Alta Fidelidad El Infinito

Alta Fidelidad: Pinkerton (1996) de Weezer

24 septiembre, 2017

author:

Alta Fidelidad: Pinkerton (1996) de Weezer

Hace 21 años Weezer publicó Pinkerton (1996), obra musical con letras que evidencian una consigna personal, y que es un reflejo de quienes viven desilucionados, acomplejados del movimiento.

Rivers Cuomo lo escribió en su primera instancia en Harvard. Diez creaciones muy criticadas en su momento, pero que hoy son de culto.

“Kambara yoru no yuki” de Hiroshige

Pinkerton es una etapa y al mismo tiempo un estado mental. Siempre dudosos, temerosos de nuestros deseos, fanáticos del rencor y las historias de amor.

Crecer escuchando Why Bother? -incluso jugarla en el Guitar Hero 5-, aprenderse la letra de El Scorcho o estar cansado del sexo; cuánto le debemos a esta obra maestra.

Especial para los amantes de los enredos. Música melosa, terca y narcisista. Un álbum que debe escucharse de principio a fin.

¿Qué tan fuerte es oir las melodías con las que fuiste creciendo, solo para entender que ya dejamos de ser jóvenes? Sentarte un rato y pensar en lo extraño de la rutina.

Te puede interesar:   Jessica Jones estrena un primer avance

Los ingredientes son las distorsiones en las guitarras, los ritmos veloces y monótonos, las armonías vocales y un poco de cultura japonesa.

Deconstruir el pasado para juntar las piezas, asimilando la entropía del universo y la inseguridad. 34 minutos de cuestionamientos. No dar nada por sentado.

Pinkerton posee una complejidad narrativa que no podía ser valorada en su momento. Clásica historia. Estar fuera de tiempo es un arma de doble filo.

Con este tema, termina un discurso impresionsta que se valida en millones de personas a lo largo del mundo. La capacidad de Cuomo para analizar la socidedad desde su propia personalidad, es la culpable de que a pesar de sus altos y bajos, Weezer sea tan adorado.

Éste y el disco azul forman parte de un legado que logró la trascendencia. Torpe e ingenuo, pero siempre honesto. La mayoría de edad y la crisis constante.

Te puede interesar:   ARTATTACK!: Songoanda

Weezer – Pinkerton

Comenta o muere