fbpx
Cine + Series El Infinito FEATURED

Avengers Endgame: Dioses y héroes, la narrativa de nuestro siglo

26 abril, 2019

author:

Avengers Endgame: Dioses y héroes, la narrativa de nuestro siglo

Avengers Endgame es el tesoro que los hermanos Russo, directores y escritores de Endgame, llevan desenterrando 5 de los 11 años de universo Marvel.

Es al mismo tiempo un clímax y un nuevo comienzo para las franquicias de MCU, y me propone un desafío aún mayor: Hacerle una review libre de spoilers “Esa cosa en manos de alguien que corrió para allá y hizo algo” .

Entenderán que es super pelúo, porque la premisa de base para la película es un spoiler en sí, y al comentar los primeros 5 minutos muchos de ustedes van a deducir gran parte de la trama. Por eso me voy a limitar a las emociones, el impacto y por sobre todo (me hace sentir como un anciano culiao decir esto) la nostalgia ya no es pura añoranza simplona: Avengers me hizo llorar.

Cine pop para todos

A un día del estreno, cuesta dimensionar el impacto que tiene Endgame sobre la matriz cultural que permea el cine hollywoodense del siglo XXI.

No me aburro de repetir como loro que en los años 90 y hasta principios de los 2000 el cine de superhéroes fuera de Batman no era rentable, el público era distinto y los productores en su mayoría habían nacido en los años 30 y aún no comprenden el potencial del cómic: Steel, Spawn, The Phantom, Dick Tracy, The Rocketeer y tantas más, son películas que simplemente no dan en el clavo con críticos y audiencias.

¿Sabían que David Hasselhoff fue Nick Fury en la película para televisión de Shield? Definitivamente era otra era.

Este zeitegeist eventualmente fue mutando. Nuestro gusto por productos pop fue cambiando de la mano del entretenimiento mundial y las corporaciones vieron en este terreno, campo fértil para capitalizar la mitología de hombres y dioses.

Y así pasamos gradualmente y sin darnos cuenta, de cosas como los Fantastic Four de Tim Story, a Batman The Dark Knight. Y el mundo ya no era igual.

Avengers Endgame es la zorra, y su estreno es equiparable al de Star Wars, o incluso El Retorno del Rey. Yo me tuve que sentar en el piso del cine para ver el final de la trilogía “El Señor de los Anillos”, la sala estaba repleta y en ese entonces no venían numerados los asientos, que época más loca.

De ahora en adelante para mi Avengers Endgame está en el mismo cofre de recuerdos preciosos donde va guardado el estreno de La Amenaza Fantasma.

Lo más jóvenes no se acuerdan, pero las precuelas de Star Wars dejaron la zorra y fueron una weá gigantesca en 1999, por muy mala que fuese, era rupturista y blockbuster a la vez.

Y ese es el mismo sentimiento que desprende el trabajo logrado por los Avengers en esta epopeya que lograron crear en su denominada, Saga del infinito.

El fin del principio

Si Thanos fue el protagonista en Infinity War, esta es la película de los Avengers. En las casi tres horas que dura, desarrolla personajes, trae set pieces increíbles, efectos especiales de punta, un cast que debe tener al 40% del star systems ginrog y auna lo mejor del concepto espectáculo para narrar una historia que podria haber sido mucho más contenida, pero que le impota una raja la mesura y abraza sin tapujos su naturaleza de main event y la lleva como un estandarte de lucha.

No hay verguenza en aquello. Es el triunfo de Jim Starlin, de Jack Kirby, Busiek, George Pérez, John Buscema y tantos otros que narraron historias fascinantes para niños y terminaron creando la épica de este siglo.

Han pasado cinco años desde que Thanos dejó la cagada. Todo el mundo en Endgame perdió a un ser querido, la tierra se encuentra viviendo una profunda patada en la uretra tras los eventos de Infinity War y los temas del duelo y el cambio están presentes por toda la película, en términos generales es un primer acto muy sombrío que se distancia bastante de otras películas de superhéroes, centrándose en los conflictos emocionales de sus protagonistas.

Más?
Victoria Valenzuela, autora de El Hambre de las Bestias: “Es muy difícil ejercer el derecho a ser libres en este caos irracional”

Y hablando de desarrollo de personajes, por primera vez en la historia hicieron interesante a Hawkeye, ya era hora de que abandonara su rol de pelele, el Capitán América también brilla, siento que en Infinity War lo dejaron de lado, pero este definitivamente es su momento.

Endgame me hizo amar a la Capitana Marvel más que la película de Capitana Marvel, finalmente la vemos hacer cosas poderosas que al mismo tiempo tienen un impacto en el mundo, y tiene super poco screen time, su aparición viene con cuentagotas, pero tiene efectos palpables en el plot.

Y luego llega el tercer acto, y esa weá es indescriptible. Son 11 años de películas que llevaron a este final masivo, una completa locura que te hace sentir vivo, que te devuelve la esperanza en el cine de superhéroes y en la que Avengers Endgame se postra ante los fanáticos y les da todo.

Nos entrega la esencia más pura del cine Blockbuster, la quintaesencia que durante dos décadas buscó Michael Bay como Ponce de León tras la fuente de la juventud y que nunca pudo hallar, esta todo aquí.

Avengers Endgame es el fanservice definitivo, está planteada desde su premisa más básica como un tour por el universo Marvel en que cada parada es un ¡WOOOW! de los fans, para los fans.

Subrayar lo obvio

Al final las casi 3 horas casi no se sienten, vemos a nuestros héroes de la de infanci, juventud, y por qué no, adultez, agarrarse con uñas y dientes a la poca esperanza que queda, y renacer después de tocar fondo como los personajes legendarios que son.

Endgame tiene un impacto emocional más profundo que Infinity War, con un ritmo quizás no tan aceitado en función de los muchísimos cabos sueltos que atar, y para bien o para mal los ataron todos.

Si vienes con el cinismo en las axilas a ver esta película, y haces la ya gastada pregunta: “Pero como film ¿funciona?¿Es arte?” te vas a ir decepcionado, puta es arte en lo que a mi concierne pero es imposible evaluar esta película por sí sola, no es “una” película, es la parte 22 de una saga.

Y como apéndice, acá los Russo logran elevar la factura en todo aspecto de lo que un blockbuster debe ser, incluso, funcionando por acumulación, como el leiv motiv musical de los personajes que si ayer no sonaba a nada, hoy suena definitivamente a Vengadores, al Capi, a Thor, a todos.

Si vienes después de ver dos o tres películas diciendo “ya, voy a cachar que wea” te vas a ir contento de la sala, satisfecho con una película brutal de acción y aventura. Pero, si eres un seguidor absoluto, un meteorito resplandeciente que lleva 11 años siguiendo de cerca a Marvel y todo lo relacionado a su universo, no importa si leíste los cómics, o si los leíte todos, no importa que solo te emocione porque te gusta Robert Downey Jr, o solo te sumaste al hype con el tiempo, esta película te está esperando.

Es el fin del juego, pero no el último que jugarás. Como en la vida. Como en los comics.

Comenta o muere