fbpx
Alta Fidelidad El Infinito Música

Alta fidelidad: The National – I am Easy to Find (2019), la melancolía de crecer

7 agosto, 2019

Alta fidelidad: The National – I am Easy to Find (2019), la melancolía de crecer

The National, después de 20 años de carrera están teniendo el reconocimiento que sus primeros discos merecían. Una paradoja pues, con I am Easy to Find la banda se desvió de su sonido característico.

Aunque las canciones en el disco más largo de la banda pertenecen a su espectro estético, los coros femeninos y los arreglos de orquesta le quitaron el resabio amargo a la voz y letras de Matt Berninger.

La banda trabajó en conjunto al director Mike Mills (Beginners, 20th Century Women) para realizar un cortometraje titulado al igual que el disco, con el rol protagónico de Alicia Vikander. Ambos comparten la música, pero las canciones no fueron hechas para el corto, ni viceversa. Además Mills participó como co-productor del disco, siendo la primera placa en que la banda deja entrar a un extraño en su creación.

A pesar de ser el disco más barroco de The National, I am Easy to Find pareciera carecer de sustancia. Las letras pasaron a ser un proceso colaborativo, dejándose entrever en el corte que le da título al disco: Una canción insulsa que con meros cuatro minutos y medio de duración pareciera que nunca va a terminar para darle el paso a más relleno.

Her Father in the Pool es una de las canciones de paso hechas por el Brooklyn Youth Chorus, bella en forma; innecesaria en el gran esquema del disco.

The National siempre ha sido una banda para un público determinado, incluso con el éxito que fue The System Only Dreams in Total Darkness de Sleep Well Beast (2017), en gran medida por aparecer en FIFA ’17, en su carrera nunca han apelado a llenar estadios como otras bandas indie.

Su música tampoco da para ello: Canciones melancólicas para escuchar en días de lluvia donde todo parece inútil y la tristeza ataca. El único gran atractivo que han tenido para aquellos que no gustan de ese aire pesimista es la sección rítmica de Bryan Devendorf, uno de los bateristas más interesantes de la actualidad.

Una de las pocas canciones donde las voces femeninas realmente suenan al unísono, como si pertenecieran al repertorio de The National es Where is Here Head: El coro es cantado por Eve Owens y Gail Ann Dorsey, junto a la participación de Aaron Dessner en el fondo, haciéndolo gigantesco mientras Devendorf le entrega estructura en batería. El contraste entra en el puente con la voz pesada de Berninger.

El otro punto alto de I am Easy to Find es Quiet Light. Un resabio de las sesiones de Sleep Well Beast que calza perfecto con la estética del disco. La letra refleja el espíritu melancólico basado en relaciones fallidas en que la banda ha basado su éxito en los círculos indie, pero las transiciones entre estrofa/coro y puentes están tan bien mezcladas. En el último coro, el trabajo de Bryce Dessner golpea justo en el punto, las secciones de cuerdas de la orquesta suenan como si se estuvieran cayendo al abismo, mientras Berninger y una voz femenina dan el cierre.

Más?
Hideaki Anno ahora trabaja en Shin Ultraman

Mientras que en Oblivions, el trabajo colaborativo en las letras por parte de Berninger y su esposa, Carin Besser se siente mucho tangible. Sobre todo porque la canción cuenta con Mina Tindle haciendo la contraparte de un matrimonio con problemas. Pero The National siempre ha sido más que mera tristeza emotiva, en Not in Kansas lograron dar con una narrativa completa, una que habla sobre llegar a la adultez.

No es que la banda recién esté llegando a esa edad, son realmente dad rock a esta altura, pero lograron entregarle un marco de referencia a toda una generación que recién está llegando a su colección de imágenes y sonidos, no solo a los fans que los han acompañado desde Sad Songs for Dirty Lovers (2003).

I am Easy to Find, no es solamente un ejercicio para darle una nueva dirección a la banda, integrar voces (femeninas) que no se encontraban directamente siendo parte de su discurso o solo darle a su fanaticada los temas que esperaban, como Rylan. Es un trabajo experimental disperso que buscar poner en palabras y sonidos la complejidad de los procesos humanos: Aceptar la adultez, el matrimonio, la depresión, la descendencia, la empatia.

Hasta Sleep Well Beast, The National se dedicaba a entregar una visión super particular sobre la melancolía. Era masculina. Lo que no quiere decir que alguien más podría empatizar con los lamentos de Berninger, pero sí la hacía muy particular. La rabia de Available ya no estaba presente, mas no había otras voces, literalmente. Era un discurso cerrado, hermético. Hasta que en I am Easy to Find, con problemas que pueden solucionar en sus próximos trabajos (Hairpin Turns es un error), se introduce un límite que se encarga de decir: Esto está bien. No te preocupes. Y yo también tengo mis reparos.

Comenta o muere

김치볶음밥