos efímeros que suelen tomarse el verano. Como lo que siempre creímos que sería. Pero de eso, décadas han pasado.

Según Spotify quedan pocos países que resisten su sonido, es más, los grandes mercados ya están rendidos desde hace casi un lustro a sus letras pegadizas, sus beats hipnotícos y sencillos.

Hay explicaciones razonables de cómo Bad Bunny, J. Balvin, Becky G, Anuel AA y compañía están sonando por todo el mundo, teniendo espacio en lugares impensados como escenario para este tipo de ritmos como Coachella y Primavera Sound, atravesando las barreras del elitismo.

Explicaciones razonables que también nos llevan a entender porqué la canción más vista en YouTube al día de hoy es Despacito, con la obscena cantidad de 6.356.607.952 reproducciones, seguidas de Shape of You de Ed Sheeran, donde el británico canta un pop romántico con dembow de fondo. Y es que el reguetón esta en todas partes.

Streaming, internet y audiencias

Durante los últimos, por más obvio que parezca, la forma de consumir y escuchar música ha cambiado. La introducción de sistemas de streaming como Spotify, Apple Music o Deezer, han provocado que los consumidores puedan encontrar artistas de forma más sencilla, además de hacer el proceso de escuchar mucho más rápido, independiente de la ocasión.

La capacidad de crear y compartir playlists, además del aspecto colaborativo de estas mismas entrega mayor comodidad. No es necesario buscar el dial de una emisora determinada que toca solamente cierto tipo de géneros. Tampoco hay que buscar discos, descargarlos (legal/ilegalmente), pasarlos a un casette, CD o MP3 para reproducirlos. Escuchar música es fácil. Escuchar fuera de lo hegemónico, no tanto.

Los artistas no necesitan ir directamente a hacer lobby con las distintas emisoras de radio para que toquen sus singles. Los intermediarios entre el público y artistas también están desapareciendo. Bad Bunny surgió desde Soundcloud publicando sus propios temas.

El consumo de discos físicos es casi inexistente como mercado principal. Si bien, todavía hay gente dedicada a comprar vinilos o armar colecciones; no forman parte del grueso de la industria. Las radios de los autos vienen con auxiliares, los parlantes incluyen bluetooth. El ecosistema del consumo de música ha cambiado de forma sustancial.

Spotify ha aumentado su audiencia llegando a más países en los últimos cinco años, con ello también ha visto un incremento sustancial en el consumo de reggaeton. Entre 2014 a 2017, el crecimiento en consumo fue de un 119%, comparado a un 13% de música pop.

La playlist curada por la plataforma titulada Baila Reggaeton al momento de escribir esto tiene 9.5 millones de followers/likes. Las canciones de los artistas que han figurado en la playlist han tenido aumento considerables en la cantidad de streams. Mientras que Viva Latino tiene casi 10 millones, ambas se encuentran en el top 5 de seguidores en una playlist durante 2018.

Así mismo en 2018, tres artistas latinos se encontraron el top 10 de artistas más reproducidos en la plataforma: J Balvin en 4to, Ozuna 7mo y Bad Bunny 8vo.

Cabe destacar que según las métricas entregadas por Insight de Spotify, el 95% del consumo es de exportación, no son solamente Colombia y Puerto Rico se llevan todo el consumo, tampoco se centra en América Latina. Para comienzos de 2017, las reproducciones también comenzaron a ser desde Taiwan, Malasia, Japón, Australia y Filipinas.

Además Europa central cuenta también con una buena cantidad de reproducciones en España, Portugal y Holanda. Mientras que en Europa Oriental/Rusia/la península de los Balcanes y Turquía sucumbieron al fenómeno que fue Despacito y Despacito remix durante el último trimestre del año.

El mismo sitio posee un mapa interactivo de cómo ha crecido el consumo de reggaeton a nivel mundial. En marzo de 2015, se ve un incremento considerable tanto en Estados Unidos como en Europa, calzando con el lanzamiento del video de El Perdón de Nicky Jam junto a Enrique Inglesias, canción que en Youtube tiene 1.260.000.000 vistas en la actualidad, abriendo el camino para el hit que se comió ese año: Sorry de Justin Bieber, que les dobla las visitas al dúo en español.

Con excepción de África, que para efectos prácticos pareciera no ser relevante en cuanto al consumo de música, incluso teniendo en cuenta las dimensiones del continente, solo China, Corea del Sur y Japón no han sucumbido directamente al influjo tremendo de reggaeton con este último incluso ya teniendo algunas incursiones que demuestran que el interés de los productores ya existe.

Con respecto a China y Corea del Sur, teniendo en cuenta que ambos países tienen una industria interna sólida, con un fuerte componente nacionalista -y en el caso de Corea del Sur y su K-pop incluso consolidándose como alternativa al reguetón como música bailable-, es entendible la resistencia al fenómeno.

En entrevista con NBC, Nicky Jam habló sobre cómo el reggaeton llegó a tal punto. Para él, la comercialización del sonido, se ha vuelto más sencillo de digerir a diferencia de los temas de comienzos del dos mil.

«Nuestra música está más comercializada ahora» (…) «Es más fácil de procesar». Y señala que los sonidos actuales, incorporan bases del género a casi todo lo que se hace:

«Ahora hay un nuevo movimiento, un nuevo ritmo, un nuevo sonido. Es a donde va la música en este momento «.

«Llamé a las puertas de las estaciones de radio para que tocaran mi canción» comentaba, recordando su carrera en los años 90. «Es bastante diferente ahora».

«Solo unos pocos podían romper [la barrera del anglo] globalmente como Ricky Martin o Shakira» comentaba además Rocío Guerrero, head of Global Music Cultures de Spotify, en el mismo reportaje: “Ahora, el streaming es una democracia. No hay guardianes.

Para que una canción de reggaeton alcance el b debe pasar por una serie de playlist locales y de género, hasta llegar a Baila Reggaeton, estando ahí, es más probable que llegue a las audiencias más grandes de la plataforma, tal fue el caso de Despacito y el remix junto a Justin Bieber.

Debido a que las playlist de género curadas por la plataforma contienen las mismas canciones para todo el mundo, el alcance de estas se vuelve más rápido y sencillo. Es una bola de nieve, el perreo llama al perreo.

El tercer impacto

En gran problema con el que se enfrentó el género durante los primeros años del nuevo mileno, en los que vivió su primera gran expansión fue la idea cultural subyacente detrás de este. Es un estilo de música nacido de comunidades pobres y de color en Puerto Rico, es un género que proviene desde las bases de la sociedad; a diferencia del French Touch de los 90s.

Otro de los grandes estigmas (justificado) que vivió durante aquellos años, fue la connotación machista de las letras. Aunque la hipermasculinización del género tuvo exponentes claramente fuera de la norma, véase Ivy Queen, la tendencia era a demostrar la identidad de macho frente al resto.

Sin embargo, el perreo nacido desde aquella arista del género no fue el único, siempre han existido letras mucho más románticas que los clásicos de Wisin & Yandel.

Además de un giro mucho más melódico, pausado y romántico en las letras, la aparición de colaboraciones entre los emblemas del género y artistas blancos fue lo que comenzó a abrir el mercado.

El tercer impacto del reggaeton fue El Perdón de Nicky Jam con Enrique Iglesias, canción que se mantuvo durante 26 semanas en el número 1 de Billboard. Seguido estuvo el remix de Sorry de Justin Bieber junto a J Balvin, pavimentando el camino para que el colombiano llegara al público norteamericano con Mi Gente, junto a Willy Williams y Queen B en 2017.

Más?
Barney tendrá una nueva película, de la mano del protagonista de Get Out, Daniel Kaluuya

Otros crossovers: Safari de J.Balvin junto a Pharrell Williams, Bia y Sky. El remix de Shape of You de Ed Sheera junto a Zion & Lennox, o Algo Me Gusta de Ti de Wisin & Yandel junto a Chris Brown y T-Pain conforman parte de una gran cantidad de artistas latinos que han irrumpido en mercados que antes les estaban lejanos y que al contrario de lo que podríamos pensar, son las verdaderas estrellas de las colaboraciones.

A comienzos de 2017 el mundo realmente sufrió otro impacto: Daddy Yankee junto a Luis Fonsi lanzaron Despacito y todo después de eso cambió. Para bien o mal. Logró número 1 en 40 países distintos, entre ellos Malasia, República Checa, Rusia, Líbano y Escocia.

Es probable que Putin más de alguna vez haya disfrutado de escuchar Despacito. Alemania tampoco estuvo ajeno, ahí, la canción logró 4 veces platino.

Durante ese mismo año hubo 19 canciones latinas en el Hot 100 de Billboard.  Mientras que en 2018 fueron solo 16 debido a la compleja competencia en el mercado anglo que marcó Drake, Camila Cabello y Post Malone. No obstante, Bad Bunny lanzó Mía junto a Drake ese año, logrando hasta el momento más de 800 millones de reproducciones en Youtube.

La exportación de música latina al resto del mundo, especialmente a Estados Unidos había sido más que nada pop fácil de digerir. Livin La Vida Loca de Ricky Martin logró número 1 en el Hot 100 de Billboard, mientras que La Camisa Negra de Juanes también hizo lo suyo en 2004.

En 2001 diversas reacciones de hecho, celebraban el ingreso de Shakira al mercado anglo con Servicio de Lavandería/Laundry Service, su tercera placa y la primera bilingüe. La mayor cantidad de halagos se centraban en la idea de poder competir de tú a tú con íconos de la década como Britney Spears.

Esto reportaba The Wall Street Journal (vía EMOL) en aquella época:

«En una conversación al Wall Street Journal en un amplio reportaje de primera plana. El matutino, cuyo tema central son las altas finanzas, dijo que la dificultad podría estar en que está comenzando a practicar el inglés, mientras que otros latinos, como Christina Aguilera, Ricky Martin o Jennifer López, lo hablan desde que nacieron.

«Entrar al mercado estadounidense es difícil» comenta Shakira (…) la estrella sudamericana, de 24 años, prepara su debut en inglés. El diario cita luego al presidente de Sony Music Entertainment, de aquella época, Thomas D. Mottola: «Podría necesitarse más de un álbum para establecerle un público norteamericano» y es consciente del peligro de que la cantante sudamericana pierda fuerza en América Latina. «Dando ese salto», dijo Mottola, «se podría arriesgar a destruir algo que ya ha construido».

Esos eran temores reales del mercado latino hace no más de 20 años. Hoy revisando las tendencias del Top 200 de Billboard durante los últimos años, gracias al esfuerzo de un usuario en Reddit que adjuntó incluso la representación visual de los datos, existe un claro giro con dirección a música más bailable.

Si tales tendencias se mantienen durante lo que queda de década, las canciones más reproducidas serán temas con bailables, «enérgicas» y con una mezcla que reviente los parlantes. Básicamente Billie Eilish.

El nuevo mundo

Hace dos años, nadie conocía a Rosalía. Al menos no al nivel que ahora suenan sus canciones en todo el mundo. En 2017 tampoco figuraba en las stories de las Kardashian. En la actualidad, el video de Con Altura junto a El Guincho y J Balvin tiene más de 500 millones de reproducciones y contando. Es un fenómeno por donde se le mire.

Por cierto, New York Times hizo un video excelente donde los protagonistas de la canción explican todo el proceso de creación:

El mundo actual no tiene barreras limitantes para el flujo de música, a tal punto en que ni siquiera le lenguaje es el punto de quiebre para el próximo hit. La puerta fue abierta por un montón de actores que van desde Nicky Jam y J. Balvin, hasta Daddy Yankee o Wisin y Yandell, que han logrado consolidar sus carrerars en el extranjero en colaboraciones que van desde Snoop Dog, hasta Fergie.

Sin embargo, aún quedan muchas preguntas por resolver. Los números no mienten, incluso el gran mercado en español para la música pop y rock, México, está sufriendo una tendencia hacia el sonido urbano y reggaeton. Dejando en claro que las barreras de los mercados musicales ya casi son inexistentes en la época del streaming, en un mundo donde artistas toman sonidos de otros lugares y los vuelven propios en una amalgama que cada vez está sonando más homogénea y a la vez, amorfa.

Es decir, la canción Amigos con Derechos de Reik junto a Maluma tiene 362 millones de reproducciones en Youtube.

Según un estudio realizado por LOOP en 2016 (Lots of Online People) entregado a la Music Business Association (Music Biz), las playlist han superado como formato para escuchar música a los discos.

La paradoja de la revitalización del single por sobre el álbum se ha vuelto una realidad. Hoy los temas sueltos siguen figurando con el mayor porcentaje de reproducciones. En el mismo estudio se plantea que Youtube ha emergido y consolidado como la plataforma de uso regular para consumir contenido musical.Por ejemplo, el 2018 fue el año de La Rosalía con El Mal Querer, sin embargo, su entrada al mercado global con el hit Con Altura se dio gracias al complejo vivido en la industria durante los últimos cinco años.

Mientras que en Deezer, la plataforma de streaming de música más utilizada en Europa, el panorama no es distinto. Revisar el top 100 global curado por la misma es fácil encontrarse con nombres conocidos por este lado del mundo: Daddy Yankee, J Balvin, Bad Bunny, Farruko, Rosalía, Ozuna, Anuel AA, Becky G. La conquista, es una realidad.

Hoy el mercado se encuentra domado por ritmos que se antojaban chulos, hace un par de años atrás. Los europeos y el anglo en general, se debaten entre música foránea latina y oriental, y la presencia de ritmos más clásicos como el rock o el metal, a pesar de contar con una fanaticada fiel van en bajada en comparación con el ascenso de la música urbana.

Y aún, con todo eso entendido y un mercado rampante, los gerentes que toman las decisiones de mercado en los grandes sellos discográficos están por lo bajo desactualizados un par de décadas a lo que está sucediendo. Es cosa de ver la colaboración de Maluma con Madonna, una forma de ver el mundo y el mercado de la música, obsoleto, porque hoy, las estrellas son otras.

Don Omar lo sabía. El mundo está sintiendo el poder del reggaeton latino.

Comenta o muere

김치볶음밥