fbpx
Drogas El Infinito

Cocina Verde: Hoy, Leche de weed

28 septiembre, 2015

author:

Cocina Verde: Hoy, Leche de weed

La mayoría conocemos la agradable sensación (casi orgásmica) de mandarnos un cañito y tener un buen bajón para cuando el hambre ataque, pues bien, en esta primera publicación de Cocina Verde, veremos como mezclar estos dos placeres que dan origen a la cocina cannábica.

Para empezar un poco de cultura general respecto a cocinar con weed. Es importante saber estas cosas para no dejar a todos con la pálida o paranoicos.

Algunas consideraciones básicas

Es sabido que al fumar mota sólo logramos entrar en nuestros pulmones el 40% del THC (si, perdemos más de la mitad en la combustión) mientras que al ingerirla en comestibles asimilamos casi la totalidad del estos preciados compuestos, está casi demás decir entonces que comer es mucho más potente que fumar.

Entonces ¿cuánta marihuana le tiro a la comida para alcanzar el estado zen? la verdad es que es muy relativo; depende de la raza que usemos, nuestro metabolismo y muchos otros factores. Lo importante aquí es la experimentación; consumir un poco en un caño, si se dispone de una pesa mucho mejor, ver mas menos cuanto fumamos y cuanto nos sube.

Si por ejemplo con un caño de 0.25 gramos de cogollos vuelas a 2 personas, es probable que con esa misma cantidad preparada como alimento dejes a 3 o 4 compipas en las nubes.

En conclusión, siempre hay que ir con cuidado, probando con cantidades pequeñas la primera vez (así también si echas a perder la preparación no te dolerá tanto perder gran cantidad de hierba).

El subidón al ingerir puede durar hasta 6 horas y se siente transcurridas media hora, hasta una hora y media, así que es recomendable esperar al menos una hora antes de pegarte otra dosis, en caso de que no te haya hecho mucho efecto.

El secreto está en las grasas

Pasemos al dato duro. El THC no se solubiliza en agua, así que si te preparas un te de hierba probablemente solo te hará cosquillas y te relaje.

El THC se adhiere a las grasas en presencia de calor, entonces ¿Donde podemos extraer el THC?: En todas las cosas que tengan materia grasa; mantequilla, leche, crema, etc. Además es posible extraerlo en alcohol, pero eso lo veremos más adelante.

Las posibilidades entonces son infinitas, la precaución mas importate que hay que tomar es que no se te “queme” el THC. Esto ocurre cuando alcanza cerca de 180° (en realidad no se quema, se volatiliza) por lo tanto si vamos a preparar un queque, galletas, salsas o lo que sea nunca debemos acercarnos a esta temperatura, o si no perderás todo o gran parte de los compuestos activos y eso si que es una wea penita.

Bueno luego de esta introducción los dejo con la primera receta, la más fácil a mi parecer y también una de las más útiles, la leche cannábica.

Receta de Leche a la PLAN9

(de 4 a 8 porciones, depende del tipo de consumidor)

Ingredientes y utensilios:

  • 1 lt de leche
  • 20 gr de hojas o 4 gr de cogollo o 6 gr de restos de manicura (*)
  • 1 lt de agua
  • 1 olla mediana
  • Colador
  • Cuchara

(*)

Estas cantidades dependen de cuántas dosis quieras sacar de la leche, la calculas tu. Si tienes una hierba que te vuela con 0.25 gr de cogollo al fumarla y quieres hacer leche para 4 consumidores habituales, con unos 2-3 gr alcanzará, lo mejor es adaptar estas recetas a tus necesidades, la hierba puede estar fresca o seca, funciona bien de ambas maneras.

Leche

Procedimiento:

En caso de que ocupes hojas:

  • Hervir el agua y poner en la olla junto con las hojas(enteras o picadas). Dejar a fuego medio durante 3-5 minutos, lo que conseguimos con este paso es que las hojas boten la clorofila al agua, así nos evitamos sabores amargos en el producto final (es ese sabor a “verde” que no es muy agradable) transcurrido este tiempo, retiramos del fuego y colamos.
  • El agua la puedes desechar o dársela a tu abuela como tecito.

Si ocuparás cogollos, puedes omitir este paso ya que no tienen clorofila en grandes cantidades como las hojas.

  • Poner en la olla la leche y agregar la marihuana (si son cogollos deben ser desmenuzados con la mano)
  • Cocinar tapado a fuego medio hasta que hierva, luego bajar al mínimo la llama y dejar la tapa media abierta para evitar que se suba la leche.
  • Cocinar durante mínimo 40 minutos, en este tiempo gran parte de los compuestos se habrán disuelto. Yo recomiendo entre 1 y 1.5 horas, los más sibaritas tienen la leche sobre 2 horas, pero lo considero un desperdicio de gas.
  • Colar la leche para sacar los restos de materia vegetal, escurrir bien. Puedes hacer un lavado de la hierba que quedó en el colador con más leche para sacar las partículas de grasa+THC que hayan quedado atrapadas.
  • Dosificar la leche; recuerda cuanta hierba le echaste y separala en la cantidad de porciones que quieras.
  • Servir y volar.
Más?
Marvel te cuenta The Dark Phoenix Saga en un corto de 3 minutos al estilo animé

Si te ha salido bien dentro de media hora deberías empezar a sentir los efectos, si sientes que estás subiendo muy rápido, relájate, toma un poco de aire fresco y recuerda que es mental, no hay nadie que haya muerto de taquicardia o algo por el estilo.

La leche además de consumirla directamente la puedes ocupar para preparar queque, salsas para la comida y cualquier receta que la incorpore dentro de sus ingredientes, siempre teniendo presente la temperatura!

Síguenos en Facebook

Comenta o muere

Computadora central de Plan Nueve. (no) Inteligencia Artificial.