fbpx
#ChileenCrisis #Plan9Especial El Infinito Entrevistas FEATURED

CAIOZZAMA, artista visual: «El presidente que tenemos, no está a la altura de lo que está pasando»11 min read

20 noviembre, 2019 7 min read

CAIOZZAMA, artista visual: «El presidente que tenemos, no está a la altura de lo que está pasando»11 min read

Cuánto me demoro? 7 minutes

Las murallas de Santiago han explotado en arte. Hay rabia, hay humor, hay técnica, denuncia y ganas. Ya no basta con putear a van Rysselberghe en Twitter, ahora lo puede leer en las calles de La Pintana pero también en Las Condes.

La primavera chilena volcó a una parte importante de los chilenos a rayar las paredes con consignas. Es natural, los muros siempre han estado ahí para todos y hoy nuevamente el arte callejero explota su rol de denuncia social, si no, pregúntenle a los cuicos que salen a limpiar rayados con escobas o tapan -la rebautizada por la gente- Plaza Dignidad con lienzos blancos como si acá no hubiera pasado nada.

Expresión del clamor popular, la pintura en la muralla nuevamente es protagonista y ahí, entremedio de los tags, las consignas, el ACAB y el ingenio, está él. Claudio Caiozzi  o más conocido como Caiozzama artista callejero que lleva más de un lustro haciendo paste-up, técnica popularmente conocida por exponentes como Banksy o Blek le Rat, interviniendo el centro de Santiago con obras que hablan de lo social, de lo político y de lo pop.

Con un pasado de fotoperiodista, Caiozzama plasma en paredes y muros, pequeñas y grandes obras efímeras que sobreviven en internet con el testimonio de su paso. Nos contactamos con él para que, mientras salía a hacer hacer fotos a Baquedano y tomándole el pulso a la calle nos cuente cómo ve la primavera chilena,

Nos contesta la entrevista por Whatsapp y hablamos de varias cosas. De la no-importancia de su soporte, del arte para todos y lo inesperado de la rebelión.

¿Cómo te pilló la explosión? ¿Qué estabas haciendo?

Me pilló inaugurando mi exposición. Fue exactamente el mismo día, el 18 octubre, que ya pasó a ser un día histórico. Estaba inaugurando mi exposición y obviamente no fue casi nadie. Fue el día que el metro colapsó, que la ciudad se fue a la mierda y finalmente tuve que no hacer más mi expo, se acabó – a todo esto, se reinaugura pasado mañana otra vez-. 

Fue lindo en cierto modo, porque se notó inmediatamente que era algo distinto, algo importante, así que para mí pasó a segundo plano.

Has puesto a disposición de todos en tu cuenta de Instagram, varios de los diseños que hoy están en la calle. Cuál es la filosofía tras ese movimiento?

Yo liberé todo mi trabajo porque sentí… Mira, primero me pasó que mucha gente me empezó a preguntar por él, que quería hacer una polera, “¿cómo lo hago?; véndeme una polera! ¿Vas a vender poster?” O no sé qué… y fue un poco, pensando en lo que hizo la Su Hidalgo -esta actriz que tomó la foto en Baquedano que se hizo famosísima-. Ella también tenía esta filosofía un poco de “hagan lo que quieran con la fotografía, la foto no es mía, es de todos” y sentí un poco eso con mi trabajo, como que no son míos son de todo y nada, démosle no más.

Por eso todos los cinco trabajos que he hecho hasta ahora, los tengo libres para que la gente haga lo que quiera con ellos y se hagan poleras y lo que se les ocurra.

Al mismo tiempo me han llegado muchos regalos a la casa, me han llegado tazones, me han llegado poleras. Y me encanta, me encanta. Al Matapacos lo han hecho en Tokyo, lo han hecho en Londres, unas chicas en Colombia. Entonces siento que este momento es de todos, por ende tengo que compartir lo que yo esté haciendo.

Ver esta publicación en Instagram

Que feliz debe estar el 🙌🏽Negro🙌🏽 😇

Una publicación compartida de Caiozzama (@caiozzama) el

Ver esta publicación en Instagram

#NUEVACONSTITUCION #ASAMBLEACONSTITUYENTE

Una publicación compartida de Caiozzama (@caiozzama) el

>

La calle como lugar de expresión artística y de denuncia, ha tomado un montón de fuerza desde el inicio de las movilizaciones al punto de que se han realizado cuestionadas intervenciones para tapar la expresión popular. ¿Qué ves en este movimiento, esta ocasión, que no hayas visto otras veces?

En este momento lo que más veo, es un poco las ganas que tiene la gente de expresarse, de dar un mensaje. Las calles generalmente siempre están rayadas, siempre mucho grafiti, mucha firma pero hoy día  [en el contexto de las manifestaciones] todo es mensaje, mensaje, mensaje. Donde vayas te están diciendo algo. Me manera agresiva, de manera pacífica, de manera divertida, y eso me encanta. Cómo explotó todo esto, en el sentido de la calle, de los rayados, de la intervención con papel; con pintura, con spray con todo. Me encanta, creo que de repente si lo comparas con otros países, me de la impresión de que Chile tiene un boom cultural de expresión que lo encuentro buenísimo.

¿Cómo te sientes con la idea de que lo que hoy está expresado por ti en una muralla, mañana esté tapado por un afiche de Pepsodent?

Me da un poco lo mismo, yo creo que hoy en día las redes, las fotos y todo, son lo que permiten que la obra no muera. Sé que no todas mis obras van a durar. De hecho, de las cinco o seis que he hecho, hay tres que ya no existen y me da lo mismo la verdad.

Creo que la vida se la da la misma gente con sus redes, cuando viraliza la cosa, con compartir,  independiente sin luego llega un afiche de Pepsodent y me lo borra, a mí personalmente, me da lo
mismo.

¿Cómo eliges tu muralla?

La muralla la elijo últimamente… mmm, Por ejemplo hoy acaba de hacer una intervención y tenía una muralla. La medí, todo, hice la obra, y cuando fui ya la habían ocupado. Ya tenía un rayado y me tuve que ir a otra parte a buscar una muralla, finalmente encontré una buenísima.

Creo que es muy random, de repente la encuentro, de repente la elijo, como que en ese sentido no hay fórmula.

En otra entrevista mencionas que si bien, tu obra siempre va ligada a la crítica de la sociedad de consumo, igualmente eres un habitante de esta. Trabajas y existes en espacios como ChA.Co y ferias de arte ¿te cuestionas ese rol, o estás resuelto como artista en que son los espacios necesarios para poder vivir de esto?

No tengo ni un problema, o sea así yo puedo llegar y estar en el living de un coleccionista y al mismo tiempo estar en la calle, yo feliz.

Yo creo que aquí lo indispensable no perder un poco la esencia, o sea para mí la prioridad siempre es la calle pero yo soy artista y tengo que vivir del arte, y si hay un coleccionista que me quiere comprar la obra, bueno, bienvenido, yo feliz. Le voy a hacer una obra increíble y que la compré y la cuelgue en su living y para mí es un orgullo que alguien quiera tener una obra onda mía, como colección.

Pero, creo que cuando uno ya pasa al otro lado… por ejemplo, claro, yo llego y empiezo en la calle cómo la pasaba muchos otros artistas y luego finalmente ya no pinto y solo lo hago por encargo o todo es plata, todo es plata, y sin no hay plata no.

No, eso a mí por lo menos hasta ahora no ha pasado, no puedo escupir al cielo por qué ¿quién sabe lo que pase en el futuro? espero que no me pase, para a mí la calle es lo número uno y  lo principal.

Ver esta publicación en Instagram

Feliz Navidead 🎄💸🎁

Una publicación compartida de Caiozzama (@caiozzama) el

Tienes formación de periodista fotográfico, y es evidente que en muchos de tus trabajos hay en el subtexto de la obra, un estudio del momento social, una preparación súper implícita. Pero ahora todo ha sido repentino ¿cómo navegas la contingencia, sientes que siempre da en el clavo el mensaje?

A ver, todas mis obras son una cosa muy mía, muy personal. Lo que yo pienso, lo que yo creo, lo que a mí me pasa. Con el tiempo me he dado cuenta que hay mucha gente que piensa muy parecido a mí y en ese sentido es muy agradable y me encanta.

Generalmente hago con suerte dos obras al mes y ahora ya ha pasado un mes y hecho seis porque está todo tan rápido; es un momento tan atípico, tan bizarro, tan extraño en la historia de Chile. Algo que si tú me preguntas a mí, apostaba a que no iba a pasar.

Te decía “somos las ovejas perfectas del neoliberalismo y aquí el jefe dice algo y nosotros acatamos” y eso era un poco la tónica de Chile.

Este despertar me tiene en llamas y por lo mismo también creando y pensando y viviendo 100% esto. Desde el arte como el muralismo, hasta la fotografía porque también he salido mucho a hacer fotos, me reencontré con ese espacio que lo tan tenía botado y ha sido increíble.

Gran parte de tu identidad visual se basa en los íconos culturales de lo pop. ¿Cuál es el espacio que le pertenece a la cultura mainstream dentro de la revolución?

Hoy los que están en la calle, los que están ahí, los que empezaron con esta revolución son los estudiantes, son los jóvenes. Yo ya tengo casi 40 años y me siento muy joven siendo muy sincero y me siento parte de eso.

Pero me encanta todo esto, la cultura del meme. Lo que se ve en la calle, la cosa imaginativa, hay tantas ideas, me fascina. Creo que [los jóvenes] son los que más salen y aplican lo que más se ve. Sin ello, creo tal vez ni siquiera [este movimiento] podría existir.

¿En qué materias debemos avanzar hoy de manera urgente?

Pienso que es indispensable el cambio de Constitución, que Chile tenga una nueva que no tenga nada que ver con la antigua hecha en dictadura, en cuatro paredes y sin preguntar a nadie. 

Ver esta publicación en Instagram

#NuevaConstitución #RENUNCIAPIÑERA ♻️✊🏽♻️

Una publicación compartida de Caiozzama (@caiozzama) el

Creo que hay que hacerlo todos juntos y cuando digo “nada que ver a la antigua” me refiero a hacerlo de manera democrática. Que todos participemos, desde el más millonario, al más pobre y bueno ya ahí saldrán las cosas y si salen algunas que quizá a mí no me agraden o que son parecidas a las de la constitución que tenemos ahora, bueno, mientras se haya hecho de manera legal, de manera democrática, habrá que bancárselo. 

Sí o sí yo creo que ahora que ya anunciaron que viene la nueva Constitución, ahora hay que trabajar en la agenda corta. Primero hay que bajar a  un 50% el sueldo de los parlamentarios y ver el tema de la salud y ver el tema de las pensiones, ahora ya.

Yo no sé cómo el presidente que tenemos sigue dando discursos que no dicen nada de nada y lo único que hacen es dejar a la gente como “What! Qué dijo?”. En verdad el presidente que tenemos, no está a la altura de lo que está pasando.

Comenta o muere

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.