fbpx
Cine + Series El Infinito

Daniel Radcliffe se atornilla dos pistolas en las manos, esto es: Guns Akimbo2 min read

16 enero, 2020 2 min read

author:

Daniel Radcliffe se atornilla dos pistolas en las manos, esto es: Guns Akimbo2 min read

Cuánto me demoro? 2 minutes

Es difícil para los actores de películas o series juveniles despegarse de sus papeles una vez que su minuto de gloria ha terminado. Allí está Miley Cyrus, que ha pasado por al menos tres cambios radicales de personalidad buscando distanciarse de Hannah Montana (cosa que nunca podrá, because, Queen) o Robert Pattinson, al que le costó varios años ser reconocido como el actorazo que es luego de estar encasillado en el papel de vampiro vegetariano que hizo en Crepúsculo.

En el caso de Daniel Radcliffe, su estrategia ha sido abrazar de lleno la locura y sumergirse en proyectos que se mueven por la delgada línea del cine de autor y el cine de mierda.

A Horns y a Swiss Army Man se suma ahora Guns Akimbo, un nuevo delirio de acción y humor absurdo dirigido por Jason Lei Howden, la mente legendaria detrás de… Deathgasm (que estaba hace no mucho en Netflix), una película sobre unos jóvenes metaleros que deben enfrentar a un demonio luego de haberlo invocado por casualidad.

No parece ser que Guns Akimbo vaya a ser más cuerda que su anterior película, puesto que la trama gira en torno a un desarrollador de videojuegos y troll de internet que recibe la visita de un jefe de la mafia luego de burlarse de su club de peleas ilegales. El caso es que al día siguiente de esta visita, nuestro protagonista despierta con unas pistolas atornilladas a sus manos y con la tarea de enfrentarse a Nix, una luchadora legendaria y campeona invicta de este juego en cuestión.

Fuertemente influenciada por videojuegos así como por películas como Scott Pilgrim vs The World y Nerve, Guns Akimbo se estrenó el septiembre pasado en el Festival de Toronto con buenas críticas, y se espera que llegue el 5 de marzo a los cines internacionales.

Comenta o muere

Remedo de periodista. Fanático del terror en todas sus formas y lector furioso. Tendiente al pánico por la acumulación de libros apilados en el velador y películas sin ver en el disco duro.