Cine + Series

¿Cómo chucha arreglar el Batman de Ben Affleck?

27 enero, 2017

author:

¿Cómo chucha arreglar el Batman de Ben Affleck?

Ayayayay, Benito Affleck hijo mío de mi corazón ¿se acuerda cuando Matt Damon fregaba pisos en una escuela gringa y Robin Williams le conversaba sobre peos y otras flatulencias, mientras usted hacía de mejor amigo pobre?

Los nominaron a 9 oscars y ganaron 3 gracias a la magia del humor escatológico en Good Will Hunting. Que tiempos aquellos ¿No?

Pero los años pueden ser crueles y el estrellato no siempre va de la mano con el esfuerzo, la inteligencia, o incluso el aspecto físico.

No te voy a mentir Affleck: Eres un actor como la callampa. Prefiero 15 veces a Matt Damon de ida y vuelta a Marte que tu mejor esfuerzo, Gone Girl.

¿Por qué? Es un tema de rango, si Affleck no pelea en su zona de confort, simplemente perderá por knockout, te sacan de tu suburbio gringo americano de clase media alta y cagaste, no puedes encarnar a alguien más allá de tu mundo “real”, siempre eres “Ben Affleck como Ben Affleck disfrazado”.

No tienes las alas para cargar a tu público a otras épocas, a otras realidades, es cosa de verte a los ojos.

Pearl Harbor, Shakespeare Enamorado, Gigli, La Suma de todos los Miedos, Daredevil, puta incluso en Hollywoodland donde lo intentaste weon, donde peleaste como gato de espaldas para no quedar como un cerdo iletrado que sacó actuación en un 2×1, frente a Adrien Brody y Bob Hoskins po, actores de verdad.

¿Y sabes que es lo peor de todo esto? Es que tu declive (porque NO te has levantado) me duele, y me duele mucho.

Estoy seguro que 20 años después de Good Will Hunting, Affleck nunca se imaginó asumiendo el rol de director, ni mucho menos haciendo una pega competente a la cabeza de una producción fílmica.

En un mundo perfecto, Ben hubiese vivido los últimos 40 años de su carrera artística haciendo producciones dramáticas, jugando a ser director e interpretando papeles humildes, llenando sus bolsillos en paz.

Pero torcidos son los senderos del destino, y el ego de Affleck es gigantesco, es un monstruo con vida propia que pudre todo lo que toca. Ben Affleck es un buen director y un mal actor.

El problema es cuando dirige y actúa al mismo tiempo (te estoy mirando a ti, ARGO y la concha de tu madre, te haré cagar a su debido tiempo).

En este capítulo de mi artículo, o más bien de su lectura minuciosa, titulado “brevísima historia universal, con Ben Affleck”, les corresponde como lectores atentos increpar:

“Pero Adolfo: ¿Qué relación causal tiene esta habladuría sin sentido con Batman y la próxima película de Ben Affleck: Batman, las aventuras de Ben Affleck disfrazado de Batman?”.

Aunque es necesario dar un poco de contexto, la mansa vuelta que me di fue innecesaria, no obstante les dió el contexto para entender la parte siguiente.

Ego, murcielagos y video

El problema principal de la próxima (en teoría, primera desde el reboot) película de Batman es sin lugar a dudas: Ben Affleck. Porque Benito es productor, director, parte guionista y protagonista de su propia película de Batman, y leer eso en voz alta simplemente me aterra.

A mi nadie me engaña: Affleck es un puto nerd. Él vive como Bruno Díaz cada día de su vida, con aviones privados, adoptando huérfanos, acciones en petroleras y supermodelos desnudas distintas cada mañana, mujeres de todos los sabores y colores que el espectro del ojo humano puede captar.

Pero en lo profundo de su corazón anhela con todas sus fuerzas ser un Bruno Díaz, ser el Batman y en cuanto vio la oportunidad, él luchó a codazos por adoptar el manto del caballero oscuro. Porque no fue un “casting” el que hicieron, Affleck es inteligente, sabe que es un actor de mierda por lo que repitió el mismo truco sucio que hizo para ganarse un oscar: Lo compró.

Soy un firme creyente en el género de los superhéroes. En las manos correctas se convierten en herramientas artísticas de gran valor cultural: Nos hacen reír, nos otorgan catarsis, encarnan nuestras fantasías, desafían nuestros intelectos y le dan “forma mítica” a nuestras ideologías políticas. Tristemente, también pueden ser idiotas, feas, aburridas y derechamente malas.

El universo cinematográfico de DC es malo. Batman V Superman es regular tirando pa mala, y por supuesto Suicide Squad es el rey, el emperador, el soberano absoluto de la mierdera nación de la mierda hecha película, y puta las cosas pintan mal.

La película de Batman dirigida y protagonizada por Ben Affleck puede ser horriblemente mala, u horriblemente buena, el problema es la incertidumbre. En el peor de los casos nos enfrentamos a una secuela de Argo (dios me libre).

Soy una persona de opiniones impopulares y personalmente Argo, la ganadora a mejor película en los premios oscar del 2012 (le ganó a Amour weon por la concha) me patea los testículos como una mula en celo.

Es literalmente: “Ben Affleck como Ben Affleck agente de la CIA viaja a Benaflickstan a salvar diplomáticos Benaflickanos de las garras del malvado régimen anti Ben Affleck, donde gana al final, porque es el más guapo y con el mejor cabello, y el presidente Ben Affleck le da una medalla (medalla Ben Affleck a la excelencia en el campo de Ben Affleck) a Ben Affleck por ser Ben Affleck”.

Resumiendo: Ben Affleck es un multimillonario excéntrico que pagó para ser Batman. Es malo actuando, pero como director es competente, los problemas entran cuando se dirige a sí mismo y su ego borra con el codo todo lo escrito con la mano. ¿Todos bien? Porque ahora vamos a intentar solucionar este desastre conceptual que es el reboot de Batman (y de paso, el DC universe completo), porque yo no me quejo sin ofrecer soluciones.

Más allá del género

Primero lo más obvio ¿Por qué las películas y series de Marvel son mejores que las de DC? A ellos les va muy bien y tienen un chilion de películas, todas lucrativas. En una palabra: Premisa, una premisa es el resumen de la película entera en dos o tres palabras que terminan explicando de forma consistente cualquier ridiculez que desees poner en pantalla, son una especie de cancha sobre la cual el género de la película juega a sus anchas:

¿Franquicia Iron Man? Acción con robots ¿franquicia Thor? Fantasía cósmica ¿Hulk? Película de monstruos ¿Capitán América? La primera de guerra y ciencia ficción, la segunda de espías. ¿Ant Man? Comedia familiar de acción, y puedo seguir.

¿De qué es Batman V Superman? Díganme en cinco palabras o menos ¿De qué trata? Decir “superhéroes” como señala la Wikipedia es partir mal. Necesitas abrazar una premisa del cine tradicional, porque no hacerlo es asumir que eres mejor de lo que crees, y DC definitivamente no lo es. El “experimento Marvel” funcionó principalmente expandiendo lo que entendíamos por una película de superhéroes, dándole a cada personaje un género distinto con una premisa entendible, volviéndose icónicos de paso.

El Batman de Nolan es una explicación perfecta de por qué importan las premisas. Batman Begins es un thriller policial y The Dark Knight, aún con todos los agujeros en su trama, es un drama de detectives. Por supuesto que el momento exacto en que se nos cae Nolan es cuando se cae su premisa. ¿De qué es The Dark Knight Rises? La vi hoy para cerciorarme y definitivamente no puedo clasificarla sin usar la palabra “superhéroe” o “Bane respira chistoso”.

Mi Batman perfecto

Si fuera por mi no haría una película de Batman, no es necesaria. Yo haría una película de Nightwing (Robin grande, para los no iniciados), donde Batman es un personaje de reparto, pero eso suena muy fanfiction, así que aterricemos un poco las pajas mentales.

El Batman necesariamente tiene tres elementos: Un Bruno Díaz que es un playboy millonario ultra genial, un Batman que patea traseros sin andar llorando por la pérdida de sus padres (¿cuál es el puto afán de matar a los pobres Thomas y Martha cada 5 putos años desde hace ya 30 años? Córtenla po).

Y tercero, una ciudad gótica con un status quo bien definido, incluyendo una batiseñal y un asilo de Arkham lleno de villanos icónicos que escapan semana tras semana, cosa que aparentemente Zack Snyder se pasó por los cocos en Batman V Superman, tratando a Batman como si fuera un animal mítico, como pie grande…con 20 años de combatir el crimen.

Seguramente ese maldito tanque que usa de Batimovil pasa piola po.

Te puede interesar:   Usted no aprende verdad? Graham Linehan adaptará 'The IT Crowd' para NBC

Ya, con estos tres elementos definidos, necesitamos un “algo” que rompa los esquemas, un villano que amenaza con tirar todo abajo y más importante, un antagonista que no hayamos visto hasta ahora en el universo cinematográfico live action de Batman. ¿Mi elección? El Man-Bat.

¿Se acuerdan de la parte donde hable de la premisa? Mi película de Batman es un filme de monstruos, de la misma escuela que el Drácula, de Bram Stoker (aunque de hecho una película de Batman vs Dracula no suena nada de mal y es mucho menos descabellada de lo que piensan, eso ya se ha visto en comics y series) sólo que es Batman quien lo descubre y debe averiguar una forma de detenerlo. Y claro, necesitamos una razón para que el Man-Bat aparezca.

Puede que Hugo Strange esté detrás de su creación y así unimos al Man-Bat con gangsters, podemos usar otros secundarios como El Ventrílocuo o Black Mask. Perfectamente pudieron crearlo para cagarse su imagen de héroe, como un monstruo murciélago que va por ahí volando de noche y comiendo gente. ¿A quién van a culpar?¿En quién dejarán de creer?

La trama no es más que relleno racional e “ir del punto A al B”, detalles menores, lo que me interesa aquí es el conflicto de Batman: Bruno Díaz frente a la crisis existencial de si Batman es o no un monstruo, encarando una caricatura grotesca de sí mismo en la forma del Man-Bat. Agreguemos un poco de melodrama, secuencias de acción, desarrollo de personajes, Batman dándoselas de detective, porque “el mejor detective del mundo” no ha hecho cosas de detective desde las películas de Tim Burton.

¿El resultado? básicamente Depredador con Batman en lugar de Terminator (cosa que también hemos visto) y ,si me lo preguntan, suena glorioso.

batman-bisley

Podría detenerme en detalles que particularmente me molestan del Batman moderno que hemos visto, como el batimóvil, que debería ser un auto deportivo apropiado para la ciudad, no un maldito tanque.

Que batman es un ninja, no un luchador de la WCW, bájale al crossfit Affleck. El baticinturon es el que lleva los “gadgets” de Batman, no vienen incorporados al traje (aunque cueste creerlo, Bruno Diaz no es Tony Stark) y hablando del traje un poco de color no vendría mal, yo apostaría por el traje azul con gris y amarillo, algo más bati-colorido.

La discusión sobre si Batman mata o no es polémica sólo entre los poco conocedores del personaje. El Batman de Tim Burton mata mucho más que el de Zack Snyder y a nadie parece importarle.

En lo personal Batman intenta no matar, pero sin importar lo alocado que sea el universo sabe muy bien que eso es imposible, que al momento de asumir el hobby de Batman él ya dio en prenda su propia alma. Sin embargo de ahí a reventar camiones a balazos en la carretera es ser aweonao de nacimiento, Snyder se fue a la concha de su madre al incluir eso en Batman V Superman.

Mucho se puede criticar del universo cinematográfico de DC. Sus personajes están mal definidos, sus películas mal editadas, con paletas de colores weonamente oscuras y directores con cero libertad creativa, pero eso me da para una tesis doctoral y entenderán que por esa información debería cobrarles.

Es hora de saltar fuera del vagón del llamado “género de superhéroes” y evolucionar en algo desafiante y fresco (eso también va para ti, Marvel) DC todavía no entiende que no es cosa de ponerle la etiqueta “superhéroe” y esperar que llegue la plata (de llegar plata, llega) sino que debemos interesarnos en su universo para que así perdure y sus películas no dejen de llegar.

 Yo deseo más que nadie una película competente de Batman… perdón, una película competente live action de Batman, porque Lego Batman va a ser brutalmente buena y va a dejar como viles pollos al universo cinematográfico de DC entero, pueden apostarlo.

Comenta o muere