fbpx
Cine + Series El Infinito

Bong Joon-ho: Hablemos de la joya surcoreana

26 julio, 2019

Bong Joon-ho: Hablemos de la joya surcoreana

Por alguna razón que desconozco, tengo la sensación de que Bong Joon-ho suele pasar desapercibido. Es decir, es el ganador de la Palma de oro 2019 con Gisaengchung (Parasite), una de las películas con las mejores reseñas y recepción de los últimos años. Y aunque eso no es en el gran orden de las cosas, sinónimo de nada, su filmografía incluye una de las cintas que marcaron la industria en su país natal, Memories of Murder.

También ha trabajado con estrellas de Hollywood en Okja (Tilda Swinton, Steven Yeun, Jake Gyllenhaal) y Snowpiercer (Chris Evans, Ed Harris, John Hurt), es decir, no es ajeno a cintas con grandes presupuestos y actores de renombre. Pero con todo eso, no puedo dejar de pensar que su trabajo suele pasar desapercibido.

Y es que Joon-ho tampoco es extraño para el público occidental. A diferencia de Park Chan-wook y Kim Ki-duk, que gran parte de su carrera ha sido desarrollada en Asia con pocos títulos de buen calado en el público occidental, Ho, tiene un filmografía increíblemente sólida.

Todas sus películas gozan de excelentes reseñas, incluso teniendo en cuenta su estilo particular para dirigir. Definir su estilo es extraño, ecléctico como el solo, podríamos decir que tiene la grandilocuencia de Spielberg, junto a la facilidad para la comedia incómoda de Kevin Smith con lo mejor del thriller surcoreano que Park Chan-wook.

Y con todo eso, mantiene una mirada única, usualmente asociada al estatus de problemas que suelen afectar a su Corea natal.

Los trabajos del surcoreano van desde el thriller policial en Memories of Murder, hasta el drama socioeconómico en su última producción, Parasite.

Si en The Host da con una mezcla perfecta de cine de acción con monstruos, drama y comedia familiar para hacerla redonda con un final sastisfactorio. En Snowpiercer da con una cinta de acción sci-fi en que el futuro de la humanidad está basado en el cambio climático y la lucha de clases.

Más?
El Juicio final llegó: Así es Terminator Dark Fate

Bong Joon-ho es atrevido, es refrescante y creativo. Sus películas pueden sonar mucho más ridículas que las de Nolan, menos estéticamente atractivas que Anderson y con menos sustancia filosófica para el pensamiento que el trabajo de Villeneuve, sin embargo, a mi juicio es uno de los directores con la filmografía más interesante y atractiva de la actualidad.

Los dos últimos ganadores de la Palma de oro en Cannes han sido directores asiáticos: Kore-eda en 2018 con Shoplifters y el presente año lo hizo Joon-ho con Parasite.

Mientras que Guillermo de Toro ganó el Oscar a mejor director y mejor película junto a The Shape of Water en 2018. La industria mainstream se está abriendo a reconocer el talento de directores de países fuera del círculo norteamericano y europeo; está recibiendo un influjo de excelentes películas. Quizás ya sea la hora de Ho.

O quizás no, porque da lo mismo. Seguirá haciendo buenas películas.

Comenta o muere

김치볶음밥