fbpx
El Infinito Juegos Reviews

Contra Rogue Corps: Podría haber sido peor5 min read

10 octubre, 2019 4 min read

author:

Contra Rogue Corps: Podría haber sido peor5 min read

Cuánto me demoro? 4 minutes

Contra es de esas franquicias que pasaron por una época de gloria máxima, en donde solamente el nombre era sinónimo de calidad. Más aún, eran difíciles de pasar pero divertidos y todavía mejor si lo jugabas con algún amigo. 

Pasaron los años y entre tantas versiones que salieron para las consolas más modernas, Contra tristemente nunca volvió a brillar como en sus años dorados (que prácticamente fue en el periodo de las arcades y las consolas de sobremesa como la NES y SNES). Luego de eso, nada, o casi.

A pesar de contar con algunos juegos para PS2, otros títulos menores y un par de reediciones, la saga quedó abandonada. Hasta ahora. 

Siendo súper honesto, esperaba un juego derechamente malo tras todas las nefastas críticas que vieron la luz. Pero dentro de todo, el juego no es el desastre total que anuncian.

Renovarse o morir

Así es; o te cambias el atuendo para la fiesta nueva o te quedas fuera de la misma, tal cual. Contra no tuvo otra opción ¿fue mala decisión? personalmente creo que ni tanto y les diré por qué. 

Contra es ahora un “Twin Stick Shooter”, un género que tiene varios juegos de peso tales como: The Binding of Isaac, Enter the Gungeon o Nuclear Throne. Básicamente corres y disparas, mientras esquivas los ataques enemigos, todo con una vista “desde arriba” o isométrica. ¿Suena simple verdad? en la mayoría de los casos, lo es. Pero no significa que sean fáciles. 

En el caso de Contra: Rogue Corps, es exactamente igual. Tendrás que correr/disparar mientras aniquilas hordas y hordas de enemigos. Tienes también power ups a tu disposición, que puedes activar con otro botón secundario. Lo bacán es que muchas de las armas “clásicas” de Contra están de vuelta y las podrás ver en sus versiones más modernas. 

La gran diferencia es que ahora las armas se “sobrecalientan”, por ende tienes que tener cuidado y no abusar del gatillo porque de lo contrario te quedarás indefenso mientras se vuelve a enfriar. Otro agregado extra es que ya no te matarán de un balazo, sino que tendrás una barra de vida. No obstante, ojo, porque se te irá rapidito si dejas que te lleguen un par de tiros. 

También hay que destacar la inclusión de armas “melee” como la motosierra, que si no me equivoco, jamás se había incluido algo así en los juegos de Contra.  Lo que si voy a destacar y subrayar con rojo, son las “boss fights”. Son la zorra. 

Son la raja porque el tipo de cámara generalmente cambia para este tipo de combates y siento que el juego es mucho más dinámico de este modo. Es más, se siente mucho más “Contra” que con la vista isométrica. 

No siempre se ejecuta el cambio, pero con varios jefes sí (con una vista como en “Sin & Punishment”) y tampoco son tan fáciles. En ese sentido se siente el peso del nombre y más aún de todo lo que involucra “Contra”. 

El diseño de los jefes por otro lado, es también muy bacán y hay varios que de hecho son recreaciones de los antiguos, lo que añade al factor nostalgia. 

Honestamente, el cambio no le quedó tan mal, digo, podría haber sido peor. Sin embargo y enfatizando el factor honestidad, aún sigo esperando un Contra más “old school”. Lo cierto es que el modo Twin Stick Shooter no le quedó para nada de mal y jugarlo en modo co-op no es aburrido. Jugarlo en solitario es un poco Meh, pero en compañía de alguien ciertamente las cosas mejoran. 

De vuelta a la PS2

Como ya deben haberse dado cuenta, las gráficas de Contra: Rogue Corps están lejos de ser la última chupá del mate. Se ven bastante añejas y estoy seguro que cualquier juego de PS3 está casi al mismo nivel o mejor. De todas formas tampoco es que el juego necesite mejores gráficas, aunque claro, siempre es gratificante jugar algo bonito.

Quizás el mejor lugar para apreciar el aspecto visual es en las peleas versus los ya mencionados jefes. Tienen un nivel de diseño bastante “cool”. Pero si eres de los que gusta de gráficas última generación, acá no las vas a encontrar. 

Para mi este apartado no hace al juego realmente, por lo que siento que las gráficas que tiene son suficientes para el estilo al que apunta. Lo que sí encontré derechamente malo, es el diseño de los personajes. Hubiera preferido mil veces un androide, un robot o cualquier otra cosa pero ¿un panda? really?, aburrido. 

Musicalmente hablando no hay mucho que decir, salvo que hay un par de “remakes” de temas antiguos que están decentes, no son la gran cosa la verdad. 

Misión completa…a medias

Contra: Rogue Corps no es un pésimo ni horrible juego como en muchos lados lo han catalogado, pero tampoco es realmente un título bueno. Mediocre podría ser, pero no más que eso (como la mayoría de los últimos Contra).

El aire renovado ciertamente le inyecta nueva vida, pero a medias. Es un juego bastante corto (dura aproximadamente una hora y media) y el replay value es poco. Pero hay que ser justos también; el modo Co-op no es para nada malo, divierte y se pasa bacán que vendría siendo lo más importante. Los jefes tienen diseños más que destacables y las boss fights son la raja, definitivamente lo mejor del juego. 

Si tienes con quién jugarlo, adelante. Con unas papitas y unas cervezas, la pasarás bacán. Si lo quieres para jugar en solitario, te recomendaría definitivamente otra opción. 

Disponible en Nintendo Switch, Xbox One, PS4 y Windows. 

Comenta o muere