Connect with us

Subscribe

El Infinito

Aquella vez que huevearon Konami porque sus trabajadores eran «demasiado sucios»

Cochinos culiaos.

El libro Japansoft: An Oral History presenta interesantes anécdotas sobre los inicios de los videojuegos en Japón (como ese artículo que hicimos sobre la labor de rescate para el PC gaming japo de los 80 y 90). Sin embargo, hay una historia notable que hace alusión a un hábito en especial de los trabajadores de la empresa de juegos Konami.

Japansoft: An Oral History es un resumen reeditado de la serie de tres volúmenes del periodista británico John Szczepaniak, The Untold History of Japanese Game Developers. Una edición que agrega entrevistas nuevas y especialmente realizadas a figuras como Tomohiro Nishikado (Space Invaders ), Manami Matsumae (Rockman), Nasir Gebell (Final Fantasy, Rad Racer) y Harumi Fujita (Bionic Commando).

En el libro, de 332 páginas de extensión, resalta una historia de la compañía japonesa, donde Masaaki Kukino, quien a mediados de los 80 era diseñador y artista en ésta (produciría King of Fighters XII y XIII en 2009 y 2010 respectivamente), cuenta que en sus inicios la sede de Konami se ubicaba en un vecindario en el que sus trabajadores desentonaban un poco… harto.

Masaaki Kukino

Alrededor del edificio de Konami había muchas otras empresas, como compañías de ropa. Grandes empresas, como World y Tasaki. También había un fabricante de lencería para mujeres, etc., ¡Así que las personas que trabajaban en ellas estaban realmente a la moda! Los empleados de Konami eran … Bueno, tampoco se vestían del todo bien.

Entonces, ya sabes, ¡En ocaciones Konami recibió quejas de los trabajadores de las compañías vecinas! Eramos un «poco sucios» porque estábamos tan ocupados, que no tomamos tantos baños como deberíamos, tal vez.

Los trabajadores de la empresa japonesa, al parecer, poco podían -o querían- preocuparse por su higiene o buena impresión en público.

Podríamos suponer distintos factores, como lo fue la crisis japonesa desde finales de los ochenta, donde el país entró en una época de estancamiento. Según ABC Economía, «el crecimiento anual pasó de niveles cercanos al 10% en años anteriores a situarse por debajo del 1% en los primeros años de los noventa«. O, inclusive, la posible competencia entre las compañías de videojuegos.

Las oficinas de Konami en ese momento se encontraban en Port Island, una isla artificial construida entre 1966 y 1981 frente a la costa de Kobe, en la bahía de Osaka, y se veían más o menos así:

Así que dentro de un ambiente cuico esa discriminación no era algo extraño, aunque, sí, lo único cierto es que los weones no se bañaban y los miraban raro. Si quieren pegarle una revisada al libro, pueden encontrarlo acá a £30.00 (libras) o, en pesos chilenos, como a 30 lucas.

Vía: Kotaku

* La foto de portada no corresponde a ningún sucio trabajador de Konami, si no al mismísimo flojo de Yoshihiro Togashi.

#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.

Written By

Estudiante de Periodismo ☺. Amante del anime, comida, películas y más weas ♥. Juego PS4 como un zángano culiao a veces.

Lo último en Plan9

NERDS SIENDO NERDS: Hay gente que se enojó porque en el live action de Cowboy Bebop Faye Valentine no usará exactamente el mismo traje que en el animé

Animé

El Cochinote vs Ghibli: El día en que Harvey Weinstein intentó meter mano a la princesa Mononoke

Animé

Conchetumare: El 2021 vuelve Shaman King

Animé

Pobre, comunista y maricón: Tengo miedo Torero de Pedro Lemebel llega al cine y acá está su primer avance

Cine + Series

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.