fbpx
El Infinito Música

Bring Me The Horizon: Adelante de la curva

2 diciembre, 2018

Bring Me The Horizon: Adelante de la curva

Muchas, por no decir todas las bandas de la movida post-hardcore y metalcore de mediados del 00 van desapareciendo. Casos aislados quedan, pero los grandes referentes van en retirada y el mercado ya no está con disposición a escuchar bandas de hombres gritando con quiebres cada treinta segundos. No obstante, Bring Me The Horizon se ha destacado por siempre encontrarse marcando tendencia.

Un par de años adelante del resto, no tanto como para ser incomprendidos, lo suficiente para atraer más público. Para los que escuchaban Count Your Blessings (2006) y luego dejaron de lado a los ingleses, es raro leerlo. Cada disco lleva un cambio musical más notorio, menos denso. La voz de Sykes podría ser uno de los factores atribuible a ello, sin embargo, la visión de la banda es notaria en sus trabajos.

En That’s The Spirit (2015), los sintetizadores suenan más fuertes. Los coros son mucho más grandes. Las canciones son sencillas de seguir, sin quiebres brutales; permitiendo que la masa de público en grandes festivales se pueda mover a su ritmo. Todavía queda algo de esos años en que vestían completamente de negro y tenían el pelo largo. Drown – New es un ejemplo excepcional del nuevo ritmo que lleva BMTH: Quiebres melódicos que pasan a coros sencillos donde la voz de Sykes destaca y llama al público a cantar.

Analizando la discografía de la banda, Count Your Blessings (2006) es realmente una anomalía. Progresivamente, cada disco es mucho más recatado con su sonido. Incluso ya en 2010, con el lanzamiento de la versión de lujo de Suicide Season, ya estaban trabajando con artistas de distintos géneros como Skrillex y Travis McCoy.

Es imposible pasar por alto que Bring Me The Horizon tiene increíbles singles. A diferencias de bandas como Asking Alexandria, Pierce the Veil o los más exitosos en la actualidad, A Day To Remember, los de Sheffield tienen para regodearse. It Never Ends es inmensa, tiene ese característico riff de metalcore unido a estrofas más hardcore punk. Chelsea Smile es una alegoría a la estética edgy que tenían en sus comienzos, pero mucho más accesible que Pray For Plagues. Mientras que Can You Feel My Heart y Shadow Moses siempre harán saltar al público.

Más?
Luca Guadagnino adaptaría a una película, el disco de Bob Dylan ‘Blood On The Tracks’

Es raro encontrar una banda con una visión creativa tan determinada, sobre todo que funcione al nivel que lo ha hecho Bring Me The Horizon. Mucho del prejuicio que arrastran se debe a ese primer disco, el cual, fue producido por Daniel Sprigg, el mismo de los discos  de Lostprophets del 2000 al 2002. Siempre se han rodeado con increíbles productores. No escatiman en el tiempo que toman para producir un disco. Son esquemáticos.

Dejando de lado toda la historia, Bring Me The Horizon es una banda que puede sonar casi en cualquier ocasión. Hacen ese tipos de canciones que dan ganas de preguntar quiénes son, buscar un poquito más. Son entretenidos. Sus últimos singles, Wonderful Life y Mantra lo corroboran: Tiene un sonido cargado al hardrock noventero, son radiales. A diferencia de The Devil Wears Prada, We Came as Romans y Blessthefall que siguen intentando reinventarse, los de Sheffield no lo hacen, solo evolucionan en un curso natural que han proyectado para su carrera.


Also published on Medium.

Comenta o muere

김치볶음밥