fbpx
El Infinito FEATURED Música Recomendamos

DPR Live: La sensación coreana

24 octubre, 2018

DPR Live: La sensación coreana

Entre la larga de artistas coreanos de los últimos años que se han hecho un nombre con ritmos norteamericanos y sensibilidad asiática, destaca DEAN. La eterna promesa, el único de los referentes que no ha sacado un disco. Zion.T, Gray, Dok2, Loco están ahí un poco más atrás sacando temas como si fueran remixes de regaeton, mientras que Beenzino está solo, Keith Ape está junto a 88Rising y Okasian lleva años en el juego.

DPR Live apareció en 2017 con un par de EPs y un disco, Coming to you live (2017). Tiene poco material, es joven. Tiene ganas, tiene una de las mejores producciones que han salido de Corea del Sur durante los últimos 15 años y eso, es decir mucho.

En su debut trabajó junto a Loco, el mismísimo Jay Park y DEAN, ninguno opaca la facilidad con la que DPR Live se desenvuelve en sus temas. En una entrevista con I-D, el coreano menciona que pasó un año completo trabajando en esos 7 temas y se siente. Cada uno está pulido al máximo.

El chillhop, está muriendo. Algo similar a lo que le pasó entre 2013 y 2015 a Yung Lean con su onda de sadboy. El público tomó la estética, para dejarla ir apenas apareció el chillhop, con su máximo exponente actual: Joji. Pero DPR Live le está dando una segunda vida. En su EP titulado Her (2017), Jazmine abre con una intro de guitarra y beats lentos que lo dejan rapear con soltura. Sin la necesidad de utilizar palabras en inglés para atraer al público extranjero, lo usa para expresarse. No tiene problemas con cantar estrofas en inglés para luego hacer puentes u otras estrofas en coreano.

Te puede interesar:   Alta Fidelidad: Music To Make Love To Your Old Lady By Lovage (2001) Follar al ritmo del trip-hop

En Martini Blue, DPR Live saca su lado más cool. No tiene nada de pena, tampoco aspira a ser el Justin Bieber coreano, un título que ostenta Jay Park. Para nada, quiere con pura fuerza de voluntad, destruir el esquema tradicional de R&B coreano con pequeños skits dentro de sus canciones, cambios de ritmo abruptos que llenan los oídos con mucha calma. A ratos, parece que la idea del kpop está muy dentro de Live.

No se trata solo sobre el artista, hay todo un colectivo detrás de él que ha sacado la mejor faceta posible de Live. DPR (Dream Perfect Regime) es un conjunto de artistas que producen, crean y dirigen para sus artistas, además de llevar una tarea de curación de sonidos. Sus videos son a Asia lo que está haciendo Canada en el resto del mundo. Sus trabajos visuales están a la par, intentan explotar el máximo posible, haciendo de la cultura de masas una forma de arte consumible por cualquiera.

Volviendo a DPR Live, sus puntos altos son muy altos. Si bien, puede aspirar a más, es temprano para ver el camino que tomará. Al menos en su primer larga duración, el que a duras penas se le puede llamar así debido a su duración, deja ver dos características importantes: No tiene miedo a experimentar con texturas, bases, beats y estructuras. La segunda, es que puede hacer temas para carretear, andar en bicicleta y pensar en aquella imagen idealizada de Corea del Sur, específicamente, en un Seúl lleno de luces de neón y idols que bailan en las calles.

Te puede interesar:   8 Películas basadas en libros y 1 libro basado en películas

Desde que apareció Post Malone con White Iverson y Too Young no salía un artista que con pocos temas pudiera crear tanta anticipación por su futuro. En 2015 era claro que el norteamericano iba a ser grande, se rodeó con buenos productores y Justin Bieber lo apadrinó. Mientras DPR Live ya se codea con los nombres que pavimentaron su camino, lo aceptan y tampoco están interfiriendo con él, ya que, pasó su tiempo.

Si Action! no comienza a pegar pronto por estos lados, realmente me sorprenderé. DPR Live es la sensación coreana con justa razón.


Also published on Medium.

Comenta o muere