fbpx
Cult + Mag El Infinito FEATURED Interviú Literatura + Cómic

Amancay Nahuelpán: El ilustrador chileno-mapuche que dibuja a Gotham, Batman y Nightwing

16 enero, 2019

author:

Amancay Nahuelpán: El ilustrador chileno-mapuche que dibuja a Gotham, Batman y Nightwing

No solo se define como una persona disciplinada, sino también como un ilustrador que vive en una constante dicotomía. Pues, ser mapuche-canadiense, no es algo que se escuche a menudo. Es ser de muchos lugares y no sentirse en ninguno a la vez.

Por eso no cuesta entender a Amancay Nahuelpán Bustamante (34), ilustrador y guionista, a veces colorista y rotulador, quien, nacido en Canadá, regresó el 92′ a Temuco, cuando su familia retorna a Chile del exilio. Cuesta no entender su mirada, diversa, heterogénea, abierta.

Amancay también vivió en España y Estados Unidos. Y para quién no ha salido de su zona de confort, como es mi caso, me hace creer ferreamente que para un artista con tal dualidad, el vivir en un constante movimiento parece haberle enseñado eso: trabajar sus obras con un aire fresco, propio, perseverante, ligado a sus orígenes, pero con una importante influencia cosmopolita.

Arriesgarse y trabajar con constancia le ha permitido transformar el hobby que tenía de cabro chico en su trabajo soñado: Hoy, Amancay no solo ha ilustrado historietas para el mercado norteamericano, sino que ha dibujado uno de sus ídolos de la niñez: Batman.

Amancay Nahuelpán es el único chileno-mapuche, que ha trabajado con uno de los más famosos e icónicos personajes de toda la historia del cómic mundial. Y eso no es lo más interesante de su historia.

Mercado pequeño, grandes ideas

Pues, quien comenzó su carrera en Chile con el cómic Hijos de P, en Caleuche Comics, pasó a trabajar en editoriales independientes como Black Mask Studios, en California, y hoy colabora de forma directa con DC Comics, relata su experiencia como dibujante de cómics chileno, su faceta internacional y su origen mapuche.

“[Clandestino] tiene mucho de la cultura chilena, desde el origen de la historia, hasta las vestimentas que en algunos casos tiene inspiración mapuche” relata Nahuelpán.

Hablemos de ilustración en Chile. Cuáles son las primeras diferencias entre este mercado incipiente, con uno full desarrollado como Canadá. ¿Qué nos hace falta?L

Sin duda la mayor diferencia es el público objetivo, el que consume los cómics y compra semana a semana sus números.

Lamentablemente desde ese punto no se puede comparar por un hecho muy simple, que es la población total. Obviamente, la cantidad de habitantes de los países no es comparable, entonces, los consumidores son considerablemente menos.

Asimismo, la cultura de consumir cómics semana a semana es algo ya establecido en la industria norteamericana, cosa que acá aún no es algo masivamente popular. No es que haga falta calidad ni talento, porque de eso he visto bastante por estos lados, sino gente que acostumbre más al hecho de pagar por un producto para el ocio que salga a la venta de forma mas regular.

Entonces, ¿Qué nos hace únicos?

Lo que hace la industria chilena única es el tipo de talento e historias que se pueden contar. Exportar la cultura propia a un público más masivo, como lo hacen autores europeos, por ejemplo, es algo que se debe potenciar aún más.

No sacas nada con hacer un cómic de superhéroes porque sí, si eso ya existe de forma masiva y exitosa en el mercado norteamericano, sino hacer algo que refleja la identidad del lugar, pero que pueda ser entendido y disfrutado por cualquier persona en cualquier parte del mundo.

Los personajes de Hijos de P reflejan estereotipos de la idiosincracia chilena-temucana, ejemplo de esto son “El Indio”, “El Cholo”, “La Rucia”, “El Gato”.

Entonces, con la inevitable comparación con Estados Unidos ¿Qué tan atrasados o avanzados estamosen el terreno de las historietas?

Está básicamente ligado a mi respuesta anterior, y un poco desde el punto de vista de la inversión. En eso se está al debe acá en Chile, y eso directamente porque no resulta algo completamente rentable ya que la demanda es menor.

Al haber menor demanda, menos gente quiere tomar el riesgo de invertir en la producción de cómics. Al final todo se traduce en eso, la falta de una demografía mayor de personas que compren cómics.

Hay editoriales que se han atrevido y han sacado muy buen material, ahora mismo se me vienen a la mente Unlimited, Planeta, Acción Comics y Ariete.

Esa es una muy buena señal, porque poco a poco se está recuperando el interés por parte de la gente de consumir más cómics, tanto extranjero como nacional.

Es bien sabido que antes de la dictadura la historieta en Chile tenia una vida muy saludable, y eso en estos últimos años se ha ido recuperando de a poco, con el empuje de varios creadores que muchas veces a pura garra han ido sacando buenas obras.

El chileno que dibuja a Gotham

En tu más reciente entrevista cuentas que pasaste por ciertos “ritos” para llegar a donde estás ¿Cuáles fueron esos ritos?

Los “ritos” por decirlo de alguna forma han sido las distintas etapas que he ido quemando para llegar aquí. Como todo siempre hay altos y bajos, y hacer cómic es algo que demanda mucha paciencia, constancia y perseverancia. Además de ser disciplinado.

Mi camino para llegar acá fue largo, empecé auto publicando mis propios fanzines, luego salió por ahí lo de Caleuche con Hijos de P, en el 2006, y después de un par de años volví a Canadá para perseguir ya de forma más seria una profesión en cómics.

Allí empecé de a poco, básicamente de cero con lo que ya había aprendido por mi cuenta antes. Iba a las convenciones en EEUU, y de a poco iba conociendo editores y escritores, esto entre el 2009 y 2012, y luego ya empecé a tener trabajos mas sólidos y de a poco afirmarme en la industria y dedicarme cien por ciento a esto.

Varios años mas tarde, después de haber dado una vuelta muy larga, comencé a hacer trabajos para DC Comics. Ahora, después de un par de años devuelta en Chile, estoy haciendo esto desde Temuco.

Nightwing #48 y #49 contaron con los dibujos de Amancay, en lo que fue una historia a cargo de Benjamin Percy. 

¿Cuáles han sido los mayores desafíos de trabajar en una gran editorial de historietas como DC Comic?

El mayor desafío sin duda es entrar y mantenerte ahí. No hay una receta de cómo hacerlo para entrar, todos los dibujantes hemos tenido caminos diferentes. La competencia es mas pesada y la exposición es mayor. La gente siente estos personajes como suyos, entonces si te equivocas la caída es mas fuerte, pero de la misma manera, si lo haces bien, eso también repercute de mayor forma. 

Batman Leap of Faith, parte del DC New Talent Showcase 2018 #1, es tu primer cómic profesional de el caballero de la noche, ¿Nos podrías contar más acerca de esta historieta?

El Talent Showcase nace como producto del Workshop del que me tocó ser parte a fines del 2017, junto a otros 5 dibujantes de distintas partes del mundo, en las oficinas de DC Comics en Burbank.

Así como también el escritor [Phillip Kennedy Johnson] formó parte del Workshop de escritores. Las editoras sabían de mi interés en Batman y Gotham City, así que a la hora de repartir los personajes para los equipos creativos tuvimos la suerte que nos encomendaron esta historia de Batman.

¿Qué tal fue la experiencia de dar vida a una historia original de tu superhéroe favorito?

Para mi fue un verdadero lujo trabajar este guión, y sin duda que dibujar a mi personaje favorito de la infancia fue desafiante y emocionante a la vez.

 ¿Es una oportunidad de seguir trabajando con Batman? 

Quien sabe. Ciertamente a mucha gente le gustó mi trabajo, pero como te decía antes, la competencia en estos niveles es tremenda y ahí cada uno tiene que esperar la oportunidad que le den para poder brillar.

Batman: Leap of Faith, es la historia que da apertura a la DC New Talent Shocase 2018 #1, lanzada el 12 de diciembre de 2018.

Haz trabajado además ilustrando a Wonder Woman, Nigthwing y Catwoman, ¿Cuales serán los próximos célebres personajes que ilustrarás de forma profesional?

A finales de enero sale una antología que se llama Mysteries of Love in Space, donde me tocó hacer una historia con un personaje nuevo de los Teen Titans, que se llama, Crush, que es la hija de Lobo. Y en estas semanas empiezo a trabajar en un guion para otra historia de estas cortas que he estado haciendo con los Titans.

Más?
The French Dispatch es lo nuevo de Wes Anderson

Hacer cómics no es algo fácil

Tus obras Young Terrorist y Calexit son dos historias que se destacan por su alto contenido político de ficción, no muy alejado de la realidad. ¿Cuáles son tus principales motivaciones al momento de armar una historia o un personaje?

Para mi siempre ha sido importante que un guion pueda ser relevante y que genere una reacción, y sin dudas con Blackmask hemos conseguido eso.

Con Young Terrorist y Calexit la gente habló mucho de ellos, y así también de Clandestino, mi obra de autor que escribí y dibujé para BlackMask el 2016. Por el trasfondo politico-cultural que tenía Clandestino, ligado a las dictaduras en Sudamerica, la gente lo comentó bastante. Y eso obviamente siempre es bueno.

Entonces, al final de todo, cuando trabajas en obras propias, buscas la forma de que genere interés en la gente, porque en la industria norteamericana compites con todos estos otros personajes que ya tienen el mercado dominado, y de alguna forma tienes que encontrar un nicho que se interese en lo tuyo. 

La historia de Calexit se centra en la orden del gobierno federal de los Estados Unidos de deportar a todos los inmigrantes. California se declara un Estado santuario, lo que desencadena una intervención militar del gobierno federal que sume al estado en el caos.

Colaboraste en el cómic Love is Love, que nace ante la masacre de la discoteca Pulse de Orlando en 2016 y que trabaja una potente narrativa en torno a la diversidad humana y la proliferación de armas -en especial en USA-, y el que fue además ganador del Eisner 2017 a la mejor antología ¿Te sentiste nervioso al saber que trabajarías en un proyecto con tal temática y origen?

La verdad es que no tuve tiempo para ponerme nervioso, el escritor con el que trabaje fue Mathew Rosenberg, y con él hemos sido amigos desde el 2013. Entonces un día me envió un correo diciéndome que le habían invitado a ser parte de la antología pero que teníamos que entregar la página para el día siguiente, y que si me interesaba colaborar con él. Así que en cuanto le respondí el correo ya estaba trabajando en los layouts para tener la página a tiempo.

¿Qué expectativas tenías al momento de colaborar en una historieta que tendría un equipo de más de trescientas personas?

Al momento de producir la página no había tiempo para pensar mucho en expectativas. Pero después de publicada la antología y cuando nos tocó firmar copias, por ejemplo en New York Comic Con, y ver lo feliz que estaba la gente, y que eso había sido porque habíamos aportado con un pequeño grano de arena a una causa super importante, fue algo muy gratificante.


Love is Love es una historieta de 144 páginas lanzada en diciembre de 2016 por IDW Publishing en colaboración con DC Entertainment, que trabaja como un homenaje a las víctimas del tiroteo en el club nocturno LGBTQ+ Pulse, de Orlando, donde 50 personas murieron y 53 resultaron heridas.

¿Qué tiene que tener un dibujante/guionista para poder crear cómics? ¿Existen elementos que se sobreponen a otros?

Lo principal es la disciplina. Es algo que he venido repitiendo ya varias veces en distintas charlas a las que he sido invitado. Pero no paro de repetirlo.

Hacer cómics no es algo fácil, primero para llegar a un punto donde puedas vivir de esto y luego mantenerte ahí. Y para eso ademas de disciplina se requiere de perseverancia y mucha dedicación. Son horas y horas de trabajo y a veces eso puede hasta chocar con tu propia vida personal. Pero son sacrificios que hay que estar preparados y dispuestos a afrontar.

No es que estudias una carrera y luego sales al campo laboral y encuentras un trabajo en eso. Gran parte aquí viene de formación propia, y así luego también corres por tu cuenta para encontrar ese trabajo o proyecto que pueda darte una estabilidad.

En Clandestino (2016), Amancay es creador, escritor, dibujante, colorista, y rotulador.

Amancay: canadiense-mapuche

Si bien en tu cómic Hijos de P tomas parte de la cultura chilena y temucana para dar pie a la historia y personajes, ¿A lo largo de tu carrera como ilustrador independiente no haz pensado en trabajar historietas ligadas a tus raíces mapuche? Como, por ejemplo, lo está haciendo Guido “KID” Salinas, con “Galvarino” y “Guardianes del Sur”.

Sí, algunas ideas han habido. Pero no creo que haría algo como lo que está haciendo “Kid“. Sino algo mas “aterrizado” no tanto super poderes ni nada de eso. Pero siempre hay ideas flotando. Con Clandestino hice un poco de eso. El cómic tiene mucho de la cultura chilena, desde el origen de la historia, hasta las vestimentas que en algunos casos tiene inspiración mapuche.

Amancay, respecto a tus orígenes ¿Qué significa para ti ser canadiense-mapuche?

Siempre ha sido como una dicotomía, esto de canadiense-mapuche, lo de ser de muchas partes y no sentirse de ninguna a la vez. Nací en Canada, mis padres son chilenos y crecí acá. Por parte de mi padre mis orígenes son mapuche, y por mi madre hay algo alemán. Ahí, entonces, al final rescatas un poco de todo.

¿Cómo es tu relación con tus raíces étnicas?

Mi padre, Nicolás Nahuelpan, siempre fue enfático en preocuparse de mantener la cultura viva. El formó parte de un grupo musical mapuche integrado en su mayor parte por él, mi abuelo, mi tío y mi hermana. La música que hacían la llamaban “Canto mapuche contemporáneo”, canciones escritas por mi abuelo e interpretadas por el grupo, donde hacían una mezcla de instrumentos típicos mapuche con otros mas contemporáneos, como guitarra, bajo, etc. Entonces es algo que siempre ha estado presente en la familia.

En su momento mi papá fue Director Regional de Cultura, acá en Temuco, y siempre buscó rescatar y mantener la cultura viva. Y dentro de la familia apoyado de los conocimientos de mi abuelo, y también mi hermana que estudió Pedagogía Intercultural, y que siempre ha buscado de forma mas constante seguir con el legado de los conocimientos que dejó mi padre.

¿Tienes alguna postura frente a la coyuntura nacional?  

¿Qué decir? Carabineros haciendo un verdadero espectáculo de como hacer el tonto y meter la pata una y otra vez. Ningún gobierno ha tenido la capacidad de poder dar muestras de solucionar los conflictos que han habido durante décadas. Desde La Moneda se estigmatiza a la región como si fuese un campo de guerra, y los politicos le echan mas leña al fuego para hacer esa llama mas grande.

La derecha culpa a la izquierda, la izquierda a la derecha, el chileno básico estigmatizando una cultura, y así, suma y sigue. Lamentablemente mientras Chile siga siendo un país subdesarrollado y siga teniendo a los payasos sub-normales que tiene como politicos soluciones no van a haber.

¿Qué nuevos desafíos o proyectos ya están agendados para este 2019?

Por ahora hay unos proyectos por ahí nuevos y pendientes que trabajar, nada que se pueda hacer público aun hasta que no sean anunciados. Pero siempre con las pilas puestas para empezar el año con todo, y esperar que sea tan productivo y más, de como lo fue el 2018. 


Also published on Medium.

Comenta o muere

Estudiante de Periodismo ☺. Amante del anime, comida, películas y más weas ♥. Juego PS4 como un zángano culiao a veces.