Alta Fidelidad El Infinito Música

ALTA FIDELIDAD: Lost in Reverie de Peccatum (2004)

14 septiembre, 2016

ALTA FIDELIDAD: Lost in Reverie de Peccatum (2004)

Yo la verdad, no soy una persona muy nostálgica que digamos, es más, soy todo lo contrario, me encanta apreciar todo lo que nos ofrece la era actual.

Sin embargo, cuando escucho este disco me viene una sensación de melancolía tremenda, ya que fue en la época donde recién conocí a uno de mis géneros musicales favoritos: el Avant-Garde Metal.

Fue hace como seis años, no con una cinta de cassette o con un CD, sino que con videos de YouTube cuando este era muy distinto, con unos videos de un canal llamado S0unDOfCha0S con su serie “Introduction to Avant-Garde Metal“, de ahí conocí a una gran cantidad de bandas y fui buscando sus respectivos discos.

Cada nuevo que escuchaba era una sorpresa tras otra, entre ellos me llamó la atención una banda llamada Peccatum por las voces masculinas que tenía que me resultaban muy familiares y claro… era el mismísimo Ihsahn de la banda Emperor junto a su esposa Ihriel y su “cuñado” Lord PZ.

wuvxtu1371252293

En términos generales, Peccatum es una banda de Avant-Garde Metal que se centra en la elegancia y en lo macabro. Dentro de las etiquetas resulta imposible describirlo, salvo mencionar que toma elementos del Symphonic Metal junto al Dark Ambient y elementos meramente experimentales, todo con una atmósfera bastante dual entre lo bello y lo funesto junto a algunos toques de excentricidad y cierto grado de locura.

Al comenzar el disco, con “Desolate Ever After”, me di cuenta que su forma de hacer música era muy distinta a lo que sería el Black Metal Sinfónico de Emperor, sino que era algo indescriptible. Suave, pero no menos oscuro, todo con una atmósfera bastante noir.

Algo así como siniestro, pero con una belleza innegable, propia de la música clásica. Las voces de Ihriel… simplemente hermosas y elegantes, en contraposición al pesado y desquiciado Ihsahn, lo cual da una dualidad bien interesante.

Pero cuando comenzó a sonar “In the Bodiless Heart”… mi mente explotó, no me esperaba tal calma y belleza luego del track anterior.

Una canción un tanto catchy, con leves toques electrónicos pero que mantiene la elegancia en todo momento proveniente desde el comienzo del disco.

Luego irrumpen las guitarras eléctricas y comienza a cantar Ihsahn con un estilo que se me hacía bastante inusual para el, mucho mas tranquilo y melódico pero que es muestra de su versatilidad.

El Avant-Garde trata de sorpresas y esta fue una bastante agradable.

El brutal inicio de “Parasite My Heart” ya sonaba a algo un tanto mas familiar a lo que llevaba escuchando, junto a las características voces de Ihsahn, pero cuando todo abruptamente se volvió extremadamente tranquilo con una melancólica melodía en piano y una entristecida Ihriel quede… “WTF!?”, fue algo que no me esperaba para nada.

El dramatismo y la tragedia se sienten de forma intensa, tan intenso como el brutal comienzo que tiene al mas puro estilo Black Metal. Un cambio abrupto pero que me sorprendió para bien.

Te puede interesar:   Habrá una serie basada en La Profecía

Al parecer los cambios abruptos de atmósfera y la elegancia es un patrón común en el sonido de este disco, ya que desde el comienzo de “Veils of Blue”, todo cambia nuevamente.

Esta vez estamos frente a una suerte de Jazz Ácido con elementos un tanto insinuantes y sensuales, lo cual tiene toda una atmósfera de amor pero también de cotidianidad, tal vez por el sonido del teléfono que suena al comienzo.

Luego todo se vuelve un tanto mas pesado hasta lograr una interesante fusión de este estilo con el metal, donde Ihsahn en dueto con Ihriel muestran un genial despliegue melódico, incluso se puede ver una gran sinergia entre ambos como pareja.

Una hermosa canción de amor dark.

Y ahora… viene el que por lejos es mi track favorito del disco: “Black Star”. Aquí se puede apreciar que ambos  vocalistas tienen estilos bastante definidos, y aquí cada uno da lo mejor de sí.

Ihriel, mucho mas elegante, de principio a fin, con un coro tan simple pero tremendamente representativo y unas melancólicas guitarras que es lo que mas queda impregnado en tu memoria luego de este largo track de 8 minutos.

Ihsahn, simplemente genial, que en contraposición de Ihriel nos presenta algo mas complejo, pero bastante intenso y emocionante, que si bien se lleva el grueso del track, para nada aburre.

La fusión de ambas caras conforma lo que sería Peccatum, una montaña rusa de emociones y una gran experiencia catártica, sin duda, la representación perfecta de lo que sería la banda.

Luego de este emocionante viaje, nos encontramos con “Stillness”, un track bastante creepy, donde tenemos a ambos cantantes al unísono y con un carácter bastante intimidante.

Del punto de vista instrumental tenemos algo bastante enigmático, abstracto y trágico, donde destaca bastante el piano, además de la presencia de elementos electrónicos llegando a un sonido un tanto industrial, acompañado de algunos samples como el sonido de las moscas, lo cual remata para darle a todo una atmósfera bastante sucia y pútrida.

Conceptualmente hablando, es la canción mas inquietante y psicótica, digna de película de horror.

Finalmente tenemos “The Banks Of This River Is Night“, una canción tremendamente triste, hermosa y minimalista, compuesta solo por piano y algunos sintetizadores… y la voz de Ihriel, la cual brilla como nunca lo ha hecho y realmente transmite emociones muy fuertes, donde incluso suena con la voz quebrada.

Una canción impactante pero hermosa, tanto que llega a ser depresiva, pero que al mismo tiempo es el perfecto fin para el desconsolador pero hermoso ambiente de “Lost in Reverie”, como si se tratase de un Réquiem.

A veces me es inevitable sentir un nudo en la garganta mientras la escucho, mas al oír el sufrimiento (tal vez) real de Ihriel en esta canción.

Te puede interesar:   OTRA MÁS SHOHOKU: Studio Ghibli anuncia una nueva película

Y pues, así termina este emocionante disco, una experiencia que merece ser vivida aún si no eres fan de la música experimental y oscura. Una obra maestra del punto para mí y uno de los discos que marcó mi amor hacia el Avant-Garde, mas por su capacidad de sorprender y dejarte un tanto “WTF?!”, que es una de sus principales características.

Lastima que luego de este disco, sólo lanzaron un single llamado “The Moribund People” y se separaron para que cada uno se dedicara a proyectos personales. Sin embargo, esta siniestra historia de amor no termina allí y ambos forman “Mneumosyne Records”, su propia casa discográfica.

Si quedaron con ganas de más, les recomiendo que le echen un vistazo a los anteriores 2 discos “Strangling From Within” y “Amor Fati”, aunque son mucho mas cargados al Metal, al proyecto solista de Ihsahn del mismo nombre mas orientado al metal progresivo, en especial el disco “Eremita” y al proyecto solista de Ihriel llamado Star of Ash, con un estilo mas similar a Peccatum.

También a un proyecto de música folk donde estuvieron juntos una vez mas llamado Hardingrock, aunque solo tiene un disco, pero también es interesante. Pero es harina de otro costal.

Alta Fidelidad es tu nueva sección regalona de este sucucho.

Acá estarás frente a reseñas de discos fundamentales en nuestra propia vida. Nuestro exquisito gusto subjetivo te llevará por una inacabable lista de discos que creemos que debes escuchar una y otra vez, hasta volverte un ser humano perfecto.

Por supuesto, puedes enviarnos el tuyo. Lo publicaremos. Ya sea desde White Chalk de PJ Harvey hasta Cuentos de la Cripta 3 del Chombo lo importante es que sea de corazón. <3

Palabra de scout.

 

Periodista. Fundador de Plan9. Weón fome.
Leave a comment

Comenta o muere: